97 Días y Adiós

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Una preocupación que agobia al presidente de la República, es que este fin de año Arturo Zaldívar Lelo de Larrea finaliza sus tareas como ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al haber rechazado, en lo personal y por la abierta violación a la Constitución y la Ley Orgánica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la “ampliación de mandato por dos años más”.

Faltan 95 días para escuchar las palabras de Terminator: Hasta la vista, baby.

Dirá adiós a la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y todavía seguirá cobrando como ministro hasta el 30 de noviembre de 2024.

La preocupación presidencial estriba en haber descalificado a los otros 10 ministros -incluidas las 3 mujeres y el varón que propuso y le “deben el cargo”, porque los otros 7, sumando al saliente, no comparten ser defenestrados.

La elección del ministro presidente de la Corte es un asunto que se efectúa sin injerencia de otros poderes y corresponde solamente a los propios ministros elegir a quien estará al frente del Poder Judicial de la Federación por cuatro años, de acuerdo con el artículo 112 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

Desde hace meses, después de fracasar la intentona de ampliar el mandato -lo que fue considerado un laboratorio para después aplicarlo en la Presidencia de la República-, se comenzaron a mover las piezas dentro del número de ministros -4 mujeres y 7 hombres- para buscar quién debe sustituir a Zaldívar.

Las opiniones están divididas. Para desgracia de Zaldívar, sus acciones y su llegada a la presidencia de la Corte aquel primero de enero de 2019, produjo heridas que no han sanado. No falta alguno de los actuales ministros y 4 que se fueron, que opinen sobre las traiciones cometidas para obtener el cargo, que le correspondió iniciar su ejercicio justamente 32 días después de haber tomado posesión Andrés Manuel López como Jefe del Ejecutivo Federal.

Alejados de la especulación o realidad para su nombramiento, que siempre levantó cejas por la cercanía que mantuvo con Julio Scherer, consejero jurídico de la Presidencia de la República, ahora la sustitución genera insomnio para quien quiere controlar el Poder Judicial de la Federación, iniciando por colocar a una, sí, mujer, incondicional mientras quienes no le deben el cargo ni a él ni a las actuales legislaturas, optan por elegir a uno de los que todavía son independientes.

De acuerdo con fuentes cercanas a la Corte, la lucha a 48 meses -tiempo que dura la presidencia de la Corte- está entres dos personajes. Alfredo Gutiérrez Ortiz-Mena y Yasmín Esquivel Mossa.

Las cartas del primero: iniciar como administrador general jurídico en el mandato de Vicente Fox culminar como jefe del SAT hasta el 2012, días antes de ser aprobado para brincar a la Suprema Corte, como propuesta de Felipe Calderón en el epílogo del mandato de Felipe Calderón.

Yasmín Esquivel Mossa, comenzó a ser servidora pública en la Subdelegación Jurídica y de Gobierno de la hoy alcaldía Coyoacán, en 1985. Fue funcionaria en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores. En el ámbito jurídico, fue magistrada de la Sala Superior del Tribunal de lo Contencioso Administrativo en 2009, instancia que presidió de 2012 a 2015.

¿Y qué hay del resto de las y los magistrados?

Si Zaldívar quisiera inclinar la balanza por alguna de las 3 -exceptuando a Norma Lucía Piña Hernández, quien parece no tener ambición alguna-, enfrentaría a sus pares varones que han sido agraviados desde la Presidencia de la República.

Tratándose de una elección que solamente corresponde al Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que está conformado por 7 ministros -una mujer- que no deben nada al Presidente de la República ni al Senado actual, y en la cual se requieren 6 votos para nombrar al ministro (a) de la SCJN, se antoja difícil que sean “doblados”. Desde Palacio Nacional o el Legislativo.

Faltan 97 días para que, al segundo día de 2023, las golondrinas se dediquen a Zaldívar y la bienvenida a ¿Gutiérrez Ortiz Mena o Esquivel Mossa?

Hay que morirse antes para no conocer si el Poder Judicial de la Federación mantiene y protege su autonomía o la pierde para darle gusto a la pobreza franciscana.

E-mail: jesusmichelmp@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: misionpolitica y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por RADIO CAÑÓN en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 24700 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.