UNIDAD Y RESPALDO, ENTRE RICARDO Y ADÁN

Muy relevante fue la reunión que sostuvo el secretario de Gobernación, Adán Augusto López con el líder del Senado, Ricardo Monreal Ávila para analizar los temas prioritarios de la agenda legislativa ante el inicio del periodo ordinario de sesiones en febrero próximo.

Y es que, a pesar de que hay distancia con Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal es un hombre que se caracteriza por privilegiar el diálogo con el gobierno y todas las fuerzas políticas, porque su compromiso con la 4T es real y la muestra más clara es que en sus tres años como líder de la mayoría en el Senado, las bases jurídicas del proyecto de nación de Andrés Manuel ya están en marcha.

Además, este encuentro acalló de tajo los rumores de división de la bancada de morena en el Senado y la intención de remover a Ricardo Monreal como coordinador pues, sin duda, Adán Augusto López mostró apoyo al zacatecano a sabiendas que él es el único que puede lograr los consensos para sacar adelante las reformas del ejecutivo, porque Morena no tiene mayoría.

Así la mancuerna entre Monreal y Adán Augusto es oportuna y sobre todo fructífera para Andrés Manuel López ya que ambos comparten la cualidad de no agotar el diálogo y ponderar las negociaciones y los acuerdos por encima de sus ideologías partidistas, lo que ha permitido que, por primera vez en tres años, la secretaría de Gobernación esté cumpliendo a cabalidad su función y que sea posible un entendimiento con los legisladores de oposición.

Con este mensaje de unidad y respaldo Adán Augusto llegará a la reunión Plenaria de los senadores Morenistas el próximo 29 de enero y en Palacio Nacional dará a conocer los detalles de la agenda que impulsarán los legisladores de la bancada guinda. Pero, además, con la palabra empeñada de Monreal de que seguirá trabajando por impulsar las iniciativas presidenciales en materia eléctrica, político electoral y de la Guardia Nacional.

Acerca de misionpo 20547 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.