México Ganó Sin Convencer

Ganó. Sí, pero no convence. Faltan menos de dos meses para la Copa del Mundo y el pesimismo crece. Los aficionados debaten a qué delantero dejar fuera de Qatar 2022, sin embargo, el dilema es otro. Nadie crea. Nadie desequilibra. No importa quién esté enfrente, si es Henry Martín, Santiago Giménez, Rogelio Funes Mori o Raúl Jiménez, el Tricolor puede tener al mejor delantero del mundo, pero sin balones en el área, no va a pasar nada. El 1-0 con Perú no debe maquillar el mal juego en Pasadena. Los incas confirmaron las carencias tricolores. México no tiene pegada. Lo peor es que el tiempo está encima y no se ve la luz al final del túnel. 

El director técnico Gerardo Martino no debe dormir. Si el Tata vio el viernes el juego de Argentina y no asistió al entrenamiento mexicano debe saber qué el Tricolor no tiene cómo competirle a la Albiceleste en su segundo juego en el Mundial. México solo realizó un tiro a la portería contra la Bicolor. Pedro Gallese tuvo una noche placentera hasta antes del remate de Lozano.  

Los aztecas sufrieron para rematar a la portería Javier Hernández en ese mismo momento marcó su gol 16 en la MLS. El Chicharito está en buena forma, pero está descartado por el Tata. 

La selección mexicana inició bien, tuvo la posesión de balón, Luis Chávez y Roberto Alvarado se movieron, lo intentaron, sin embargo, nunca le pusieron balones a Henry. 

El jugador Hirving Lozano le puso empeño, pero demasiado rápido se apagó. Si el Chucky no se echa el equipo al hombro no se ve que alguien más lo haga. Tecatito Corona está lesionado.

El DT, Martino bufó, estuvo molesto. Nada de lo que intentó le resultó.

El delantero Santi Giménez entró de cambio, pero sufrió lo mismo que Henry. El delantero del Feyennord no tuvo ningún balón para rematar. 

La selección de Perú fue de menos a más, merodeó el gol, sin embargo, tampoco le remataron a Memo Ochoa. 

Lo peor es que el 0-0 estaba cocinado, pero en el último momento, México sacó de la nada un tiro de esquina, Carlos Zambrano cabeceó mal el balón, el esférico le llegó a Hirving y con un remate marcó. Ese tanto provocó el éxtasis de los 60 mil mexicanos en el Rose Bowl, en lo económico siempre se gana. 

La selección mexicana gana pero no convence.

Acerca de misionpo 24701 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.