Atrás de la raya…

Punto de Vista

 

Por Jesús Michel Narváez

 

Utilizar frases populares o incluso académicas en cualquier momento y para cualquier tema, no ofrece resultados halagüeños.

Por el contrario, quienes conocen la aceptación, saben que están al aplicadas.

Por ejemplo, la virtual presidenta de México expresó, en respuesta a una publicación que no pintará ninguna raya que la aleje ni del presidente López y mucho menos del pueblo.

“Con el pueblo, todo, sin el pueblo nada”, es un estribillo gastado durante el presente régimen y que se toma de quien viene.

Hablar, sin embargo, de la pintada de raya es desconocer su contexto.

Según la lectura popular, la frase corresponde a los merolicos.

Sí, los que, en plena banqueta o calles sin tránsito, hacían sus “magias” que lo mismo se representaba en el tragalumbre que en el mañoso de las de “en dónde quedó la bolita”.

La gente que circulaba a pie, se detenía para observar el “espectáculo callejero”.

Y por momentos pretendía acercarse al “artistas” y éste respondía:

“Atrás de la raya, que estoy trabajando”.

No se trata de señalar: la raya nos divide, sino es la petición del espacio para laborar.

Sin embargo, la doctora futura gobernante del país, entendió que pintar la raya es cambiar el rumbo y, de eso, ni hablar.

Ya sabemos los mexicanos que su meta es construir el segundo piso de la cuatroté y nadie lo impedirá.

Salvo, claro está, que en el Senado de la República los congresistas de Morena y aliados, PVEM y PT, no logren convencer a los tres senadores de oposición para que se integre la mayoría calificada.

Pero ese esa es harina de otro costal.

De llamar la atención, por supuesto, que para conmemorar el sexto año del “histórico triunfo” del huésped temporal de Palacio Nacional, en un festejo realizado en el “centro cultural” Los Pinos, antes la residencia oficial del presidente de México, aparecieran las ocurrencias.

No se le puede llamar de otra manera la propuesta de ponerle nombre al Día.

Así como el Día de la Bandera, el Día de la Independencia, el Día del Ejército, el Día de la María y muchos otros días que suman semanas y meses, la doctora anunció que enviará una iniciativa para que todos los primeros de julio se celebre el Día de la Revolución de las Conciencias…El Día del Triunfo del Pueblo… El Día de la Verdera Democracia.

Eso sí es pasarse de la raya… con el pueblo.

¿De verdad supone que con tener su “Día” el señor López será recordado como Juárez, Madero, Zapata o Pancho Villa?

¡Vamos!

No pretendo faltarle el respeto a la futura presidenta, pero me parece que antes de impulsar la nomenclatura en el calendario, podría enviar iniciativas que frenen la corrupción gubernamental y la sancione con sentencias que duelan no solo al bolsillo; o una en la que se prohíba el uso faccioso de la autoridad que procura la justicia. Y una más, que no falten los fármacos para los niños con cáncer o el Sector Salud funcione mediamente bien.

Por si son pocas, que impida los robos en Pemex y ordene investigaciones que aclaren dónde están los miles de millones de pesos que no se registran en los estados financieros. Y hay muchos otros temas que podrían generar aplausos.

Pero declarar un Día en honor de quien ha divido al país, ha ahuyentado la inversión privada, ha centralizado el poder, ha equivocado la política en contra de los criminales y en su sexenio habrá 200 mil víctimas tipificadas como homicidios dolosos y más de 50 mil desaparecidos o personas “no encontradas”, eso sí es pasarse de la raya.

E-mail: jesusmichelmp@hotmail.com, Facebook Jesus Michel, X @misionpolitica y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por Radio Cañón en el 760 de amplitud modulada

 

Acerca de misionpo 39318 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.