La Guadaña Presidencial

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Ricky Riquín Canallín, sintió que el fuego lo abrazaba y pintó su raya. Según sus palabras, se autoexilió. Busca evitar que el presidente López lo “meta a la mala, a la cárcel”. Ayer y de última hora, en el domicilio que tiene registrado la Fiscalía General de la República, se entregó el citatorio para que “acuda a las del Reclusorio Norte”. No se divulgó si como imputado o simple testigo. Desde el púlpito presidencial, salió la “invitación”: que se presente, sin amparo… el que nada debe, nada teme. (Eso le dijeron a Rosario Robles y ya lleva 12 meses recluida por órdenes del juez de control, sobrino de la acérrima rival de la que se convirtió -y por esa causa el odio- en la primera mujer en gobernar la Ciudad de México).

Según el huésped temporal de Palacio Nacional -se le vence el arrendamiento el 31 de agosto de 2024-, su fuerte no es la venganza y negó que se trate de una “persecución política”. Vaya, le dejó toda la responsabilidad a la “autónoma” Fiscalía General de la Republica.

Y ahora los gobernadores que formaron la casi desahuciada Alianza Federalista, están en el huracán que arranca árboles de raíz.

En la asistencia a Washington de los presidentes del PRI, Alejandro Moreno, del PAN, Marko Cortés y Jesús Zambrano, del PRD, fueron recibidos por Luis Almagro, secretario general de la OEA y a quien el titular de exteriores del gobierno de México, Marcelo Ebrard ha calificado como el peor en ese cargo.

Todo ante el anuncio formulado por el michoacano Silvano Aureoles Conejo, de que irá a la OEA y a la CDHI para denunciar cómo el narcotráfico y el crimen organizado participó en las elecciones del pasado 6 de junio e impuso gobernador, presidentes municipales y diputados locales.

La reacción presidencial sorprendió a quienes creemos en el estado de derecho, confiamos en las instituciones y defendemos la democracia. Las palabras no pueden ser tomadas a la ligera.

“Que tengan cuidado nada más que no vaya a ser que estén involucrados en el caso de García Luna, y (de cualquier modo) tienen derecho a quejarse. “Todos tienen derecho a asistir a cualquier organismo internacional”.

No es velada amenaza. Es franca y representa un despropósito para aquellos que no comulgan con su forma de gobernar o pueden abollar la corona con señalamientos que disgustan al portador de la guadaña mas filosa en la historia de México. Supera y con mucho, la guillotina que ordenaba caer sobre las cabezas de los adversarios el ínclito Maximilien Robespierre a quien por cierto le dieron el mismo trato: lo decapitaron.

¿Qué relación guarda la aprehensión de Genaro García Luna por parte de autoridades de Estados Unidos y hoy sometido a proceso con los gobernadores que denuncian la presunta participación de los criminales en las elecciones de Michoacán?

La impresión que se genera es que al presidente López le “llenaron el buche de piedritas” y quiere dar el “campanazo” días antes de su III Informe -formal, porque con éste llevaría 10- de gobierno que, la Constitución, en su artículo 69, mandata.

Surge la sospecha de que a todos los que son sus adversarios políticos y no políticos, les tiene abiertas carpetas de investigación tanto en la FGR como en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda.

No meto las manos a la lumbre por ningún gobernador, senador, diputado y demás integrantes del llamado poder público. Sin embargo, en una nación con Estado de DERECHO y en donde la democracia sea la norma a seguir, me parece que si hay elementos que configuren alguno o algunos delitos, es obligación del Presidente de la República o en su caso del Consejero Jurídico, presentar las denuncias ante las instancias correspondientes.

No es ejerciendo el poder una manera facciosa, como se justifican las acciones. El presidente tendrá fuero, porque no lo ha perdido -ni lo perderá- y será “muy popular” y puede, con razón, presumir sus 30 millones de votos que lo llevaron a la Presidencia de la República, pero eso no lo hace infalible y mucho menos dador de perdones o ejecutante de sentencias y linchamientos públicos.

En su conferencia de este lunes no solo mostro los dientes sino la guadaña afilada. Amenazar a los adversarios no es el papel de un demócrata. Es el de un dictador.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por el 760 de Amplitud Modulada.

Acerca de misionpo 22229 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.