La Convivencia en la Época de la Tolerancia

Claudia Rankine. Solo nosotros. Una conversación estadounidense. Editorial Eterna cadencia, Madrid, 2022. 352 páginas.

DAVID MARKLIMO 

Parece claro que dado el mundo en el que vivimos, el viejo axioma de sobre tolerar la intolerancia va perdiendo sentido. En nuestro mundo, son estás preguntas as que tienen sentido: ¿cómo acercarse al otro?, ¿cómo entablar una conversación?, ¿cómo romper con la aparente neutralidad que solo esconde una discriminación naturalizada a lo largo de cientos de años? Son algunas de las preguntas que recorren el libro Solo nosotros. Una conversación estadounidense, de la ensayista jamaiquina Claudia Rankine.                                                                                                                                                   

En este potente ensayo, se nos narran situaciones en los que se encuentra y que giran en torno a la raza, a lo que supone ser negro en Estados Unidos y a los privilegios de los blancos. Se nos habla sobre la supuesta neutralidad que cierta gente esgrime hacia la raza fingiendo una cierta indiferencia o incluso una falta total de percepción, que podría definirse como «daltonismo racial» o «la ceguera ante el color» que implica una cierta homogenización que diluye la igualdad porque si no puedes ver la raza, no puedes ver el racismo. 

De esta manera, la autora sitúa el color como elemento nuclear de su relato, y aborda los diferentes aspectos en los que pertenecer a una etnia u otra marca el destino vital de cada persona. Porque ya desde la etapa escolar, hay un sesgo racista que se evidencia en prejuicios escolares por parte de los profesores, para quienes las expectativas sobre sus alumnos son mucho más bajas en los estudiantes negros que sobre los blancos. En Solo nosotros, Claudia Rankine recorre espacios públicos como un aeropuerto, una sala de teatro, una reunión de padres en una escuela, una cena, una sala de espera en un consultorio médico, y en cada uno observa y reflexiona sobre los alcances y las consecuencias de la discriminación estructural, del privilegio masculino blanco, de los nítidos resabios de la esclavitud estadounidense.

Así, la autora parte de la observación y el ánimo incuestionable de comprender, de empatizar, de llegar al origen de las creencias de cada uno para establecer una serie de conversaciones (a veces a modo de reflexión, a veces con amigas, a veces con la pareja, a veces con gente desconocida con la que coincide por cuestión de azar) para estructurar su concepción del mundo negro, del mundo blanco, del mundo de color, y contemplar desde ese entendimiento la interacción e imbricación a la que están, y deben estar, sometidos. Porque Rankine nos invita a entrar en su mundo externo e interno y comparte con nosotros sus inquietudes y la visión de su mundo negro en encaje en un mundo el blanco. El libro, de esta manera, consiste en una serie de reflexiones que la autora hace y somete a una especie de comprobación, porque el libro está estructurado prácticamente en su totalidad y con contadas excepciones de forma estricta: en las páginas impares, el libro consta de las reflexiones, anécdotas, situaciones o vivencias de la autora, mientras que en las pares constan las verificaciones o constataciones en las que se sustentan tales reflexiones. Un método atípico, pero que genera mucha satisfacción y originalidad.

A partir de esto, Rankine compone un libro fascinante mientras se interroga a ella misma, a quienes la rodean y también a nosotros como lectores. El ensayo procura mostrar que unos pocos son los beneficiados del sistema. Esa es la cuestión, y ese es el enemigo que hay que  combatir y vencer: poco numerosos, aunque altamente poderosos. Enemigos de la convivencia les llaman.

 

Acerca de misionpo 22229 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.