Las Entrañas de las Remesas

Los Privilegios del Poder

VERÓNICA V. GONZÁLEZ Y ARNOLDO PIÑÓN

El papel que las remesas han jugado en la economía de la presente administración es ampliamente conocido; los dólares enviados por los migrantes mexicanos que laboran en el vecino país del norte ha favorecido las reservas internacionales del Banco de México, apuntalando así al peso y a las finanzas públicas.

Sin embargo, detrás de cada dólar enviado por los trabajadores mexicanos que radican en Estados Unidos a sus parientes en nuestro país, existen una serie de datos y acciones que van más allá del saldo mensual que orgullosamente da a conocer el presidente.  

Una frase común, con la que se trata de explicar la migración de nuestros connacionales, es la búsqueda de una mejor calidad de vida, concepto que no se entiende hasta que se conoce, gracias a una investigación seria y detallada,  la diferencia salarial entre los trabajadores formales que viven en México y los que emigran a Estados Unidos o de quienes lograron salir de la crisis económica propiciada por la pandemia gracias a las remesas que reciben.

Jesús Cervantes González, Director de Estadísticas Económicas y Coordinador del Foro de Remesas de América Latina y el Caribe del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA) y Rodolfo Ostolaza, economista senior del mismo centro han realizado diversos trabajos que van más allá de los montos que mensualmente se reciben.

PRONTA RECUPERACIÓN

De acuerdo con los investigadores, luego del descenso significativo que en 2020 tuvo el empleo para los trabajadores de origen mexicano en Estados Unidos, actualmente se encuentra ya recuperado. 

Para el primer trimestre del presente año, el número de trabajadores mexicanos que laboran en el vecino país ascendió a  17 millones 393 mil 152 migrantes, lo que equivale al 83.1 por ciento del total de trabajadores asegurados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En tanto, al cierre del primer trimestre de 2022 el total de las remuneraciones salariales que recibieron los trabajadores mexicanos que radican en Estados Unidos registró un monto acumulado anual de 744 millones de dólares, el equivalente a 55 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto de México. 

Mientras que las remuneraciones recibidas por los trabajadores mexicanos inmigrantes en California y Texas reportaron en 2021 un total 149 mil 986 millones de dólares, esto es 95 por ciento de la obtenida por los trabajadores asegurados en el IMSS.

El promedio anual salarial de un  migrante mexicano en  los estados antes mencionados,  es superior en 532 por ciento al promedio del salario que obtuvieron los trabajadores afiliados al IMSS. Y luego nos preguntamos por qué se van del país miles de mexicanos. 

INGRESOS

La investigación de Jesús Cervantes González y Rodolfo Ostolaza indica que los hogares mexicanos que reciben remesas son cuatro millones 907 mil 474, la mayoría de ellos ubicados en las regiones del Occidente y del Bajío.

De esta manera, uno de cada 7.4 hogares recibe remesas, en 12 por ciento el jefe de familia es hombre y 16 por ciento es una mujer.

Sin embargo, dicen, el número de hogares receptores de remesas es diferente en cada región, las variaciones son significativas.

La Ciudad de México es donde se recibe el menor número de remesas, apenas 3.8 por ciento del total, mientras que en la región Centro Sur y Oriente es 10.4 por ciento, en el Bajío y el Occidente los hogares receptores son 21.8 por ciento.

El promedio mensual de los hogares receptores de remesas es de 763 dólares, pero el piso no es parejo, pues mientras dichas remesas fueron de 618 dólares mensuales en la región Noroeste, alcanzaron 865 dólares en las regiones Oriente y Bajío.

REMESAS Y COVID

En el documento titulado “La Pandemia del Covid 19 y las Remesas en México” se menciona que 50 millones 888 mil 688 adultos en el país tuvieron una afectación económica como consecuencia de la pandemia, dicha cifra, señala representó 56.3 por ciento del total de los 90 millones 328 mil 320 adultos que había en el país en esa fecha. 

Un escenario muy parecido se registra en los hogares de los 36 millones 134 mil 561 que había en el país, 20 millones 216 mil 997 fueron afectados por la pandemia.

Los mayormente afectados fueron aquellos hogares receptores de remesas debido a que, de acuerdo con la  Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2021 (ENIF 2021) 69 por ciento de los adultos receptores de remesas no cuentan con los servicios de salud del IMSS, ISSSTE federal o estatal, servicios médicos de PEMEX, SEDENA o SEMAR o a un seguro médico privado o de otro tipo.

La contrapartida de tales cifras es que resulta más frecuente en los receptores de remesas el trabajar en actividades informales, mismas que no tienen seguridad social y presentan mayor volatilidad en sus ingresos. 

Sin embargo, el aumento en el ingreso por remesas ha tenido un impacto muy positivo en las familias que reciben estos envíos, lo que dio como resultado que en los hogares receptores superaran la crisis económica y lo hicieran en menos tiempo, respecto a aquellos que no las reciben.  

Acerca de misionpo 22229 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.