Y Desde Ahora hay Simulacros Para las Presidenciales Estadounidenses… ¿Y el Muro?

Los Dados de Dios

 

NIDIA MARIN

Lo cierto es que Estados Unidos no estará pintado completamente de azul, pero tampoco de rojo. Ni demócratas, ni republicanos serán una gran mayoría en los estados de la Unión, ni en el Congreso o la Cámara. Sí, el elefante está cansado, pero el jumento también.

Sin embargo, resulta interesante para los mexicanos, y en general para los latinoamericanos, el hecho de que los muros del “Agente Naranja”, es decir de Donald Trump, inacabados, pero estorbosos, posiblemente no vuelvan a ser los monumentos a la barbarie en el siglo XXI.

El tipo que busca lograr una vez más la candidatura republicana a la presidencia, el personaje que en 2013 responsabilizó a los hispanos y los negros de ser los causantes de prácticamente todos los crímenes violentos en Estados Unidos, hoy ya tiene competidor en el partido al que pertenece y…. ¡es su amigo! 

Esto significa que no hay garantía de que ya no se siga construyendo el muro. 

Pero se trata de Ron DeSantis, gobernador de Florida, quien logró un amplio margen en las pasadas elecciones y con ello incrementó sus perspectivas para ser candidato presidencial republicano en 2024.

Sin embargo, hay un inconveniente… ¿la amistad del político DeSantis es tan grande como para no competir por “la grande” estadounidense? ¿Es tan importante para obedecer al “Agente Naranja”? se preguntarán. 

La respuesta es: pudiera ser, porque los hechos indican que en 2017 criticó constantemente la investigación de Robert Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016 e instó al Donald Trump a limitar o cerrar la investigación, asegura Wikidat.

Como fuere, por lo pronto levantó la mano tras su holgado triunfo en Florida, cuando apenas cumplió 44 años de edad (en septiembre pasado), y ya cuenta con una larga carrera política, puesto que fue congresista antes de llegar a la gubernatura, además de ser soldado (Seal) desplegado por varios años en Irak.

Este hombre es autor del libro “Sueño de Nuestros Padres Fundadores: Primeros Principios en la Era de Obama”, publicado en 2011.

Aseveran que en 2018, en enero, dio a conocer su candidatura para gobernador de Florida, es decir el sucesor de Rick Scott y con ese motivo Trump dijo que lo apoyaba.

También afirman que DeSantis hizo patente su apoyo a Donald Trump al publicar un anuncio sonde enseñaba a sus hijos a construir el muro. 

¡Ufff!

REQUISITOS PARA

UN ASPIRANTE

Los requisitos para ser candidato a la presidencia de Estados Unidos son: ser ciudadano por nacimiento; tener por lo menos 35 años de edad; haber vivido 14 años en Estados Unidos.

Dicen las normas que los candidatos deben registrarse con la Comisión de Elecciones Federales (FEC, siglas en inglés) una vez que hayan recibido contribuciones o expedido gasto por hasta $5,000 dólares de Estados Unidos. 

Además: “En el plazo de 15 días de haber alcanzado esta cantidad, los candidatos se deben registrar ante la Comisión de Elecciones Federales y autorizar un comité para recaudar y gastar los fondos en su nombre”.

DeSantis, pues, es un nuevo competidor dentro del Partido Republicano para ser el candidato a la Presidencia.

Y de ser así, también tendría que cumplir con los “caucus”, que no son otra cosa que asambleas privadas realizadas por los partidos políticos, las cuales se llevan a cabo a nivel del condado o distrito electoral. 

Dicen los que saben del asunto que, en la mayoría, los participantes se dividen en grupos dependiendo del candidato al que apoyan, mientras que los indecisos forman su propio grupo. 

Cada grupo da discursos apoyando a su candidato y trata de que el resto se les una. Al final, el número de votantes en cada grupo determina cuántos delegados ganó cada candidato.

Por cierto, las elecciones primarias estatales están a cargo de los gobiernos de los estados y de los locales, pero el voto es secreto.

Hay que hacer constar que los demócratas no están mancos. En las recientes elecciones dieron una gran lucha en los frentes de competencia, tanto en las gubernaturas, como en la Cámara de Representantes y en el Senado, no obstante que tras la pandemia de Covid-19 la crisis en diversos sectores es evidente.

Hasta ahora se desconoce quién de los demócratas (además de Joe Biden si busca la reelección) se podría lanzar como candidato a la Presidencia de los Estados Unidos.

Los resultados electorales de este noviembre señalarán, en principio, las posibilidades de los aspirantes demócratas y republicanos para competir el martes 5 de noviembre de 2024 por la presidencia de los Estados Unidos.

Hoy, mientras se escribe esta información se están contando las boletas electorales emitidas de distinta forma, dependiendo de la zona en la que se votó y la manera en que se hizo.

Aseguran los que saben del tema que la mayoría de las boletas de papel marcadas a mano y los votos emitidos con dispositivos de marcado de boletas son contados a través de escaneo óptico.

Además, según el Estado, los votos emitidos a través del voto anticipado o en ausencia pudieron ser contados o no antes del pasado 8 de noviembre.

Faltan dos años para la próxima elección en el vecino del norte, que se llevará a cabo cuatro meses después que la de México.

Acerca de misionpo 25998 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.