Escaseará el gas LP por la Distorsión del Mercado; Producir más, el Camino

*México Importa el 60 por Ciento del Gas LP

*Hay Distorsión del Mercado al Fijar Precio Tope

*La Amenaza de Profeco “Sumamente Grave”

*Respuesta de Distribuidores: Paro Generalizado

Por Joel Armendáriz

Sin la autorización de la Comisión Federal de Competencia -autónoma-, la Comisión Reguladora de Energía -presuntamente autónoma- dividió el país en 145 regiones y estableció precio tope en el gas doméstico, el LP.

Los consumidores probablemente se frotaron las manos porque, en efecto, los precios se elevaron hasta en 46 por cierto en los últimos tres meses que, junto con el de las gasolinas y algunos productos alimentarios como tortilla, carne, huevo, impulsaron la inflación. La realidad es que la respuesta de los distribuidores ha sido letal: al miércoles de la semana pasada, en 13 estados había paro y no se entregaba el combustible, vital en la mayoría de los hogares mexicanos.

En una charla de MISIÓN POLÍTICA con el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Medina Mora, el dirigente empresarial puso de manifiesto que fijar precios distorsiona el mercado y deja de ser atractivo para nuevas inversiones.

Propuso soluciones concretas:

1.- Que Petróleos Mexicanos (Pemex) aumente la producción de gas LP, porque en la actualidad se importa el 64 por ciento.

2.- Si el gobierno quiere beneficiar a las clases menos privilegiadas y venderles el gas a pecios inferiores, no tiene que montar una empresa con el nombre de Gas Bienestar, sino apoyarlas con subsidios directos.

3.- El gobierno ha demostrado a lo largo de décadas, que no es empresario y su función no es la de competir con quienes se dedican a los negocios.

4.- La logística, los tanques de almacenamiento, la adquisición de transporte adecuado y la contratación de personal capacitado, no es tarea fácil.

En su reaparición como Procurador del Consumidor después de perder la elección para la presidencia municipal de León, Ricardo Sheffield, advirtió a los concesionarios gaseros que quienes no respeten los precios fijados por la CRE, perderán sus permisos.

Como decíamos antes, los distribuidores decidieron no realizar sus jornadas cotidianas para atender a sus clientes, los consumidores. ¿Perderán sus permisos? De eso no habló el funcionario del gobierno de la cuatroté.

El tema es sumamente delicado y no se ha evaluado correctamente ni por la Secretaría de Energía ni por la Comisión Reguladora de Energía y no se dialogó con el sector empresarial para tratar de llegar a acuerdos que permitan la libre competencia, lo que generará escasez del combustible y, aunque parezca perogrullada, los precios se elevarán.

Ante lo que no hay, se paga lo que sea por obtenerlo.

Decía José López Portillo en funciones de presidente de México: No hay nada más caro que lo que no se pueda comprar.

EL MERCADO ESTA REGULADO

Durante la charla con el líder de los patrones, afirmó que el mercado está regulado por los precios internacionales del petróleo y el gas.

“Es un valor de flotación, como el peso frente al dólar. Hay días en que el dólar se fortalece y eso debilita al peso y cuando se debilita el dólar, el peso se fortalece. Por eso en los últimos meses, cuando el petróleo alanzó precios de 70 dólares, el gas se encareció; cuando estaba prácticamente rechazado porque no había en donde almacenar el crudo, el gas bajo de precio”, comenta un experto en la materia.

Otro dato que se adiciona a la problemática gasera, es que quien decide si hay abuso en precios o monopolio o duopolio en proveedores de productos básicos -el gas por supuesto que es básico- es la Comisión Federal de Competencia, que protestó no haber sido consultada por el gobierno sobre la medida de fijar tope en el precio del combustible.

El gobierno decidió ignorar la postura de la COFECE y se anunció que el organismo -autónomo- presentará una controversia constitucional por decisiones tomadas fuera del ámbito competencial.

Si bien es cierto que las grandes empresas gaseras, Gas Uribe, Flama Gas, Zeta Gas, Tomza, Vela Gas, Gas Nieto, Global Gas y Soni Gas, compiten entre sí para tener mayor número de clientes, hay barruntos que podrían demostrar que se ponen de acuerdo entre ellas para fijar el precio al consumidor y por ello otras gaseras con menores recursos quedan fuera del mercado.

Estos grupos concentran el 60 por ciento del mercado y son, a ciencia cierta, los que establecen los precios de competencia sin la intervención de autoridad alguna.

Sin embargo, expertos en la materia sostienen que el precio final al consumidor se fija por el internacional de hidrocarburos.

“La amenaza de quitar los permisos a los concesionarios, es grave y conllevará al cierre de las empresas que no estén dispuestas a perder dinero”, refirió uno de los consultados, cuyo nombre pidió se guardara en reserva “por aquello de las represalias”.

Síntesis: escaseará el gas en los hogares mexicanos y la empresa Bienestar no tendrá capacidad de surtir la demanda actual. O Pemex produce más y deja de importar el 60 por ciento del gas o se deja que el mercado se regule por la oferta y la demanda.

 

Acerca de misionpo 16622 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.