Ya es Tiempo que las Atribuciones del Mandatario, se Empiecen a Ejercer  

Por Alfredo Mejía Montoya

El ser mandatario de un país, significa una gran responsabilidad, considerando ésta como la toma de la mejor de las decisiones en el ejercicio de sus facultades y atribuciones como presidente de la república, mismas que no tienen otro objetivo que el de proporcionar a la sociedad, al pueblo,  bienestar, mediante el otorgamiento de servicios públicos eficientes y oportunos, teniendo prioridad los de educación, salud, seguridad, laboral, y dar las condiciones necesarias para que la actividad económica entre los privados y gobierno fluya de una manera responsable y eficiente, en su caso apoyar al sector que así lo requiera.

¿Quiénes son los mandantes? El pueblo, por supuesto, recordemos la ordenanza constitucional que establece su Artículo 39 <Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste >. Y una vez más, el presidente Andrés Manuel López Obrador nos sorprendió, tratando de celebrar una fiesta no instituida en el calendario institucional del estado, la de celebrar el triunfo obtenido el 1 de julio del 2018, ahora ya tercer año que lo celebra, recordemos que el triunfo fue para gobernar este país, y a la fecha, no ha ocurrido tal situación. Sin embargo, el primer mandatario aseguró que “no ha defraudado a quienes votaron por él, aunque dijo hay quienes no les gusta su forma de gobernar” (sic), bueno, no solo no debería haber defraudado a los que votaron por él, sino a toda la población, más aún en una democracia participativa e incluyente.

Aun así, algunos miles y millones de ciudadanos que votaron por AMLO en el 2018, sí fueron defraudados, tan es así que los votantes de diversos bastiones donde el partido oficial gobernaba, como parte de la Ciudad de México (CDMX), varios de los más importantes municipios del Estado de México conurbados a la capital, así como, las capitales de diversas entidades federativas donde el partido oficialista efectivamente obtuvo el triunfo en las elecciones pasadas, mas no en sus capitales, ya no votaron por quien si los defraudó, luego entonces, si defraudó a millones de mexicanos y que habían votado por él. Alguien le debería recordar a López Obrador que aquel triunfo fue para gobernar este país, y los defraudados y no defraudados no han visto que el presidente este ejerciendo el mandato que se le encomendó el 1º de julio del 2018, y jurado sobre la Constitución el 1º de diciembre del mismo año, en realidad, lo estamos esperando.

Y la celebración(?) comenzó con un presidente Andrés Manuel López Obrador no como tal, sino como uno más del partido oficialista, adelantándose a la sucesión del 2024, ante la falta de buenos resultados en su administración que no en su gobierno, porque dista mucho el quehacer administrativo del quehacer político, y el 1º de julio pasado, estuvo el dirigente del partido oficial Morena, mas no el presidente, y abrió las campañas para el 2024, con dinero público y si a eso le sumamos el tiempo aire que uso para esos efectos, nos da 2/3 partes del tiempo oficial en la ponderación de su partido.

Y aun así, con escaso margen de tiempo, alcanzó a decir una serie de anotaciones y acotaciones encendidas de falta de credibilidad y una fuente multidimensional de “otros datos” que no concuerdan con los oficiales ni con los de la realidad. De autocrítica, para nada, ni siquiera se detuvo a analizar la labor del subsecretario Hugo López Gatell, ni del área de Seguridad, como tampoco del desabasto de medicinas, ni de la contención de las masacres, ni de la Delincuencia Organizada (DO), entre otros temas. Eso sí, se autoproclamó como líder en las encuestas para efectos de la ya en ciernes elección de revocación de mandato, con una amplia ventaja de 72% para que se quede; 23% que deje el cargo y 1% que no le importa que no sabe ni quién es. Datos obviamente sacados del bombín del mago, encuesta que no avala nadie.

Economía. Algo no muy común en López Obrador, inició con un tema que no le favorece, la economía, además de su lista de medias verdades y mentiras completas. Que 40% percibe la situación igual a la del año pasado; 45% que está peor y; solo un 15% con una mejor percepción de su economía. En la macroeconomía que se prevé un crecimiento del 6%. En ese nivel todos los países crecerán, con la pandemia del año pasado (que continua) y por la confinación, es obvio que crezcan si hay movimiento económico, no es extraordinario. Sobre la Inflación (6%) dijo que va bien, cuando en realidad está arriba un 100% de lo estimado por el Banco de México (BM) para el año completo (3%). La causa, el exceso de circulante (regalado) y recosteo de insumos y gastos en la manufactura y producción.

