De los 19 Nombres que se Manejan no hay Quien Aglutine a los Mexicanos

*De Lágrima, la Lista Para Suceder a Andrés Manuel López en 2024

*Y los 7 Partidos con Registro Copian el Esquema Echeverrista de no “hay Tapados”

*La Consecuencia es que “La Caballada” Está Destapada y sin Freno

*Hay Fractura de Columna Vertebral Causada por el Priista Moreno Cárdenas

*Mientras, el “Llanero Solitario” Puede Sumarse al PAN o al PRD con sus Tres Cartas

*En Tanto los Suspirantes Levantan la Mano y Quieren que sus Nombres se Anoten

JESÚS MICHEL NARVÁEZ

Aquella frase dejó impávidos a los aspirantes a suceder a Luis Echeverría Álvarez en el gobierno federal.

Adelantando fechas porque el 10 de abril de 1975, el residente de Los Pinos había declarado “en México el ‘tapadismo’ ya no tenía razón de ser” y 24 horas después Leandro Rovirosa Wade, durante una gira por Sinaloa, “destapó” a los que podrían ser elegidos por el dedo político que, como en los tiempos romanos, alzaba el pulgar o lo colocaba hacia el suelo.

Dio los nombres: Hugo Cervantes del Río, Augusto Gómez Villanueva, Porfirio Muñoz Ledo, José López Portillo, Carlos Gálvez Betancourt y ¡Mario Moya Palencia!

De colado, Luis Enrique Bracamontes, se “auto destapó”.

Conocidos los perfiles de los suspirantes, surgió la frase: “la caballada está flaca, muy flaca”. Era el gobernador de Guerrero, Rubén Figueroa, cacique de Huitzuco y bravucón de siempre el que la pronunciaba frente a los periodistas que estaba presentes en un evento presidencial en Acapulco.

De los mencionados, solamente el michoacano, Gálvez Betancourt no era secretario de Estado.

¿De dónde y cómo surgió la frase?, nadie lo sabe a ciencia cierta, pero es de las que quedaron plasmadas en la historia de los “destapes”.

A 47 años de distancia, cobra relevancia. 

La afirmación aplica en la actualidad al revisar la lista de los suspirantes a suceder a Andrés Manuel López, en 2024.

Y no se trata de descalificar a nadie. El tema es que de entre los 19 nombres que se manejan -15 de los cuales son de las oposiciones- 3 mujeres y 16 varones, no se encuentra a quien aglutine a los ciudadanos para derrotar a cualquiera de las corcholatas presidenciales. 

Los 7 partidos con registro velan armas, copian el esquema echeverrista de no “hay tapados” -invento que se le atribuye a Adolfo Ruiz Cortines- y desbocan a la “caballada”.

De los 19 ¿cuáles serán los 5 que aparecerán en la boleta para elegir presidente de la República en 2024?

COALICIONES

Y ALIANZAS

Hasta ahora la única alianza sólida es la integrada por Morena, PVEM y PT. En veremos la denominada Va Por México con la fractura de columna vertebral ocasionada por el dirigente del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas y por la exigencia de exgobernadores del PAN para que haya “primarias” a fin de elegir al mejor posicionado y rescatar los valores del partido. Si la alianza queda solamente con el PRD, éste tiene a dos aspirantes que se encuentran más que famélicos.

El “llanero solitario”, Movimiento Ciudadano, puede ceder el espacio y sumarse al PAN y el PRD y proponer a sus tres cartas para ser tomadas en cuenta durante el juego más importante en la política de México y que no es otro que conquistar la Presidencia de la República.

A diferencia de los tiempos en los que PRI gobernó, la disciplina se impuso. El cambio de paradigma lo rompió Vicente Fox al rebasar a la dirigencia del PAN e imponerse como candidato para los comicios de 2000. Su actuar fue imitado por Felipe Calderón, a quien el presidente no quería a grado de despedirlo de la Secretaría de Energía. 

En Morena no hay discusión. Desde siempre se supo que Andrés Manuel, al formar su partido, sería el candidato eterno. Sin oposición dentro de su movimiento, encontró el apoyo de todos los grupos, expriistas, expanistas, experredistas se sumaron al proyecto y hoy comparten experiencias y poder.

Dante Delgado Rannuaro ha sido escéptico con la alianza Va Por México y se mantuvo como independiente en los comicios de 2021. Después de ser aliado cercano de Andrés Manuel rompió lanzas y se ha convertido, en el papel y en el discurso, en severo crítico de la forma de gobernar el país.

LOS SUSPIRANTES

LEVANTAN LA MANO

Como si se tratara de una asamblea sindical, lo mismo para aprobar la firma del contrato colectivo del trabajo que para elegir al dirigente gremial o seleccionar con qué central sindical se alían mediante votación a “mano alzada”, la moda en el gobierno de la cuatroté, los precandidatos imitan.

Siguiendo la línea, los suspirantes a competir en 2024, levantan la mano y quieren que sus nombres se anoten en la lista de sus partidos, aliados o no con otros, y que se evalúen capacidades, actos de gobiernos estatales o bien trabajos desarrollados en el Poder Legislativo a lo largo de sus carreras políticas.

Hay quienes terminan sus mandatos este año y otros en el siguiente y la mayoría siente tener el talento, la convicción y la condición de ser el elegido de entre los otros 15 que compiten con los 4 de Morena.

Con la copia del esquema morenista -impuesto por el presidente López-, en todos los partidos opositores elegirán a sus “gallos” o en su caso “gallinas” mediante encuestas internas.

