Mexicana Teresa Ruiz estrena cinta con Mel Gibson

Teresa Ruiz no es una mujer que acuda todos los domingos a la iglesia, sin embargo, sí cree en Dios; en un ser omnipotente que la ha acompañado a lo largo de su vida y que, cuenta, ha sentido su presencia en los momentos más felices, así como en los más complicados.

“He conocido a Dios a través de muchas experiencias no solamente en la iglesia sino en mi vida, en mi caminar, sigo conociendo el poder de la creación hasta ahorita”, afirmó la actriz en entrevista con El Sol de México.

De hecho, esa fe la ha llevado a lograr grandes metas. Ruiz es originaria de Oaxaca, sus abuelos eran maestros rurales, mientras que el resto de su familia se dedicaba a hacer mezcal y venderlo en la región.

Desde niña, su máximo sueño era ser una actriz internacional, pero en el entorno en el que se desarrolló no era tan viable que esa meta la pudiera alcanzar.

“Yo no vengo de ninguna familia de actores, (donde nací) no había una noción de que yo iba a poder ser actriz o trabajar en el nivel que estoy trabajando.

“Creo que en los momentos en los que yo he pensado que esta vocación no va a ser para mí o que me he sentido con el corazón más roto, siempre ha llegado algo que me inspira a continuar y esos pequeños milagros son los que han ido construyendo mi vida”, expresó.

La fe, así como la seguridad en sí misma, la creencia de que es capaz de conquistar todos sus objetivos, es lo que la ha acompañado desde hace 16 años que comenzó su carrera con la película Bienvenido paisano.

Poco a poco, su camino se ha ido forjando y, su ambición la ha posicionado en grandes producciones como La casa de las flores (2019), Aquí en la tierra (2018) y Narcos: México (2020) donde interpretó a Isabella Bautista, una poderosa narcotraficante.

“No sólo es creer que vas a ser un actor profesional o vas a tener algún tipo de éxito, sino que tienes que creer para encontrar una educación, es creer para tratar de mantenerte bien, la fe siempre es algo que te lleva, lo que hace que continúes buscando para que en el momento en que llegue esa oportunidad estés muy listo.

“La alegría es un componente de la fe que te ayuda a lograr lo que quieras, para mí, la fe y la vocación es lo que te mantiene en el presente y el que te abre camino para nuevas oportunidades”, aseguró.

Acerca de misionpo 21264 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.