Riesgo Económico

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Desde Palacio Nacional se festina que la inflación es mayor en Estados Unidos y se afirma que la inversión extranjera directa creció como, que el empleo formal aumenta y que la economía se recupera después de la pandemia.

Sin embargo, junio podría convertirse en el “mes negro” para las finanzas nacionales,  luego de que tres pronósticos muestran ajustes a la baja en el crecimiento del PIB.

Como referencia de la actual administración, se debe recordar que el año 2019 el registro del crecimiento reveló 0.01 por ciento, con lo cual se salvó de la calificación de recesión. En 2020, con la pandemia golpeando con toda su fuerza, el decrecimiento fue de 8.5; en 2021, el rebrote alcanzó 5 por ciento, insuficiente para la recuperación de la pérdida del año anterior.

En 2022, la Secretaría de Hacienda pronosticó un crecimiento de 4.5 del PIB y simultáneamente el Banco de México estimó 3.8. En el mundo de las finanzas globales, la estimación se estableció un rango de 2.8 a 3.5.

Sin embargo, la inflación -mayormente importada- generó nuevos escenarios y frenó el rebrote para mostrar la debilidad de la economía mexicana.

El 7 de junio, el Banco Mundial (BM), al publicar su informe sobre Perspectivas Económicas Globales, recortó su expectativa de crecimiento económico de 2.1 a 1.7 por ciento.

El organismo señaló que la alta inflación y una desaceleración en la economía estadounidense serán los principales motivos detrás del menor crecimiento del país.

Se espera que la economía de México se expanda 1.7 por ciento este año y 1.9 por ciento el próximo, en la medida que la política monetaria, la alta inflación, la incertidumbre política y la desaceleración de Estados Unidos pasa factura”,

Un día después, el 8 de junio, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) redujo su expectativa de crecimiento para México de 2.3 a 1.9 por ciento.

Calculó que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá un 2.1 por ciento en 2023, una revisión a la baja desde el 2.6 por ciento que hizo en el «Estudio económico de la OCDE sobre México» publicado en febrero pasado. “La recuperación en curso y las perspectivas de crecimiento a mediano plazo podrían potenciarse aumentando la inversión pública, basándose en análisis costo-beneficio, y el gasto en programas sociales bien focalizado”, señaló la institución.

Respecto a la inflación la OCDE estima que desacelerará hasta 6.9 por ciento en 2022, y hasta el 4.4 por ciento en 2023, mientras los incrementos en la tasa de referencia del Banco de México (Banxico) surten efecto.

El 11 de este mes, Moody’s redujo su estimación y pasó de 2.3 a 1.7 y para 2023 de 2.7 a 1.9

El 13 de junio, el panorama se ensombreció más cuando la calificadora Fitch Ratings recortó a 1.8 por ciento, desde dos por ciento, su pronóstico de crecimiento para México en 2022, debido al freno en la recuperación económica de los últimos meses.

“El impulso fiscal limitado a través de la pandemia y una reversión temprana de la relajación de la política monetaria han frenado la recuperación económica a medida que las autoridades priorizan la estabilidad macroeconómica”, dice el reporte de Fitch Ratings.

La proyección del Producto Interno Bruto (PIB) por parte de la calificadora dista mucho del 3.4 por ciento esperado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y del 2.2 por ciento previsto por el Banco de México (Banxico) para este año.

Lo que hoy son todavía nubarrones en cielo negro, podría convertirse en la tormenta financiera más delicada que haya pasado México después de la 2009.

El escenario es analizado por el secretario de Hacienda, quien el martes 7 de junio -el mes negro, sin duda- afirmó: “En 2020 caímos 8.2 por ciento y fue una caída que superó la de los años 90 y la de 2008. Es una economía que, no diría yo que está en una situación ideal para una gran crisis como la que tuvimos en 2020, pero es una economía bastante diversificada que puede echar mano de diferentes sectores”.

Los analistas globales y los locales, coinciden: la economía muestra debilidad.

A pesar de eso, el presidente López gusta de comparar el “crecimiento” mexicano con el de otras naciones, aunque la simetría entre las economías es suficientemente clara.

Y mantiene su canto triunfalista: la economía está requetebién.

E-mail: jesusmichelmp@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesús Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por el 760 de Amplitud Modulada.

 

Acerca de misionpo 22229 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.