Levantan el Dedo Para el Estado de México; Inició la Gran Carrera

Los Privilegios del Poder 

 Pedro Zenteno Levanta la Mano en Morena por Gubernatura del Estado de México 

 VERÓNICA V. GONZÁLEZ Y ARNOLDO PIÑÓN  

 

El próximo año habrá elección de gobernador en el Estado de México, una posición fundamental para el partido -o la coalición- que aspire a ganar la Presidencia de la República.

En Morena dos aspirantes ya levantaron la mano por la candidatura: Higinio Martínez y Pedro Zenteno.

El primero es senador de la República y cabeza del influyente Grupo de Acción Política -su figura política más relevante, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez está bastante debilitada luego de que fue encontrada culpable de un delito electoral al haberles hecho retenciones salariales a los trabajadores del Ayuntamiento de Texcoco cuando fue presidenta municipal.

Zenteno es director general del ISSSTE, con cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que pudiera, en las apariencias, darles ventajas.

Un tercer precandidato de Morena irrumpió en los últimos días, al ser coautor de la iniciativa de reforma electoral defendida por el presidente López Obrador: Horacio Duarte, quien además tiene la desventaja de formar parte del GAP.

El director general del ISSSTE si bien no ha anunciado públicamente sus intenciones de buscar la candidatura al gobierno de uno de los estados con los mayores padrones electorales, aprovecha su posición para organizar unos foros de salud por el Estado de México, para mostrarse públicamente.

En el primero de esos foros, Zenteno estuvo acompañado por Javier Huerta Jurado, diputado por Morena -su distrito electoral incluye Teoloyucan, de donde aquel fue presidente municipal-, en lo que parece un mal mensaje.

Cuando en su primera etapa como director normativo de administración y finanzas de ese instituto, designó a Huerta Jurado como subdirector de personal, donde hizo una labor irritante para los trabajadores -afortunadamente su sucesora, Judith Rojas Velasco, lo superó con creces-.

En la dirección general, la labor de Zenteno ha pasado prácticamente desapercibida en el ISSSTE. Ni siquiera ha tenido capacidad para indagar los multimillonarios negocios con ropa de trabajo realizados por un grupo de empresas en los últimos años, que entregaron uniformes de pésima calidad.

Incluso, la designación de Zulma Janeth Carvajal Salgado, como su secretaria particular no causó una buena impresión: su parentesco con el senador Félix Salgado Macedonio, y la forma en que salió de la Subdirección Administrativa del Hospital Regional “1o de Octubre”.

¿Es correcto que aproveche su posición como director general del ISSSTE para, con el pretexto de realizar foros de salud genere condiciones para que los habitantes del Estado de México lo conozcan?

De entrada, parece que su objetivo es limitado por dos razones: incapacidad para elaborar un discurso atractivo que le permita llamar la atención de los medios de la entidad; y las limitaciones de su equipo de comunicación -una falla recurrente no prestarle atención a un área estratégica-.

Zenteno y sus asesores no han dimensionado la inviabilidad de unificar los servicios de salud: sus objetivos son no sólo dispersos, sino que están dirigidos a grupos específicos.

Aún cuando esa sea una política con impulso de Presidencia de la República, las posibilidades de éxito son en la práctica inexistente. Los objetivos del ISSSTE son muy distintos a los del IMSS, lo que imposibilita la universalización.

Un error grave de la dirección general del ISSSTE, fue no emitir una orden, contundente sin posibilidades de interpretación: ningún funcionario debió meterse en la elección de dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE).

Fue correcta la decisión de Zenteno de no entrometerse en la vida del sindicato mayoritario de ese instituto. Lo malo fue que permitió que funcionarios menores sí lo hicieran, lo que lo exhibe como funcionario sin carácter, blandengue. Esa es una pésima imagen para un político que busca gobernar un estado con problemas de violencia graves.

Ni siquiera ha sido capaz de frenar el nepotismo que ha impuesto la coordinadora administrativa de la Dirección Normativa de Salud, Heidi Janeth Elizalde Mancilla, en contubernio con el jefe del Departamento de Personal, Luis Javier Arango Ordaz.

En esa área los familiares que estrenan empleo incluyen a la actual pareja de la coordinadora, Eric Morales Martínez, quien ingresó además a su primo Enrique Martínez Ibáñez como encargado de la oficina de incidencias. La lista incluye a Javier Alberto Torres Cuadra -familiar del jefe de personal-, quien a su vez colocó a Sandra Marcela Paredes Villarreal.

Parece más sencillo que Zenteno en realidad busque generar condiciones que le permitan ser candidato al Senado de la República, porque para la gubernatura parece un objetivo inalcanzable, por ahora.

 


Acerca de misionpo 23060 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.