Aprovechando las Diferencias con Estados Unidos y Canadá y los Hechos del General Cárdenas  

Los Dados de Dios

NIDIA MARIN

Copiando hechos y tácitamente vistiéndose de gran presidente (Lázaro Cárdenas del Río) el actual pretende imitar al héroe del petróleo, para calmar las iras ante la grave situación del país.

 Los hechos ocurridos no el 18 de marzo de 1938, fecha de la promulgación de la expropiación petrolera, sino los sucedidos el 22 del mismo mes y año, cuando presuntamente “estudiantes” convocaron a una gran marcha en apoyo a Cárdenas y su política nacionalista, serán imitados.

Tal vez hoy sea Morena la que lleve acarreados al máximo ombligo de la nación (aunque es suficiente con los que acuden al Zócalo) tras el anuncio hecho por el propio mandatario de este siglo XXI, acerca de que el próximo 16 de septiembre (fecha de la que él sabe perfectamente, los habitantes de la Ciudad de México salen a las calles para ver el desfile) dará a conocer la posición de México respecto al T-Mec y los señalamientos de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.

Yo voy a aprovechar para informar el día 16 de septiembre sobre este asunto, no vamos a informar antes. ¿Y por qué el 16 y no el 15? porque el 15 es ‘El Grito’ y la verdad es que ese acontecimiento histórico sucedió en la madrugada del 16 y ya tenemos pensado que vamos a convocar al pueblo la noche del grito en el Zócalo y al día siguiente vamos a llevar a cabo el desfile militar y ahí vamos a fijar nuestra postura sobre este asunto. Pero no vamos a ceder porque es un asunto de principios. tiene que ver con nuestra soberanía”, expresó.

A su juicio “…no hay ninguna violación al Tratado, que le quede la tranquilidad al pueblo de México, que no estamos incumpliendo ningún compromiso; que cuidamos desde el inicio del gobierno no comprometer el petróleo, que eso nos llevó a detener la negociación casi dos semanas porque el gobierno anterior había ofrecido un capítulo especial del tratado entregando el petróleo, así de claro”.

EL APOYO

POPULAR

El asunto es que hace 84 años al día siguiente (el 23 de marzo, de acuerdo a “Recuerdos del Zócalo: El Petróleo es Nuestro: El Apoyo Popular a la Expropiación en 1938”, de Isabel Tovar de Teresa y Magdalena Mas”:

“…la principal plaza pública del país presentaba una de las mayores concentraciones populares de nuestra historia. Alrededor de 250 000 personas se congregaron frente a Palacio Nacional para manifestar su apoyo a Cárdenas. Desde la esquina de avenida Juárez y San Juan de Letrán se posicionaron contingentes de la Federación Regional de Obreros y Campesinos del Distrito Federal. También se hicieron presentes el sindicato petrolero y los de las industrias eléctrica y cinematográfica. Prácticamente todos los sectores organizados de trabajadores en México acudieron a la cita”.

Además…

“Mientras el regocijo se demostraba en barrios de la ciudad, donde la gente celebraba y lanzaba cohetes, los gobernadores de todo el país se reunieron en Palacio Nacional”.

¿Alguien piensa que hoy sucedería lo mismo? Difícil, con la irritación existente por la bárbara inflación y sus consecuencias: las alzas en los productos o por la escasez de medicamentos, la quinta ola de Covid-19 (aunada a otra epidemia: la Viruela del Mono) y los contagios a la orden del día, mientras las autoridades, sobre todo el máximo dirigente, propician un mayor número de afectados en las concentraciones de personas.

En aquel tiempo, Lázaro Cárdenas del Río dijo en su discurso del 18 de marzo:

“…el que los fallos de la justicia se nulifiquen o pretendan nulificar por la sola voluntad de las partes o de alguna de ellas mediante una simple declaratoria de insolvencia como se pretende hacerlo en el presente caso, no haciendo más que incidir con ello en la tesis misma de la cuestión que ha sido fallada.

“Hay que considerar que un acto semejante destruiría las normas sociales que regulan el equilibrio de todos los habitantes de una nación, así como el de sus actividades propias, y establecería las bases de procedimientos posteriores a que apelarían las industrias de cualquier índole establecidas en México y que se vieran en conflictos con sus trabajadores o con la sociedad en que actúan; si pudieran maniobrar impunemente para no cumplir con sus obligaciones ni reparar los daños que ocasionaran con sus procedimientos y con su obstinación”.

Había un por qué, pero hoy, pareciera que Biden y Trudeau están locos, ya que a juicio de López “…no hay ninguna violación al Tratado; que le quede la tranquilidad al pueblo de México, de que no estamos incumpliendo ningún compromiso. Que cuidamos desde el inicio del gobierno no comprometer el petróleo y eso nos llevó a detener la negociación casi dos semanas porque el gobierno anterior había ofrecido un capítulo especial del tratado entregando el petróleo, así de claro”.

Y como ya encontró la forma de hacerse propaganda, ante el descenso de su popularidad y las diversas crisis que asolan a la República… “Nuestra relación comercial es importantísima, pero no solo para nosotros también para ellos…” 

Además… “No es que solo nos perjudique a nosotros… No, nos necesitamos, somos complementarios, estamos alentando que haya integración de nuestras soberanías…”

En fin, que sí, pero no y lo que está en el porvenir se llama pro-pa-gan-da ma-ño-sa.

Ante el uso y abuso de la fecha, que… con su pan se lo coma.

 

Acerca de misionpo 22229 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.