¿La Vuelta a los Orígenes?

Ana Iris Simón.
Feria, Círculo de Tiza,
Madrid, 2020.
232 páginas

Por David Marklimo

Realmente hay libros a los que resulta difícil ponerle una categoría. ¿Son un libro de memorias? ¿Son un ensayo? ¿Un panfleto político? En fin, son los vericuetos de eso que llaman literatura de autor, puesto que hay que reconocer que no siempre los géneros literarios o periodísticos se respetan a rajatabla. Incluso, la pregunta incomoda (¿esto en verdad sucedió? ¿fue real?) tiene cabida en este debate. No hay mejor ejemplo que el libro que enseguida comentaremos, Feria de  Ana Iris Simón. El titulo elude a su familia, un tumulto de excentricidades que sólo podrían encontrarse en una feria precisamente. También, como no estamos sólo ante un libro de un sólo género, alude a una sociedad que, según ella, se ha convertido en una feria por el consumo de masas y la gentrificación.

Por decir algo, diríamos que estamos ante una viaje a la primera juventud, donde nos topamos con la familia de la escritora y un pueblito particular en Castilla La Mancha, Campo de Criptana. Es entonces, el retrato de una familia rural y trabajadora; una de esas familias con decenas de miembros que de vez en cuando se reúnen a comer alrededor de una mesa descuadernada pero generosa. Una familia con una especie de solidaridad interesante. Hasta este punto habría una serie de preguntas tras la lectura de su libro: ¿qué entendemos por familia?, ¿qué sinergias se esconden detrás del viejo concepto familiar? Pero, como eso que permanece oculto y luego sale a la luz, el libro nos ofrece un retrato cargado de nostalgia, de lamento por un mundo perdido, y que no tiene que ver solo con la idealización de la infancia (en la que casi todos podemos caer en algún momento), sino también con la nostalgia por un modo de vida que ya no existe. Viene entonces un debate aún más interesante: ¿quién tiene los privilegios?, ¿por qué la izquierda no habla de familias?, ¿es la familia un significante que ha ganado la derecha?

Es verdad que Ana Iris Simón identifica los problemas esenciales de su generación: precariedad, dependencia económica, precios prohibitivos de la vivienda, sueldos precarios… Lo malo es que, ante estos problemas, la solución que nos ofrecen es una vuelta al pasado, a un momento (por supuesto, mítico) en el que las cosas eran normales y funcionaban. Una vida sencilla, de pequeñas cosas e ideas firmes (nada líquido, nada fluido), que ve pasar las nubes sin alterarse. Esta idea general tiene diversas aplicaciones, una de las cuales (y una de las más comentadas) se refiere al reparto de los roles de género. En Feria, se habla de un retorno a los modelos de género tradicionales. Evidentemente, cualquier persona debería tener las condiciones sociales y materiales para poder desarrollar el modelo de vida que desee. Lo problemático, quizá, es proyectar ese modelo como el ideal o el único válido. Aquí nos topamos, pues, al fin, con la visión conservadora del mundo, que identifica progreso con individualismo, y por lo tanto con decadencia y pérdida de lazos sociales, y exige una vuelva a valores y formas de vida tradicionales o naturales. Hay quien sostiene que esta vuelta de tuerca es más hacia una visión comunitaria, aunque parece lejos esa visión cuando la autora externa sus deseos de ser una “mujer-florero”. Encontramos una voz con fuerte componente de clase, con ideas tajantes sobre la élite cultural, sobre la mirada distante y soberbia hacia la clase trabajadora, sobre la explotación, la precariedad y sobre un mundo que podría describirse como de escaparate.

Lo interesante del libro es ver cómo se anuncian las contradicciones y cómo estas nos hablan de la sociedad en la que vivimos. Y en ese riesgo nos va la vida, pues la contradicción como síntoma de un malestar que nos puede conducir a imaginar políticas emancipadoras que nos liberen de la inestabilidad, o a refugiarnos en unos ideales que a la postre tienen poco de ideal y mucho de problemático. Es decir, a comulgar con postulados próximos al neofascismo o a una sociedad más encorsetada. Bajo cualquier perspectiva, este libro abre un debate interesante. ¿Realmente nos da envidia la vida que tenían nuestros padres a nuestra edad?

Acerca de misionpo 16123 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.