Las mismas serán presentadas por sus dirigencias a la militancia y, con la aprobación de cada una de ellas, se presentarán a quienes, si para entonces prevalece, conformen la coalición y acuerden apoyar sin límite, a quien resulte el o la mejor posicionada.

La elección del candidato o candidata de oposición acabará con el dedo de la dirigencia que, hasta ahora, ha sido el gran elector de abanderados, aunque no cuenten con la fuerza ante la ciudadanía para ganar la competencia.

Bajo el escenario actual, se advierte difícil la recomposición de la coalición Va Por México y que se mantengan los 3 partidos unidos. La expulsión del PRI es inminente y el PRD tiene poco que aportar al PAN, por lo cual la probabilidad de que cada quien vaya por su lado, aumenta exponencialmente.

Como coalición, en 2021 los opositores que la conformaron obtuvieron más votos que Morena y sus aliados y con ello lograron arrancarle la mayoría legislativa con lo que impidieron, hasta antes de la semana pasada, reformas constitucionales.

Sin la unidad de los 3, el panorama no es halagüeño para nadie, excepto para el presidente López y Morena, que habrán consumado la división entre la oposición y, literalmente, enterrar al PRI y al PRD.

El PAN tiene con qué resistir, por lo menos en el Poder Legislativo y mantenerse como la segunda fuerza política en el Congreso de la Unión.

LOS QUE ESTÁN

APUNTADOS

De los 19 personajes que han levantado la mano para ser tomados en cuenta por sus partidos, en su caso, o por la coalición, no están todos los que aspiran. Hay quienes todavía se “guardan” en espera del resultado que emergerá después de la lucha interna.

Hasta ahora todo apunta que en Morena ganará la encuesta la Jefa de Gobierno; aunque el canciller, afirma que ha esperado 40 años y se ha preparado para suceder su jefe y amigo, quien lo desplazó en 2012 de la candidatura del PRD; el titular de la política interior, podría ser el as bajo la manga, aunque en las encuestas externas es el que menor puntaje obtiene. Y del coordinador de los senadores, desde hace meses se estima que no será considerado por la dirigencia de Morena por órdenes precisas del Jefe del movimiento.

Con todo y la feroz lucha interna que libran las 4 corcholatas presidenciales -el resto se ha decantado por un futuro menos problemático como ser gobernadores (as), mantenerse en la carrera diplomática o ingresar al Poder Legislativo-, todo indicaría que cualquiera de ellas llegará a Palacio Nacional. Ninguno es el mejor, pero en las oposiciones tampoco tienen alguien que supere la mediocridad.

En el PAN se tienen considerados 5 militantes. Uno que para el próximo año será exgobernador, otro que permanecerá en el cargo, el exjefe nacional del partido y dos legisladores.

Los 4 hombres y la mujer que se apuntaron en la lista, por sí solos tienen un muro por saltar. Y cada día es más elevado. Sin embargo, dependerá del o la candidata de Morena el surgimiento del panismo.

Por cuanto a lo que queda del PRI -que será menos todavía en 2024-, hay también cuatro que levantaron la mano y clamaron: ¡Aquí estoy!

Son 3 hombres, aunque uno está descartado, y una mujer. De ellos, sólo uno tiene proyecto de país. El exgobernador no puede presumir sus logros y el dirigente cayó de la gracia de los militantes y legisladores federales; la mujer, ya vio pasar sus mejores tiempos, aunque es una política de tiempo completo y con vasta experiencia en diversas actividades en el sector público. Fue la segunda mujer en gobernar una entidad en el país.

De Movimiento ciudadano se menciona a 4 hombres. Todos tienen posibilidad de ser candidatos no obstante el poco conocimiento que de ellos se tiene a nivel nacional. El más adelantado no por su carrera política sino por ser hijo de quien fue, quedó rezagado en el ánimo del dirigente nacional y tomó la decisión de “esperar al 2030” al igual que el polémico mandatario de Nuevo León. 

Qué decir del PRD cuya carencia de figuras es de todos conocida. Dos personajes son sus cartas. Para de 2. Un exgobernador acusado de desvíos multimillonarios y un exjefe de Gobierno de la Ciudad de México sin mayor ánimo de enfrentar una campaña presidencial.

DE LOS QUE SE 

HABLA AHORA

De Morena son de sobra conocidos los nombres.

Recordarlos no es ocioso.

Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Adán Augusto López y Ricardo Monreal. 

Acción Nacional se pertrecha con 5.

Mauricio Kuri (gobernador de Querétaro), Mauricio Vila (gobernador de Yucatán), Ricardo Anaya, Santiago Creel y Lilly Téllez

Sin mucho de dónde echar mano, en el PRI se apunta Alejandro Moreno -descartado-, Alejandro Murat, Beatriz Paredes y Enrique de la Madrid.

Por Movimiento Ciudadano el preferido del dirigente nacional, es Enrique Alfaro (gobernador de Jalisco) y le siguen Luis Donaldo Colosio (alcalde de Monterrey), Samuel García (gobernador de Nuevo León) y se apunta Dante Delgado. Para eso es el dueño de la franquicia.

Y finalmente el PRD presenta su par de 2: Silvano Aureoles y Miguel Ángel Mancera.

Son los 19 “interesados” por competir por parte de los partidos políticos en busca de la Presidencia de la República.

Hasta ahora, no se advierte ninguna figura de la llamada sociedad civil para hacer el intento de encabezar a alguno de los institutos con registro nacional.

Su trabajo se concertó a armar y establecer reglas para formar la alianza Va Por México, que hace agua y no hay salvavidas a la vista.

 

Acerca de misionpo 23060 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.