Cerca de 7 mil grandes contribuyentes no presentaron dictámenes fiscales

Alrededor de 7 mil grandes contribuyentes, como se conoce a las empresas que facturan más de mil 650 millones de pesos al año, no pudieron presentar los dictámenes fiscales a sus estados financieros, un requisito cuya omisión o entrega extemporánea puede devenir en multas y una mayor fiscalización, explicaron integrantes del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

Laura Grajeda, presidenta de la asociación gremial, acusó que gran parte del problema se debió a intermitencias y fallas para cargar información en el aplicativo que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) dispuso para este objeto. Los problemas se documentaron la tarde del 15 de mayo, último día que tenían estas grandes empresas para presentar los informes.

Las intermitencias en el aplicativo se hicieron evidentes luego de que integrantes del IMCP intentaran cabildear con las autoridades fiscales una prórroga a la obligación. En la reunión estuvo presente Antonio Martínez Dagnino, jefe del SAT, pero se rechazó la propuesta de los contadores, por considerar que se tuvo suficiente para presentar los dictámenes.

El SAT asegura que el aplicativo estuvo listo desde marzo, Grajeda dijo que desde abril. Al margen de la brecha de casi un mes, no es por “dejar las cosas al último”, el nivel de información que se debe procesar en un dictamen fiscal, hacía imposible cumplir en el plazo dado por el fisco, reiteraron durante conferencia de prensa los integrantes del IMCP.

Juan Antonio Rodríguez González, presidente del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León, detalló que entre 17 mil y 18 mil grandes contribuyentes debían presentar el dictamen fiscal de manera obligatoria. Sin embargo, debido a la situación registrada en el aplicativo del SAT, 40 por ciento no pudo hacerlo.

Los problemas que se registraron en la plataforma fueron desde que la plataforma reportaba que el token (recurso que sirve como identificador en el intercambio de datos sensibles) del contribuyente no era válido, no se reconocían las firmas electrónicas, entre otras fallas. Todo esto entre las 4 de la tarde del 15 de mayo y las 5 de la mañana del 16 de mayo, reiteraron los contadores públicos.

La mañana del 16 de mayo se pudieron subir varios dictámenes, pero ya con la leyenda “extemporáneo”, lo que implica que esos documentos no tienen validez legal ni fiscal y pueden derivar en multas de 15 mil a 154 mil pesos por cada dictamen con ese estatus, explicó Juan Manuel Puebla Domínguez, presidente del Colegio de Contadores Públicos de México.

Algunas empresas presentan más de un dictamen, por lo que las multas se pueden multiplicar, además de otras consecuencias, como la suspensión o incluso cancelación del sello digital, sin el cual deben parar operaciones. También las inconsistencias en los dictámenes pueden tener consecuencias penales para los contadores que auditan esos estados financieros, detallaron los integrantes del IMCP.

Domingo Ruiz López, presidente de la comisión fiscal de Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), explicó que la omisión en estos dictámenes puede derivar en una mayor fiscalización sobre las empresas, “lo cual no es saludable para nadie”, así que se busca el entendimiento con las autoridades del SAT para evitar que el tema derive en litigios “a la patadas no”.

Acerca de misionpo 39411 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.