El TEPJF debe garantizar el voto libre y proteger plenamente la libertad de decidir de todas las personas, incluidas las menos favorecida

Si en México buscamos acercarnos a una democracia con igualdad de voto y participación efectiva, la manipulación de los programas sociales es una barrera inmensa que lo impide: magistrado presidente del TEPJF, Reyes Rodríguez Mondragón

Al inaugurar el Seminario de metodologías para la observación en justicia electoral, organizado por la Academia Interamericana de Derechos Humanos (AIDH) y la Red de Observación en Justicia Electoral (ROJE), el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Reyes Rodríguez Mondragón, afirmó que los programas sociales no son moneda de cambio, sino derechos para alcanzar la igualdad sustantiva y una democracia de calidad. La democracia no está a la venta, expresó.

 En el marco del evento, en el que participaron magistraturas y consejerías electorales locales, representantes de organizaciones ciudadanas y académicas, el magistrado presidente del TEPJF subrayó que desde la justicia electoral sabemos que las cortes defienden derechos, pero no pueden erradicar las prácticas que buscan limitarlos. Por ello, invitó a la ciudadanía a sumarse a este esfuerzo, a denunciar estas faltas y a colaborar con el Tribunal para condenarlas.
 En las instalaciones de la AIDH, el magistrado presidente Reyes Rodríguez aseguró que, si en México buscamos acercarnos a una democracia con igualdad de voto y participación efectiva, la manipulación de los programas sociales es una barrera inmensa que lo impide. Subrayó que el uso de esas prácticas a cambio de votos limita la autonomía y la libertad de los votantes, quienes son coaccionados a partir de lo que debería ser un derecho incondicional y que además ya es un derecho constitucional.
 Destacó que el Tribunal Electoral es sensible a esta preocupación, por lo que, a través de la ROJE ha emprendido distintos espacios de diálogo con la sociedad e institucional para dejar en claro que el TEPJF debe garantizar el voto libre, así como proteger plenamente la libertad de decidir de todas las personas, incluidas las menos favorecidas. Hemos desarrollado una amplia línea jurisprudencial que ha permitido establecer las condiciones de una democracia más incluyente y participativa, indicó.
 Por su parte, la directora general de la AIDH y moderadora del seminario, Irene Spigno, reconoció la importancia fundamental de contar con un sistema democrático sólido, con procesos electorales justos, equitativos e íntegros. Sólo a través del diálogo constructivo y la colaboración es como se pueden encontrar soluciones que promuevan la integridad y la transparencia en los comicios, puntualizó.
 Agregó que Coahuila, como muchos otros estados, se encuentra inmersa en un constante desarrollo y en la búsqueda de mecanismos que garanticen una participación ciudadana más efectiva y transparente, a través de la justicia electoral, al tiempo que resaltó que este seminario abonará en la construcción de una sociedad más participativa, más justa y transparente.
En su participación, el consejero presidente del Instituto Electoral de Coahuila, Rodrigo Germán Paredes Lozano, señaló que el uso faccioso político de los programas sociales es un fenómeno que se sabe que existe, por lo que es importante definir la invisibilidad de los efectos que tienen estos en la voluntad y emisión del voto del electorado.
Apuntó que es difícil medir los programas sociales, así como identificar y determinar el efecto que tienen en la voluntad del voto de la ciudadanía, por lo que celebró la realización de este evento, pues manifestó que es propicio para analizar desde la academia esta posibilidad de análisis, reflexión y crítica sobre el uso de los programas sociales.
Al hacer uso de la palabra, el magistrado presidente de Tribunal Electoral del Estado de Coahuila de Zaragoza, Sergio Díaz Rendón, indicó que la realización de estos espacios académicos permite señalar la necesidad de erradicar las malas prácticas de los programas sociales.
Tras considerar que el estudio de estos programas tiene que ver con la función social que debe de cumplir el Estado, detalló que estos instrumentos tienen una incidencia en las sociedades democráticas a nivel global, pero sobre todo en los países en vías de desarrollo o aquellos que no tienen todavía democracias plenamente consolidadas.
Durante los trabajos de este seminario, se realizaron dos mesas de trabajo: “Panorama del uso de los programas sociales en los procesos electorales”, moderada por la coordinadora general de la oficina de la Presidencia del TEPJF, Irma Méndez de Hoyos, en la que participaron la magistrada presidenta de la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral, Claudia Valle Aguilasocho, así como el director general de Asuntos Jurídicos del TEPJF, Paulo Abraham Ordaz Quintero, y “Programas sociales y proceso electoral en Coahuila”, moderada por la magistrada electoral del Tribunal Electoral de Coahuila, Karla Feliz Neira, en las que se analizaron los riesgos del uso de programas sociales con fines clientelares y la amenaza que significa para la integridad electoral.
Foto: archivo
Acerca de misionpo 39271 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.