Trabajo de la central nuclear de Zaporozhie interrumpido por un ataque ucraniano

El trabajo de las instalaciones de la infraestructura fue interrumpido tras un ataque ucraniano contra la subestación Ráduga de la planta nuclear de Zaporozhie, cometido el 21 de junio, comunicó el servicio de prensa de la central.
“Como resultado del ataque de las Fuerzas Armadas de Ucrania a la subestación Ráduga de la planta nuclear de Zaporozhie, fue interrumpido el trabajo de las instalaciones de la infraestructura”, publicó el servicio de prensa en su canal de Telegram.
En particular, los daños a la subestación interrumpieron el funcionamiento normal del taller de transporte, la imprenta y la gestión de equipos productivos y tecnológicos, que se quedaron sin electricidad.

“Al mismo tiempo, se están aplicando plenamente las medidas de seguridad nuclear”, aseguró.
La planta advirtió que ataques repetidos a la infraestructura clave de la ciudad de Energodar representan una amenaza para el soporte vital de la localidad.
“La ciudad está habitada por empleados de la central que garantizan el funcionamiento seguro de la estación. Esos actos terroristas de las Fuerzas Armadas de Ucrania pueden afectar la seguridad nuclear de la planta”, recalcó.

El 21 de junio, las autoridades de Energodar informaron que las tropas ucranianas atacaron con drones la subestación Ráduga, dañando el transformador. Como resultado del atentado a la única instalación que proporciona energía eléctrica a la localidad, después que la subestación Luch fuera destruida el pasado 19 de junio, la mayor parte de Energodar se quedó sin luz y agua.
La central nuclear de Zaporozhie, la mayor de Europa, se encuentra cerca de la ciudad de Energodar, en una zona que permanece bajo control de militares rusos desde marzo de 2022. La planta, conocida como ZNPP por sus siglas en inglés, cuenta con seis reactores de agua presurizada del modelo VVER-1000 y tiene una capacidad total de 6.000 megavatios.
En octubre de 2022, tras la incorporación de la región de Zaporozhie a Rusia, la central pasó a ser propiedad de este país.
Hasta la fecha, la cúpula del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), pese a los informes, se niega a señalar a los autores de los constantes ataques a la mencionada instalación, lo que alienta estos actos peligrosos, denuncian desde Moscú. Sputnik

Acerca de misionpo 39318 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.