¿Adiós Elba Esther, Para Siempre Adiós?

Los Privilegios del Poder

Por Verónica V. González y Arnoldo Piñón

La imposibilidad del partido Redes Sociales Progresistas (RSP) de obtener el registro al no alcanzar el mínimo del 3 por cuento de los votos totales emitidos en el país, representa, en la práctica el adiós político de la maestra Elba Esther Gordillo: carece de la maquinaria electoral que se le atribuía.

Para Alfonso Cepeda, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el resultado de las elecciones son la mejor de las noticias, al representarle el final del fantasma de la maestra Gordillo, aun cuando mantenga el membrete Maestros x México (MXM) que seguramente en 2024 buscarán disputarle, en elecciones democráticas, el liderazgo.

RSP, un partido de nueva creación manejado por su yerno Fernando González Sánchez, exsubsecretario en la Secretaría de Educación Pública, no logró su cometido de permanecer en la arena política al no lograr los votos suficientes que le permitan mantener el registro. Es cierto que un 3 por ciento de la votación total, requiere de una maquinaria electoral bien aceitada. En 2006, la maestra fue fundamental para que Felipe Calderón ganara por la Presidencia de la República. A cambio recibió el ISSSTE, la Lotería Nacional y una subsecretaría en la SEP.

¿Dónde quedó ese poderío que incluso le permitió enviar a Roberto Madrazo al tercer lugar en la preferencia electoral? ¿Recuerda aquel eslogan genial de “¿Usted le cree a Madrazo? Yo tampoco” que tanto daño hizo.

O aquel otro en 2012, cuando era claro que Josefina Vázquez Mota no ganaría la Presidencia de la República:

“Gracias por participar”.

Era el tiempo en que la maestra Gordillo detentaba un enorme poder político que le permitía controlar el sindicato más numeroso del país y de América Latina y que varios gobernadores e incluso secretarios de Estado le rindieran pleitesía.

En febrero de 2013 fue sorpresivamente detenida en el aeropuerto de Toluca al llegar de Estados Unidos con la intención de encabezar un congreso magisterial en Jalisco. Recobró la libertad -incluso fue exonerada- en agosto de 2018, cuando ya Andrés Manuel López Obrador era presidente electo.

Meses más tarde, Juan Díaz de la Torre se retiró del liderazgo del SNTE al que había arribado tras la detención de la maestra Gordillo. Fue remplazado por Alfonso Cepeda Salas, en lo que fue interpretado por varios como lo que sería una transición rápida para convocar a elecciones mediante voto personal, libre, secreto y directo del millón 200 mil agremiados.

Se vaticinaba el retorno de la maestra Gordillo. Pasaron los meses y el grupo de Cepeda Salas consolidó una relación institucional con el gobierno del presidente López Obrador, pese a haber recibido cientos de millones de pesos para defender la reforma educativa de la administración de Enrique Peña Nieto -en nuestro poder tenemos copia de un convenio firmado por Soralla Bañuelos de la Torre y Cepeda Salas, entonces coordinador del Colegiado Nacional de Administración y Finanzas, en el que recibieron 200 millones de pesos-.

Mientras los meses transcurrían y no se convocó a elecciones en el magisterio, el grupo de la maestra se dedicó a la construcción de un nuevo partido político -ya tenían experiencia con Nueva Alianza- y sacó a Tomas Vázquez Vigil para encargarle MXM.

La apuesta era sin duda lograr el registro de Redes Sociales Progresistas, cuyo liderazgo recayó en su yerno González Sánchez. En contraparte, Cepeda obtuvo alianzas con Morena en los estados donde el Panal conserva el registro como partido local -a nivel nacional lo perdió-, como es el caso de Colima: un logro político.

Es cierto que RSP no podía formar alianzas al ser su primera elección, pero es claro que cometieron errores graves, como el grupo de mastines integrado por personajes de dudosa reputación para defender el voto.

Sin embargo, el mayor error fue el distanciamiento con el profesor Rafael Ochoa Guzmán, exsecretario general del SNTE, quien sin duda era el líder natural para hacerse cargo de Maestros Por México, toda vez que Vázquez Vigil se había ido a su natal Jalisco desde hace varios años.

La maestra Gordillo es, una de las grandes derrotadas en las elecciones federales de 2021.

PARA LA AGENDA

Otro de los derrotados es Fernando Espino Arévalo, dirigente sindical del metro, quien figuraba en la lista de candidatos plurinominales del partido Fuerza Por México de Pedro Haces, el dirigente de la central CATEM, en el que también estaba Héctor Carreón, sólo que este para el Congreso de la Ciudad de México… En el ISSSTE, tras los resultados electorales, se habla con insistencia de la inminente salida de Luis Antonio Ramírez Pineda y del general Jens Pedro Lohmann. Se insiste en que Ramiro López Elizalde será el nuevo director general… Por cierto, Javier Huerta, el ex subdirector de personal del ISSSTE, ganó y ya es diputado federal por el Estado de México…

Acerca de misionpo 15308 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.