La Crisis de los Venezolanos en la Frontera: una más en la Historia de la Migración

Los Dados de Dios

NIDIA MARIN

No es gratuito que México haya sido considerado internacionalmente como el integrante número uno de los países que cuentan con la más elevada tasa de pobreza en América Latina. El 46.2 por ciento que ostentaba hace seis años hoy, para desgracia de nuestros pobladores, se ha incrementado.

El peor segundo país en la materia era Argentina con 28.7 por ciento y hoy ha descendido. Enseguida estaba Colombia, con 28.2 por ciento y no ha mejorado. Y en cuarto sitio Venezuela con 27.3 por ciento.

De ahí que la crisis en los países de América del Sur, hoy se sigue trasladando a la América del Norte (donde se ubica México) que está viviendo por centésima ocasión una grave situación en materia de migración, con miles y miles de latinoamericanos (aderezada con otros tantos de diversas naciones caribeñas, asiáticas y africanas) que pretenden llegar a Estados Unidos, país que tiene semicerradas sus fronteras, por lo menos para este tipo de migrantes. Hoy son los venezolanos. Y México debe cargar con ellos.

El asunto es, en estos momentos, por ejemplo, que el vecino del norte no está dispuesto a introducir a su casa al enemigo, porque entre los cientos de migrantes, consideran, hay infiltrados del gobierno venezolano.

Asegura la Organización Internacional para las Migraciones que, a octubre del año en curso, “…hay más de 7,1 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en todo el mundo”, según las estadísticas oficiales reportadas por los países de acogida.

También afirma que más del 80% de los migrantes son acogidos en 17 países de América Latina y el Caribe (entre los cuales está México).

Y debido a esa crisis, en nuestro país se producen otras. Sí, porque México soporta, además, situaciones propias de la nación: migración de mexicanos, la de los países latinoamericanos que cruzan por la República, las bandas delincuenciales ligadas a la migración y demás.

Sí, nuestro país es una de las naciones que recibe los mayores efectos del incremento de la migración internacional, calculada por números oficiales internacionales, en 281 millones de personas que vivían en un país distinto del natal. Hasta 2020 la cifra era superior en 128 millones a la de 1990 y triplica “con creces” a la de 1970.

Y claro, los migrantes de hoy que cruzan por México, sean venezolanos o de otra nación, hacen oídos sordos a las cifras del Índice global de crimen organizado 2021, que indican que el Continente Americano es el tercero con mayores niveles de criminalidad. Simplemente se juegan la vida dentro de sus países o… en otros.

EL HAMBRE Y

LA NECESIDAD

Pero el hambre y la necesidad pueden más, sobre todo cuando se observa que los países con altos ingresos son, casi sin excepción, los principales lugares de procedencia de las remesas. 

Los expertos exponen que, por decenios, los Estados Unidos de América han ocupado sistemáticamente el primer lugar entre los países de origen de remesas, y en 2020 tuvieron una salida total de 68.000 millones de dólares de los Estados Unidos, seguidos de los Emiratos Árabes Unidos (43.200 millones de dólares de EU), Arabia Saudí (34.600 millones de dólares de EU), Suiza (27.960 millones de dólares de EU) y Alemania (22.000 millones de dólares de EU).

Dice la OIM que, en 2020, la India, China, México, Filipinas y Egipto fueron (en orden descendente) los cinco principales países de destino de las remesas, aunque la India y China se situaron muy por encima de los demás, con entradas superiores a 83.000 millones de dólares de los Estados Unidos y 59.000 millones de dólares también de EU, respectivamente.

De ahí que en el periodo enero-agosto de 2022, el Banco de México precisó que el valor acumulado de los ingresos por remesas resultó de 37,934 millones de dólares, cifra mayor a la de 32,941 millones de dólares observada en enero-agosto de 2021, lo que significó un incremento anual de 15.2%.

A su vez, las remesas enviadas por residentes en México al exterior mostraron un descenso anual de 4.9%, al ubicarse en 89 millones de dólares. Ya están diciendo adiós: ya no aguantan al actual gobierno y la crisis económica.

La situación sigue siendo seria en los países de origen, sea México, Venezuela y otros. 

Dice la OIM que en 2022 Europa y Asia acogían alrededor de 87 millones y 86 millones de migrantes internacionales, respectivamente, sumando el 61% de la población mundial total de migrantes internacionales.

Les seguían América del Norte, con casi 59 millones, equivalentes al 21% de la población mundial de migrantes, África, con el 9%, América Latina y el Caribe, con el 5%, y Oceanía, con el 3%.

Hoy, el asunto de los migrantes de otros países que cruzan por México está en una de sus grandes crisis. 

Sí, nuestro país es el más grande corredor migratorio del mundo. Lo denominan Corredor México-Estados Unidos. 

En segundo lugar, se encuentra la migración de la República Árabe Siria a Turquía y en tercero la India-Emiratos Árabes Unidos, la India-Estados Unidos, la India-Arabia Saudita. Y en tercero Bangladesh-India.

El cuarto es el de Centroamérica-Estados Unidos. Los países del Triángulo del Norte centroamericano expulsan ciudadanos. Son: Guatemala, Honduras y El Salvador.

Y una mayoría buscar cruzar la frontera con Estados Unidos por lo que, evidentemente, suman miles las familias completas que pretenden pasar país vecino. 

Datos de México indican en 2022 un incremento interanual de 71,9 % en niñas, niños y adolescentes interceptados, al pasar de 6.555 de enero a marzo de 2021 a 11.271 del año en curso.

Los principales orígenes de las personas migrantes presentadas o canalizadas ante las autoridades migratorias fueron de Guatemala y Honduras, cada uno con 23,9 % del total. Después, les siguieron Cuba (15,9 %), Nicaragua (9,8 %), El Salvador (7,8 %), Colombia (5,9 %) y el resto de otros países no especificados (12,7 %).

“Casi una tercera parte de las interceptaciones ocurrió en Chiapas, estado en la frontera con Guatemala, donde se atrapó a 24.294 personas migrantes, casi 96 % más que en el mismo periodo de 2021. Le siguen Baja California, en la frontera norte del país, con 8.668 personas interceptadas, y Veracruz, estado del Golfo de México que conecta a las entidades del sur con las del norte, con 6.658”, se informó.

Hoy, cuando faltan menos de dos meses para concluir el año, la crisis continúa, en este caso con los venezolanos expulsados de Estados Unidos y varados en la frontera con México.

Y no hay algo que indique que la crisis cesará.

 

   

 

Acerca de misionpo 25998 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.