El Escape del Ciervo…

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Seguridad Nacional, allá en Estados Unidos, la toman muy en serio.

Un despacho de la agencia Reuters pone el dedo en la llaga de los ciervos radicados en Texas y reproduce la información que muestra cómo al mejor cazador se le va el …¡venado!

Anuncia que el Comité de Inversión Extranjera, el último escollo para que Pemex adquiera el 50 por ciento de refinería Royal Dutch Park, tiene dudas de que Pemex cuente con los medios corporativos para operar una instalación de este tipo en Estados Unidos».

Esto porque el congresista por Texas, Brian Badin, así se lo informó a las secretarias de Tesoro, Janet Yellen, y de Energía, Jennifer Granholm, el 21 de junio.

Conforme al texto del despacho de Reuters, el portavoz de Shell, Curtis Smith. Informó: “Aunque esperábamos poder concluir la venta de la refinería Deer Park antes en el proceso de revisión del CFIUS, seguimos apuntando a finales de 2021 como fecha de cierre para la transferencia de la participación de Shell en la refinería». Y portavoz de CFIUS declinó hablar al respecto.

Pemex, cita la información, reservó inmediatamente una solicitud de comentarios.

Lo ocurrido es una muestra más de la improvisación que hay en los funcionarios del gobierno federal. Desde el anuncio de la compra de la refinería, desde el presidente López hasta el escolta personal, festinaron que México ya no importaría gasolinas y diésel. En ese entonces se habló que durante una década Deer Park no entregó dividendos a Pemex y ahora, con la adquisición, las ganancias serán para la petrolera mexicana.

Ignorantes de las reglas comerciales que tiene Estados Unidos, el gobierno mexicano supuso que podría traer los combustibles sin pagar un céntimo de impuestos y que todo sería para el ganador.

La compra fue calificada como un “excelente negocio”, porque el costo representaba la décima parte de lo que se invertirá en Dos Bocas y la producción sería similar.

Sin pretender que la operación se caiga, hay que subrayar el mal manejo de la información y el desaseo político.

A los congresistas de Texas les preocupa la calidad de operadores con que cuenta Petróleos Mexicanos, por su impericia o inexperiencia -que tienen de sobra y son genios para la improvisación a fin de no paralizar las plantas- sino por las reglas que rigen desde el Sindicato Petrolero, acostumbrado a violar las normas de seguridad.

Y para los texanos, que parecen haber encontrado eco en las oficinas de Yellen y Granholm, no hay elementos para confiar el trabajo de una importante refinería a personal que podría fallar.

La información de la agencia noticiosa precisa que personas familiarizadas con el tema comentaron que “no hay una nueva fecha de cierre. Podría ser la próxima semana. Podría ser a principios del próximo año».

Si en la presidencia de México y las lujosas oficias del director de Pemex esperaban tener el regalo navideño, parece ser que los ciervos -y no de la nación- andarán ocupados jalando el trineo del viejito barbón vestido de rojo y con botas y cinturón negro, cual equipo de bombero.

Deseable que la compra se confirme. Ah, claro, si México cumple las reglas establecidas en Estados Unidos… y no se trata de moches, sino de estado de Derecho.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesús Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por el 760 de Amplitud Modulada

Acerca de misionpo 21270 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.