Miércoles, Fecha de Incertidumbre Política

El ABC

*Osorio Chong Revivirá los Odios Guinda

*Incapaces de dar El Grito, Barbosa y Blanco

GERARDO LAVALLE

A.- Mañana miércoles 21, será el llamado Día D.

Sí, porque después de dos sesiones de discusiones sobre la ampliación del tiempo en que el Ejército, la Marina y la nada Guardia Nacional (Civil) permanezcan en las calles cumpliendo obligaciones que, constitucionalmente corresponden a policías civiles, en el Senado será votada la minuta de la Cámara de Diputados que aprobó la militarización de la seguridad pública.

El coordinador de los senadores de Movimiento Ciudadano (MC), Clemente Castañeda afirma que el conocido Bloque de Contención integrado por PAN-PRI-PRD y al que se incorporan MC y el Grupo Plural de 5 congresistas, está unido para no dar luz verde a la reforma constitucional, aunque la coalición Va Por México haya sido destruida.

Sumamente importante la decisión. No para los partidos de oposición, sino para la ciudadanía que teme y con razón, la desaparición total de las policías estatales y municipales lo que, en términos reales, representa el abandono de los gobiernos de las entidades federativas que dejarán de cumplir con la responsabilidad marcada por la Constitución de salvaguardar la vida y los bienes de sus gobernados.

Para el Ejecutivo federal será un golpe a la mandíbula que, coloquialmente hablando, lo dejará en la lona escuchando la cuenta de protección. 

De ser rechazada la minuta de la cámara de origen -diputados, en esta ocasión-, la reforma entrará a la congeladora hasta que inicie el siguiente periodo ordinario de sesiones en febrero del 2023.

De tal suerte, el quinto transitorio de la Ley de la Guardia Nacional prevalecerá y las funciones de los castrenses en las calles sin que se registre una invasión o la soberanía corra peligro por ataques de fuerzas extranjeras, finalizarán en marzo de 2024 y, como diría el clásico, en Palacio Nacional confirmarán que del plato a la boca se cae la sopa.

B.- Dos puntos más serán torales con cualquiera de las decisiones que tomen los senadores. 

1.- Si es rechazada, el destino político dentro del PRI de Alejandro Moreno Cárdenas y camarilla que lo acompaña en el Comité Directivo Nacional, quedará más que escrito.

2.- Caso contrario y que el trabajo de Ricardo Monreal como presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado rinda frutos, el triunfo no será del dirigente del PRI sino del presidente de la República.

En ambos casos, la estructura priísta quedará hecha añicos y, salvo cambio de opinión de Moreno, habrá desbandada hacia el PAN, MC y PRD de los priístas inconformes.

Aparece un adéndum: si ocurre la primera hipótesis desde Palacio Nacional a través de la nada autónoma Fiscalía General de la República, iniciará la cacería de la presa codiciada en estos momentos: Miguel Ángel Osorio Chong.

Para los morenos, cuya cabeza no es nada invisible, será el camino a seguir para doblegar a los otros 13 senadores tricolores y obligarlos, en el siguiente periodo ordinario, a avalar lo que se quiere para dar cumplimiento al capricho presidencial y fortalecer la presidencia de las fuerzas militares en todo el territorio nacional.

En el oropelesco monumento a la docilidad, sí, el de Reforma y París, se sabe y bien que el exsecretario de Gobernación ha sido y es blanco de la administración lopezobradorista y se apunta la prueba irrefutable: la aprehensión de Jesús Murillo Karam, segunda cabeza del conocido como Grupo Hidalgo.

El mes de la Patria tiene mucho que ofrecer en sus últimos 10 días.

C.- De vergüenza la forma, el desconocimiento, que tienen los gobernadores para dar El Grito.

Dos ejemplos bastan: Miguel Barbosa Huerta, con voz pastosa, mirada de cansancio, voz apagada, no solamente recordó a los héroes que nos dieron Patria sino a todos y cada uno de los participantes de la gesta independentista.

Válido recordar a los Serdán, a Zaragoza a cuando menos 10 nombres y apellidos, pero no en una ceremonia en donde se rinde pleitesía a los iniciadores, a los luchadores primigenios. Los otros tuvieron su lugar y nadie se los arrebatará. Están más allá de la historia oficial. Sus actos están reflejados y son conocidos.

A Barbosa solamente le faltó mencionar a Kamel Nacif y a su consentido góber Mario Marín y, por supuesto a José Luis Solá ampliamente conocido como Chelís.

El otro dato: Cuauhtémoc Blanco, cuyo palmarés fubtbolero no da para más allá de su figura tirando el arco y soltando la flecha y su cuauhtemiña, llegó a gobernar Morelos violando todas las leyes electorales. Instalado en el cargo, ya nadie de lo arrebató legalmente, está obligado a dar El Grito cada 15 de septiembre durante los años de su mandato.

Va en el cuarto y si bien dos los pronunció al aire, sin gente por causa de la pandem ia sanitaria, en su retorno al Palacio de Cortés mostró que de protocolo no sabe nada.

Tañó primero la campana -réplica de la de Dolores como hay una en cada entidad federativa-, después leyó las arengas,volvió a jalar el cordón para que el badajo y se hizo bolas para trmolar la bandera.

Cuatro años de gobierno y no sabe dar El Grito.

Gobernar no es jugar con losm íes. 

 

Acerca de misionpo 23060 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.