No Estaba Muerta… Ebrard se Adelantó y se fue por la Libre

*Actualizada y con Adecuaciones, Sigue la Iniciativa Mérida

*Ahora se Llamará “Bicentenario”; Festeja Ebrard el “Cambio”

*Diálogo de Alto Nivel en Materia de seguridad, Nada Terso

*La Sordera y Silencio de México, Preocupa a la Casa Blanca

*La no Estrategia de “Abrazos, no Balazos”, Irrita al Vecino

Por Joel Armendáriz

Como lo adelantó la semana pasada el tema central de Misión Política, la reunión de alto Nivel en materia de seguridad entre México y Estados Unidos, confirmará la existencia de la Iniciativa Mérida “actualizada”, de acuerdo con el anuncio previo hecho por el vocero del Departamento de Estado de Washington, Ned Pierce.

En su declaración, refirió que la cooperación entre México y Estados Unidos en la materia “debe tener una mirada actualizada” sin perder lo que se había logrado con la Iniciativa Mérida, y en cambio, profundizar esa cooperación.

En conferencia de prensa, el portavoz de la dependencia, apuntó: “La iniciativa Mérida ha producido algunos logros significativos, queremos asegurarnos de que estos se conserven, que esa cooperación se profundice, y que tengamos un enfoque actualizado que dé cuenta de las amenazas de hoy y de las amenazas que han evolucionado a lo largo de los (casi) 15 años que Mérida ha estado vigente”.

El Diálogo, que se realizó el pasado viernes, no resultó del todo terso según versiones no oficiales. Al iniciar la reunión, el presidente López señaló: “Acabo de publicar un libro y ahí expreso que sería inconcebible que no hubiese entendimiento, sería muy lamentable el que no nos entendiéramos, el que no se fortalecieran las relaciones de cooperación y amistad entre nuestros pueblos. Nosotros estamos en disposición de que haya cooperación para el desarrollo, que trabajemos juntos y que seamos respetuosos de nuestras soberanías».

Marcelo Ebrard, titular de Exteriores, en tres ocasiones expuso en diversos foros y entrevistas, que la “iniciativa Mérida está muerta” y que se plantearían nuevas herramientas durante la reunión de alto Nivel.

La postura de Estados Unidos es diferente: prevalecerá el mecanismo con los cambios necesarios para hacerla más eficiente.

En la publicación de Misión Política, en su edición 1072, se precisó que Estados Unidos, desde septiembre de 2021 con Donald Trump en la Casa Blanca, advirtió que México no estaba cumpliendo con sus compromisos de combatir el narcotráfico y el crimen organizado. Justo un año después, el actual mandatario, Joe Biden, ratificó la exigencia, de manera diplomática, para que frene el trasiego y la producción de drogas que se genera en el país.

A los dos llamados, el gobierno mexicano tuvo dos reacciones: no escuchar y guardar absoluto silencio.

Al cierre de esta edición, no se había dado a conocer el documento oficial sobre el resultado de la reunión, pero se estableció que la Mérida se llamará, por el nuevo acuerdo, Bicentenario (tendrá las mismas funciones, solamente actualizadas).

(El titular de exteriores ”festejó”

Más allá de eso, hay que subrayar que, desde el arribo de Andrés Manuel López a la titularidad del Gobierno de la República, la lucha anticrimen y antinarcóticos, fue modificada diametralmente. Pasó de la cacería de capos, operadores financieros, sicarios, laboratorios para elaborar drogas sintéticas, principalmente el fentanilo, a una de “paz y amor” en la que la esencia ha sido “abrazos no balazos”.

Aunque la suma de las críticas a esa decisión gubernamental llenaría millones de cuartillas, el presidente López sostiene que, aunque haya risas y burlas, él sabe por qué la está siguiendo.

Sin embargo, los datos duros en poder del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, revelan que los homicidios dolosos cometidos durante los primeros 30 meses de esta administración superan los 100 mil, cifra que dobla las registradas durante el mismo lapso en los mandatos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Además, se tiene conocimiento de la reducción en materia de decomisos de drogas, tanto de cocaína como de marihuana y opio.

Con la política de “abrazos no balazos”, los cárteles criminales, sobre todo el Jalisco Nuevo Generación y el de Sinaloa, mantienen una guerra por controlar plazas en donde operan.

El que fundara Ismael Zambada “El Mayo” y que durante dos décadas fue dirigido por Joaquín Guzmán Loera, El Chapo” aún estando recluido en penales de alta seguridad y extraditado a Estados Unidos en donde ya fue sentencias y que se presumía que con sus arrestos desaparecería, se ha fortalecido a raíz de la liberación de Ovidio Guzmán, quien había sido detenido en Culiacán en 2019 lo que provocó el conocido “Culiacanazo”.

El hijo de El Chapo parece ser el líder del cártel. Sus empleados lo tratan como “el patrón” y por las actividades del cártel se observa que está decidido a retomar el primer lugar, no importando la sangre que se derrame.

EL DIÁLOGO NO SERÁ DE SORDOS

Aunque no conocimos el documento final y en el que probablemente no se cuente toda la historia que se gestó en el diálogo de alto nivel, se puede adelantar que no fue de sordos. O por lo menos los resultados en el futuro cercano demostrarán que hay irritación en Estados Unidos por la forma en que se ha dejado de combatir el narcotráfico, el crimen organizado y el trasiego de drogas por el territorio nacional para llegar a Estados Unidos.

Las exigencias estadounidenses tienen su fundamento en la “amenaza que representan los criminales para su seguridad nacional” y en eso ni transigen.

¿Habremos de conocer el contenido del diálogo? Es difícil saberlo por la forma en que se manipula la información en México. Nos dirán, sin duda, que “defendimos nuestra soberanía” y “dejamos en claro que no somos su patio trasero”.

Por lo pronto, con adecuaciones, actualizaciones, cirugía plástica y maquillaje, la Iniciativa Mérida está vivita y coleando…con otro nombre: “Bicentenario”. Tan, tan.

Acerca de misionpo 20503 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.