Amos Gitai celebra su amor al cine al recibir la medalla Cineteca Nacional

El cineasta israelí Amos Gitai, considerado uno de los mejores directores de su país (gracias a los reconocimientos internacionales que ha recibido, que incluyen un premio UNESCO y nominaciones al León de Oro del Festival de Cine de Venecia), aplaude el trabajo que hacen las cinetecas para preservar y difundir el séptimo arte.

En su opinión, aunque el streaming cobró mucha fuerza a partir de la pandemia, estos recintos prevalecerán y se volverán más importantes, pues hoy en día existen opciones para todas las necesidades y gustos.

“La combinación de diversas plataformas ha hecho que sea más fácil para la gente ver películas, las parejas no necesitan tener a una nana que les cuide a los niños para ir a ver una película, o los estudiantes pueden verlas desde sus casas”, señaló en entrevista.

“Esto ha cambiado la experiencia del cine como algo colectivo. También la pandemia ha tenido mucho que ver en esto, pero ahora que esta manera de ver cine tradicional vuelve a surgir vamos a ver lo qué sucede”.

La carrera de Amos comenzó en el género del documental, para posteriormente incursionar en la ficción, abordando temas como la historia de Medio Oriente, el exilio, la política y la religión. A lo largo de sus casi 50 años de carrera, ha realizado más de 40 producciones, compitiendo en el Festival de Cannes y el Festival de Cine de Venecia.

Gracias a su trayectoria, el realizador fue laureado con la Medalla Cineteca Nacional, lugar que además alberga una retrospectiva de 25 de sus películas.

Al respecto, el cineasta subrayó que “es un trabajo muy fuerte el que ha hecho la Cineteca para poder a hacer esto, todas las felicitaciones para hacer esto posible. Subtitular 25 películas para que las pueda ver el público aquí es un trabajo muy grande, y les estoy muy agradecido por eso”.

A lo largo de sus casi cien años de vida, su madre escribió alrededor de mil cartas, las cuales además han sido traducidas a idiomas como inglés, italiano y francés. Así fue como llegó a ojos del cineasta brasileño Walter Salles (Diarios de motocicleta), quien le sugirió hacer una serie basada en estos textos.

“Ella era feminista, era una mujer no religiosa, y pasamos muy buenos momentos hablando, sobre todo de estas cartas y discutiendo al respecto, a veces teniendo desacuerdos y a veces no, pero siempre desacuerdos amistosos. Descubrí mucho, porque ella fue una gran inspiración” comentó el cineasta, quien ya trabaja en el guion de la serie.

 

Entre las vivencias que plasmó, relata cómo su carácter rebelde la llevó a conocer a figuras que marcaron el rumbo de la historia. «Ella nació en Tel Aviv, y a los 18 años sintió que era un lugar demasiado provinciano, esto fue en 1929», contó.

«Entonces ella y dos chicas más sacaron un boleto para ir a Viena y conocer a Sigmund Freud, y en 1932 viajó a Berlín, donde vio un discurso de Hitler en Alexanderplatz, y tuvo la buena idea de regresar a Israel en ese momento», agregó.

Además de este proyecto televisivo, que apenas se encuentra en el proceso de escritura del guion, ya está trabajando en una nueva película, de la cual prefirió no revelar detalles, pues desea esperar a que ya esté en marcha para hablar sobre él.

Acerca de misionpo 25998 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.