Deuda Pública. Dijo que no ha aumentado, cuando en 2019 el nivel fue de 45.1% del PIB, en 2020, representó el 52.4% del PIB, esto es, se incrementó en 7.3% del PIB, y en 2021 basta el cargo de los intereses para que aumente la deuda por lo menos un 3%, ¡claro que ha aumentado la deuda!

Energéticos. Informó que no han aumentado, que alguien le diga que, si el precio del petróleo sube, como ha sucedido al cabo de un año, es obvio que los energéticos han subido, vemos el precio de la gasolina que está a niveles de 21 y 23 pesos o más la Magna y Premium, y si se le quita o ponen el subsidio como lo hacen cada semana, se dispara hasta los 22 o 24 pesos por litro, como es posible que se afirme que no ha subido. Que el Gas, si ha subido, claro es obvio.

Delincuencia Organizada (DO). Dijo que en su administración no ha habido” nuevos carteles” (sic) y que son los mismos. ¿Entonces, por qué no nacieron en su administración, por eso no los combate? Al contrario, debe de haber más información sobre ellos para combatirlos, o no quiere llevar a cabo ninguna investigación, con eso de que con su política de abrazos no balazos, el ciudadano esta inerme y a merced de la DO.

Mortalidad por Pandemia. López Obrador aseguró que México no está en la lista de países con mayor tasa de mortalidad por Covid-19 “en América ni en todo el mundo” (sic) que alguien le lleve la medición más confiable en el mundo, la de la Universidad Johns Hopkins, que desde el inicio ha realizado un seguimiento del Covid-19 en 190 países. Hoy México en mortalidad oficial está en 4º lugar desde hace un año (estaba en tercero, lo superó la India) y en materia de Contagios se encuentra en el lugar 15º, de 190.

Contagios por Covid. También manifestó que en materia de contagios y solo en la última semana de junio, se tenían registrados 13,700 nuevos casos positivos. Cuando del informe diario que presenta la Secretaría de Salud, se desprende que hubo 31,522 positivos. (del 24 al 30 de junio fueron 5,340, 5,270, 5,051, 2,384, 1,661, 5,711 y 6,102 respectivamente). Estos son los datos oficiales.

Dólar e Inversión. Se enorgullece que el peso esta fuerte y hay inversión, cuando la realidad es totalmente diversa, y se debe al diferencial de las tasas de interés, donde las que se tienen en México son más altas que en otros países y dan más rendimientos. Las inversiones que llegan al País no son para invertir en infraestructura, creando empleos, ingresos, impuestos, cadenas de valor, solo llegan porque las tasas de interés son más altas (4.25% ahora) y tales inversores, cuando se van, se llevan sus dólares y los intereses obtenidos, menos el impuesto sobre la renta (ISR) como pago definitivo al estar gravados. Por eso estamos denominados como países emergentes, entra inversión fiduciaria baja el dólar, sale, sube.

Seguridad. En su informe afirmó que había habido un avance en la seguridad, lo cual no es así. Pero que no era problema de esta administración, ya que a él le heredaron el problema de la violencia y las masacres. Como es posible que después de 32 meses siga diciendo que el problema nació en el pasado, pues se supone que el conocía el país, que lo recorrió cientos de veces, por ende, sabia de sus problemas, y ¿qué ha hecho para resolverlo? Ya con dos secretarios de seguridad y la violencia no cede, las estrategias están fallando o es otra causa. Y las masacres se dan en un promedio de 2 al mes en esta administración.

Y así se continuó con innumerables temas que al presidente Andrés Manuel López Obrador le gustan y considera que es lo que debe hacer, estar como jefe de campaña en forma permanente del partido oficialista. Sin embargo, en ningún momento establece una línea para conocer si a los ciudadanos les está llegando el Bienestar  y los servicios públicos que se manifiestan en el papel oficial y se reproduce en los medios de comunicación que recogen sus promesas y acciones de gobierno, el que se lleven a cabo es incierto y ese es el dilema de los votantes para las próximas votaciones: ya sea la ineficaz consulta en agosto en contra de los actores del pasado, y nótese el pasado comienza desde ayer; la revocación de mandato, que será su campaña de aquí en adelante y claro, las elecciones del cambio de régimen en el 2024, a lo cual ya comenzó su campaña, con dinero público y destapando a más de cuatro suspirantes.

a2m8m@yahoo.com.mx

freedomm

Acerca de misionpo 15561 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.