Ignoran la Constitución

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Debo insistir en el tema: un país sin leyes no será nunca una nación democrática. El marco jurídico sobre el que han bailado y con tacones de aguja desde el Presidente de la República hasta los achichincles que cobran como dirigentes y militantes de Morena, ha resistido… hasta ahora. Sin embargo, a tanto pisotearlo terminará por ser destruido.

Los pasos agigantados y veloces para terminar con todo lo que tenga como sustento el DERECHO, parecen culminar con la sepultura de las reglas del juego. Anunciar públicamente que se hará la consulta patito para preguntarle a la gente si quiere al ejército, la marina y la guardia nacional -todas, así, con minúsculas- permanezca en las calles para ejercer la seguridad pública y que hoy martes el secretario de Gobernación, la corcholata política del régimen, dará a conocer el mecanismo en el que participarán los gobiernos y presidentes municipales sustituyendo al INE para que no salga cara, es decir, que los gobernantes utilizarán recursos públicos para cubrir los gastos que necesariamente originará el evento.

Como muñeco de titiritero, el dirigente de Morena, Mario Delgado, salió a respaldar la propuesta presidencial y a confirmar que Morena organizará la consulta. 

¿Cuál es la credibilidad que tienen las encuestas patito, no vinculantes legalmente y, sin embargo,  se atienden como si la validez estuviera sustentada? Recordar cómo se destruyó todo lo construido del que sería el mejor, éste sí, aeropuerto de América Latina. Cerca de un millón, afirmaron los organizadores, ciudadanos opinaron que se cancelara y la mitad que se continuara. 

El gobierno actúa “escuchando la voz del pueblo” al que sin duda le corresponde elegir la forma de gobierno que quiere tener en el país e ignora la Constitución, las leyes que de ella emanan, la separación de poderes y se cobija con la frase: el pueblo manda.

Si eso fuera cierto, escucharía los reclamos que, con razón, expresan millones de ciudadanos.

Antes de escuchar y ver, el presidente opta por la descalificación y cuando alguien con cierta representatividad política, como es el caso de Santiago Creel o, en el suyo, Arturo Zaldívar, se torna sacatón y comenta: safo.

Lo hace de dientes para afuera, porque en sus adentros, seguramente ya los linchó, quemó en leña verde y cuando se inician las investigaciones responde: fue el pueblo. 

Conforme avanza el lento marcar de las manecillas, los ciudadanos quisiéramos colocar baterías que aceleraran el tic-tac, mientras que el “noble” de Palacio se las quita porque, sabe y bien, que su proyecto no alcanzará la aprobación suficiente para que continúe en los próximos años.

Y en una de esas, si de consultas se trata, organizará una en la que estarán los gobernadores, los presidentes municipales, los miembros del gabinete, en la que solamente haya una pregunta: ¿Quieres que el presidente AMLO siga, sí o no?

Con todos los precedentes conocidos, el SÍ avasallará al NO y, entonces, convencido de que el pueblo lo necesita, se quedará para mantener viva “la esperanza”.

Repetirá la frase de Hugo Chávez como si fuera propia: yo ya no me pertenezco, le pertenezco al pueblo.

Y las hurras, bravo, excelencia, serenísimo gobernante, brotarán como las cucarachas de las alcantarillas: por miles sin que nadie se atreva a pisarlas y destriparlas.

Si se sale con la suya, organiza la consulta patito y la toma como el “referéndum”, los ciudadanos debemos mostrar la inconformidad. O votamos en contra o nos abstenemos. 

Nos está llevando al precipicio en el que no hay libertad siquiera de pensar. 

E-mail:jesusmichelmp@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: misionpolitica y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por RADIO CAÑÓN en el 760 de AM.

 

Acerca de misionpo 24701 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.