Doña Evelyn, así no…

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Por regla general, quien utiliza el vocablo ideólogo supone saber de qué está Hablando. La excepción la representan aquellas personas cuyo caudal de conocimientos les permiten expresar ideas que necesariamente requieren de solidez.

La Real Academia de la Lengua Española -aunque no guste es la guardiana del lenguaje que hablamos- define ideólogo en dos vertientes: 1. f. Conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc.

  1. f. Fil. Doctrina que, a finales del siglo XVIII y principios del XIX, tuvo por objeto el estudio de las ideas.

No hay que ser filólogo para entender que se dice en la definición. México se considera a Valentín Gómez Farías, a quien se le atribuye el pensamiento que llevó a la desamortización de los bienes “muertos” incluyendo los de la Iglesia; Luis Cabrera es considerado como uno de los ideólogos de la Revolución Mexicana; José María Luis Mora, coautor de la primera reforma educativa liberal y quien la bautizó como la “revolución educativa”. En la mitad del siglo XX dos personajes de la política llegaron a convertirse en ideólogos del PRI, no del país: Jesús Reyes Heroles y Porfirio Muñoz Ledo. Se podrá estar o no de acuerdo con la etiqueta que se les colocó. Lo importante fueron las ideas concebidas y, para desgracia o fortuna de muchos, aplicadas hasta nuestros días.

Sería difícil enumerar a todos y cada uno de los personajes que aportaron ideas para un México mejor.

Hoy, desde el presidente de la República hasta los “cervatillos de la Nación”, utilizan frases producidas y pronunciadas por los pensantes tanto nacionales como extranjeros, principalmente franceses y españoles, sobre todo de aquellos que llegaron huyendo de la dictadura franquista.

Como preámbulo, queda claro lo que es un ideólogo.

Sorprende que la novata de la política, la primera gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, al cumplir 100 días de gobierno (¿) haya sido tan claridosa : ”mi padre, mi máximo ideológico en la lucha social”.

Se entiende que como buena hija le agradezca a su padre el regalo concedido: la gubernatura. Seguramente durante sus casi 4 décadas de vida, siempre fue la consentida de su papá.

Incluso, el haber nacido el día de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, le concede el privilegio de exclamar que conoce el contenido.

Félix Salgado Macedonio, político forjado en el PRI y en donde seguramente escuchó los discursos de Reyes Heroles y posteriormente de Muñoz Ledo -primero el programa, después el hombre, decía el veracruzano y Luis Echeverría se molestó y lo relevó por Porfirio- como se autodefine, un toro sin cerca podrá ser todo lo que se quiera: grillo, incorregible, bravucón, motociclista, periodista… jamás un ideólogo y menos de la lucha social de su hija.

Salvo, claro está, que esa ideología alcance solamente para hilvanar el discurso.

Guerrero y especialmente Acapulco languidecen. No de ahora. Lleva dos décadas sumido en la tragedia del narcotráfico y el crimen organizado. Se presumió que con el arribo de la gobernadora morenista las cosas cambiarían.

Nada de eso ha ocurrido en los 100 días de mandato. Al contrario, los criminales retan al gobierno de la República y al del Estado mostrando el alto poder que tienen.

Hace dos días, una balacera en Chilpancingo. Hace 36 horas, homicidios en la Costera. Hace 24 violencia en diversos municipios.

Quizá la ideología contenida en “su lucha social” requiera de acciones que perduren para ser imitada por quienes la sucedan.

Así no, doña Evelyn.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesús Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por el 760 de Amplitud Modulada.

Acerca de misionpo 39290 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.