Grupo Atlacomulco: Del Augurio de una Brujilda, al Espacio Sideral

Los Dados de Dios

Por Nidia Marín

Llámele como quiera: profecía, oráculo, fantochería, intérprete, clarividencia o agudeza mental, pero allá por los años cuarenta del siglo pasado, una brujilda le atinó al augurio, al señalar que seis nativos de Atlacomulco gobernarían el Estado de México y uno sería presidente de la República.

Y así fue, aunque sus dotes no alcanzaron para señalar el nacimiento de un poderoso grupo político durante el siglo XX y parte del XXI y mucho menos que el nombre del mismo brillaría en el espacio sideral. Sí, así como lo leen.

Tal y como lo señalaran en la Agencia Espacial Mexicana, que encabeza el doctor Salvador Landeros Ayala, el nanosatélite mexicano D2/ AtlaCom-1, fue lanzado exitosamente por Space X (de Elon Musk), desde las instalaciones de la NASA en Cabo Cañaveral.

Se trata de una misión satelital internacional que permitirá avanzar en la formación de estudiantes de México en captación, análisis y procesamiento de imágenes satelitales.

“Con el Nanosatélite D2/AtlaCom-1 (lanzado el pasado 30 de junio de este año), hoy el nombre de Atlacomulco llega al espacio, poniéndolo muy en alto con apoyo de la SCT a través de la AEM”, señaló el alcalde de aquel sitio, Roberto Téllez Monroy, en la ceremonia.

A su vez, el Rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, doctor Carlos Barrera Díaz, puso el dedo en la llaga al precisar que la innovación significará emplear recursos satelitales para fortalecer al agro, lo que podrá permitir una mejor planificación del uso de la tierra, reducción de costos, desarrollo de cadenas de suministros cada vez más sostenibles, conservación de recursos naturales, y resiliencia ante desastres, entre otros beneficios alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas.

También el rector de la Universidad Politécnica de Atlacomulco (UPA), René Santín Villavicencio, habló de que mediante el análisis y procesamiento de datos satelitales, los estudiantes podrán obtener habilidades que les aportarán alto valor agregado como profesionistas competitivos en esta nueva era digital.

Y México saldrá ganando al contar con jóvenes especializados en el aprovechamiento de Nanosatélites para la protección a la población ante desastres naturales, incendios forestales, educación y salud a distancia, y otros rubros estratégicos.

“Este lanzamiento por parte de Space X (del físico sudafricano Elon Musk), significa toda una nueva fase de la era espacial mexicana”, dijo a su vez el presidente de Space JLTZ, José Luis Terreros Corrales.

Quien iba decir que la brujilda o vidente Francisca Castro Montiel le atinaría en materia política y que las patentes consecuencias hoy surcan el espacio.

Acertó. Fueron gobernadores los nativos de ese municipio: Isidro Fabela Alfaro (1942-1945); Alfredo del Mazo Vélez (1945-1951); Salvador Sánchez Colín (1951-1957); Arturo Montiel Rojas (1999-2005) y Enrique Peña Nieto (2005-2011).

El caso de Carlos Hank González (1969-1975) se cuece aparte. También gobernó la entidad y no era oriundo de Atlacomulco, sino de Santiago Tianguistenco, pero una buena parte de su vida radicó y trabajo en el municipio de marras.

¿Entonces ahí terminó el hechizo y la videncia? Vaya usted a saber. A lo mejor aun falta uno. Ya se verá. Lo cierto es que el municipio de Atlacomulco ya surca el espacio.

Sin embargo, en el renglón espacial, Guerrero llegó primero. Rodolfo Neri Vela sigue teniendo la palma de oro, al enorgullecer a México al viajar al espacio.

Este ingeniero en Comunicaciones y Electrónica de la Facultad de Ingeniería de la UNAM alguna vez señaló en su sitio web y fue publicado por la Gaceta de la UNAM: “…orbitó la Tierra 109 veces, en el transbordador espacial Atlantis y durante la misión se colocaron tres satélites de comunicaciones en órbita. Realizó diversos experimentos y un extenso trabajo de fotografía de la superficie terrestre”.

También expresaría:

“Fui al espacio, regresé a la Tierra, aterrizamos en el desierto de Mojave, California, y regresé a la UNAM a dar clases. Por eso ahora celebro que pueda impulsarse en esta casa de estudios la carrera 15 de la FI: Ingeniería Aeroespacial”, añadió.

El maestro en Sistemas de Telecomunicaciones por la Universidad de Essex, y doctor en el área de Electromagnetismo Aplicado por la Universidad de Birmingham explicó:

“La NASA no estaba en mis planes, pero se presentó la oportunidad; la clave es prepararse todos los días y pensar en grande, sino no se llega a ningún lado, ni al espacio”.

Sí también la UNAM, la UAEM y la UPA están pensando en grande. Como debe ser. Como debe ser.

Acerca de misionpo 39291 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.