Tiempo de Destapes y Consecuentes Bilis

A la Vuelta de la Esquina

Por Iván Ruíz Flores

Poco le duró el gusto a Claudia Sheinbaum quien gracias a las huestes de Dolores Padierna y René Bejarano ya se sentía sentada en la “Silla del Águila”.

Apenas pasaron cinco semanas de las elecciones de 2021 y del bárbaro descalabro para Morena en la Ciudad de México y en las zonas metropolitanas del país y Marcelo Ebrard al que se daba por “muerto” para la grande, “resucitó” con voz propia para anunciar ante un grupo de adeptos que se lanzará para “la grande”.

Se desconoce si para tal efecto ya cuenta con el visto bueno de López Obrador o si en Palacio Nacional rechazan su auto destape, ya que a doña Claudia, quienes le armaron el tinglado para gritarle “presidenta”, “presidenta” el día del presunto “informe” de López Obrador fueron los grupos que controlan los “Bejaranos”, aquellos dirigentes (René) que iniciaron sus labores allá por 1978 en el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Metropolitana (SITUAM) y posteriormente con grupos de ambulantes y otras organizaciones a partir del temblor de 1985, hasta llegar al escándalo de “las ligas”.

Seguramente ese martes 13 de la semana pasada (“ni te cases, ni te embarques”, dice el estribillo) la señora tuvo un amanecer de perros, porque su más acérrimo contendiente, dijo “aquí estoy, vivito y coleando”.

Al tiempo de la bilis en el Palacio del Ayuntamiento, seguramente, en la Cámara de Senadores, entre otros sitios, tomaron nota de los acontecimientos y de lo que se espera en el porvenir para 2024.

Todavía el horno no está para bollos y aunque López Obrador lo utiliza, como tantos otros argumentos escandalosos para taparle el ojo al macho de la bárbara corrupción que han exhibido sus parientes más cercanos.

El último escándalo fue el llamado “Martinazo”, dado a conocer el pasado 8 de julio cuando faltaban menos de cuatro semanas para que se lleve a cabo (el primero de agosto) la consulta sobre los expresidentes, un escándalo más organizado por el inquilino de Palacio.

Por cierto, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral con motivo de la jornada de la Consulta Popular, aprobó extender la vigencia de la Credencial 2019 y 2020 hasta el 1 de agosto de 2021.

Asegura el INE que previamente se había establecido hasta el 6 de junio de 2021 como fecha para la vigencia, sin embargo, debido a las circunstancias que ha traído la emergencia sanitaria Covid-19, dijeron, se decidió extender este plazo.

Por cierto, fuera del INE ha cundido la idea de que será muy baja la participación en la afamada consulta, la cual la señora Sheinbaum está promoviendo con gran entusiasmo ante los malos augurios para la misma.

Donde sí acudirán los votantes es en las elecciones de los años 2022, 2023 y desde luego 2024.

El próximo año, por ejemplo, seis estados irán a elecciones para gobernador: Oaxaca, Tamaulipas, Durango, Hidalgo, Quintana Roo y Aguascalientes.

En 2023 acudirán a las urnas, también para decidir gubernaturas, en Coahuila y en el Estado de México.

Las otras 10 entidades irán a elecciones para decidir por un nuevo gobernador, conjuntamente con la presidencial de 2024. Esos estados son: Ciudad de México, Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Yucatán, Veracruz, Puebla Tabasco y Morelos.

Y como en México somos necios y no entendemos, ya hicieron destapes de posibles candidatos para varios estados.

En fin todavía no salimos de un descalabro como el actual, cuando ya estamos augurando el próximo o más bien los próximos.

Por lo que toca a la señora Sheinbaum debería de dedicarse a gobernar la Ciudad de México como se debe en lugar de estar haciendo proselitismo.

En fin, desde ahora el ambiente electoral para “la grande” y “los menores” está candente, cuando lo que se debería es trabajar por este país que ha sufrido lo indecible en los últimos casi tres años de mandato del apresurado presidente López Obrador.

Los mexicanos lo que desean es salir de los atolladeros y no estar pensando en el próximo mandatario para 2024.

Acerca de misionpo 15562 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.