México, País Donde Campean el Femicidio y el Feminicidio; Mujeres y Niñas las Víctimas

Los Dados de Dios

 

NIDIA MARIN

Estamos peor que antes. Las siguen matando. 

Sí, más allá de que las mujeres mexicanas actualmente acaparan las posiciones gubernamentales, al cumplir con la sentencia lopezobraorista para ejercer un cargo oficial: 2% de capacidad y 98% de lealtad, las siguen matando, desgraciadamente.

Los femicidios y feminicidios (mujeres niñas, adolescentes y adultas) siguen al alza en la República Mexicana, además de que conforme al Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) a lo largo de la vida de las mujeres y niñas en México aproximadamente 50 millones y medio mayores de 15 años, han vivido algún tipo de violencia.

No es gratuito que constantemente se lleven a cabo protestas no solo en la capital del país, sino en toda la República por los asesinatos de niñas y mujeres en general.

Al respecto la UNICEF ha estimado, además, que el 62% de los niños y las niñas han sido maltratados en algún momento de sus vidas.

De ahí que resulten lógicas (por lo menos) la serie de marchas que llevan a cabo las mujeres para protestar por los femicidios y feminicidios en el país, ya que según se ha precisado, una de cada tres mujeres se ve afectada por algún tipo de violencia de género y cada 11 minutos una mujer o niña muere asesinada por un familiar. México no se salva, por el contrario, año con año incrementa esta problemática.

Aunque las cifras no son completamente confiables ofrecen una idea de lo que está sucediendo en esa materia en la República Mexicana en 2022. Enero, 81 casos; Febrero, 81; Marzo, 76; Abril, 85; Mayo, 87; Junio, 89; Julio, 59; Agosto, 71 y Septiembre, 78. Faltan las cifras de los cuatro meses con mayores alzas: Octubre, Noviembre y Diciembre.

 

En el mes en curso, como cada año, la Organización de las Naciones Unidas llevará a cabo el Día Internacional Para Eliminar la Violencia contra la Mujer; fecha que en esta ocasión marca el comienzo de la Campaña Únete. Son 16 días de actividades (del 25 de noviembre al 10 de diciembre). La conclusión es el Día Internacional de los Derechos Humanos.

¿Y qué significa ¡Únete!? Es activismo para Poner Fin a la Violencia Contra las Mujeres y las Niñas, cuyo objetivo es “…movilizar a los miembros de la sociedad para que se conviertan en activistas, se solidaricen con las defensoras de los derechos de las mujeres y apoyen a los movimientos feministas del planeta para evitar el retroceso de los derechos de las mujeres y conseguir un mundo libre de violencia de género”.

DESIGUALDAD

DISCRIMINACIÓN Y…

Como en general todos nos preguntamos el porqué de estos asesinatos, señalaremos el planteamiento oficial: 

“La “motivación por razones de género”, el término utilizado para sentar las bases de la definición estadística de los homicidios de mujeres y niñas por razones de género (femicidio/feminicidio), se refiere a las causas estructurales –como los roles de género estereotipados, la discriminación hacia las mujeres y las niñas, la desigualdad y las relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres en la sociedad– que caracterizan el contexto específico en el que se producen estos homicidios”. 

Resaltan los expertos: “El motivo subjetivo del autor (el asesino) para cometer el crimen –como un prejuicio específico contra las mujeres o el odio hacia ellas– puede estar presente en algunos casos junto con la “motivación por razones género”.

Explican también que “los homicidios por razones de género están motivados por factores estructurales, como la ideología del poder y el privilegio del hombre sobre la mujer, las normas sociales relativas a la masculinidad y la necesidad de imponer el control o el poder del hombre, hacer cumplir los roles de género, o prevenir, desalentar o castigar lo que se considera un comportamiento femenino inaceptable”.

Y es muy grave, además…

“Los homicidios de mujeres y niñas por razones de género (femicidio/feminicidio) también pueden tener lugar en el marco de relaciones en las que existe una relación de poder desigual entre el autor y la víctima, como en los casos en los que el autor ocupa una posición de autoridad o de cuidado sobre la víctima mujer (por ejemplo, cuando el autor es médico, enfermero, o profesor de la víctima, o cuando es agente de policía, funcionario público o clérigo con una relación directa con la víctima). 24. Por último, los homicidios de mujeres por razones de género también se encuentran en el contexto de otras relaciones entre el autor y la víctima, cuando no existía una relación previa, o en los casos en que el autor puede mantenerse como desconocido para las autoridades nacionales responsables”.

Todo ello queda claro en el Marco Estadístico Para Medir el Homicidio de Mujeres y Niñas por Razones de Género (también denominado “femicidio/feminicidio” preparado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer. Aprobado por la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas en su 53ª Sesión del 28 de febrero al 2 de marzo y 4 de marzo de 2022.

Dicho marco explica que los homicidios por razones de género están motivados por factores estructurales, como la ideología del poder y el privilegio del hombre sobre la mujer, las normas sociales relativas a la masculinidad y la necesidad de imponer el control o el poder del hombre, hacer cumplir los roles de género, o prevenir, desalentar o castigar lo que se considera un comportamiento femenino inaceptable.

LOS ROSTROS DE 

LA VIOLENCIA

Y, por cierto, queda claro que la violencia se manifiesta de forma física, sexual y psicológica e incluye:

*Violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, femicidio);

*Violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético);

*Trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual);

*Mutilación genital, y

*matrimonio infantil.

Como si no fuera suficiente…

“Los efectos psicológicos adversos de la violencia contra las mujeres y niñas, al igual que las consecuencias negativas para su salud sexual y reproductiva, afectan a las mujeres en toda etapa de sus vidas. Por ejemplo, las desventajas tempranas en materia de educación no solo constituyen el obstáculo principal para alcanzar la escolarización universal y hace cumplir el derecho a la educación de las niñas, luego también le restringe el acceso a la educación superior a la mujer y limita sus oportunidades de empleo.

Por todo ello…

“La violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar igualdad, desarrollo, paz, al igual que el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas. Lo que es más, la promesa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de no dejar que nadie se quede atrás, no podrá cumplirse sin primero poner fin a la violencia contra mujeres y niñas”.

Acerca de misionpo 25998 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.