Desempleo: una Cifra Devastadora

*Se Desmorona la Información Oficial de la Recuperación

*Aumento de Pobres: 9.8 Millones de Personas: Coneval

*Incertidumbre Aleja a Inversionistas Locales y Externos

Por Joel Armendáriz

Cuentas alegres desde Palacio Nacional, la Secretaría del Trabajo y el Instituto Mexicano del Seguro Social, indicaban hace un mes que el empleo perdido durante 2020 se había recuperado y que la economía alcanzaría su plenitud en junio.

Viejo adagio: del plato a la boca se cae la sopa y es lo que ocurrió con el resultado de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) correspondiente al primer trimestre de 2021, que revela una cifra devastadora: 2.1 millones de personas forman parte del ejército de desempleados, ya por la crisis sanitaria o bien por el mal manejo de la economía durante 9 meses de 2020 y los primeros 3 del 2021.

El reporte del INEGI señala que durante trimestre enero-marzo de 2021 las personas empleadas perdieron el trabajo. La estadística se compara con los mismos meses del año pasado y confirma que la ENOE reveló que la población ocupada es de 53 millones, 2.1 millones menos que el año pasado.

El Coneval, por su parte, informa del deterioro empleo-ingreso y en el que confluyeron tres factores: la caída del ingreso laboral real per cápita, el aumento de la tasa de desocupación y el incremento de los precios de la canasta alimentaria que superó la variación del INPC. (La inflación alcanzó 6.8 por ciento en la segunda quincena de abril y se espera que en la primera de mayo la tendencia se mantenga al alza).

Son datos duros, obtenidos por dos organismos que tienen la responsabilidad de medir empleo, inversión, desarrollo y comportamiento económico (INGEI) y reducción de pobreza en todos los ámbitos (Coneval) y que conjuntados muestran que la recuperación económica está muy lejos para llegar.

No obstante, la lacerante realidad que ha llevado a que 9.8 millones de personas se hayan sumado al decil por debajo de la línea de pobreza. La medición se explica que quienes conforman este segmento no obtienen recursos para la llamada canasta básica. Los datos fueron dados a conocer en febrero pasado por el Coneval y la tendencia irá en aumento en los siguientes tres meses.

El drama del desempleo, culpa principalmente de la pandemia, reconocen expertos, pero al mismo tiempo se profundizó por la falta de apoyo gubernamental a las micro y pequeñas empresas, generadoras del mayor número de empleos y que ante el cierre de actividades no operaron y despidieron a su personal. En aquellos casos en que los empleados eran los propios dueños, el cierre de sus comercios o empresas fue definitivo, como lo informó en abril el INEGI, que compiló el número de cierres y lo calculó en 600 mil.

“EN JUNIO, LA NORMALIDAD”

A finales del año pasado, como suele ocurrir periódicamente, se advirtió un ligero incremento en el empleo formal, aunque distante al de años anteriores. La justificación: el color rojo y en el mejor de los casos naranja en el semáforo epidemiológico, impidió que actividades como restaurantes, cines, plazas comerciales, tiendas departamentales, talleres etcétera, mantuvieran controles por parte de la autoridad y solamente se permitiera la operación por algunas horas y en otros casos no se aprobó su reapertura.

El presidente López informó, con datos del IMSS, que entre enero y abril se recuperaron 296 mil empleos. (Se presume que corresponden a los perdidos durante 2020, aunque no lo precisó) y en base a la cifra, presumió de que para junio la economía estará recuperada.

Ahora que el INEGI revela que el desempleo aumentó en el primer trimestre y el Coneval confirmó que a la Línea de Pobreza se incorporaron 9.8 millones de personas más, el escenario de recuperación se derrumba.

Según expertos financieros el crecimiento del PIB de México para 2021 es optimista y hay calificadoras y bancos que consideran hasta un 6.1 por ciento, lo que podría no alcanzarse por la incertidumbre que priva entre los inversionistas por las reformas a las leyes del Sistema Eléctrico y la de Hidrocarburos, por las que se frenaron los desarrollos de energías limpias y se cancelaron concesiones a empresas como Iberdrola y Shell.

Las conclusiones a que llegan los expertos son que, si no se restaura la confianza de quienes suelen invertir, crear empleos y obtener dividendos, la inversión gubernamental no alcanzará para cubrir el Presupuesto de Egresos de la Federación sin importar que el Sistema de Administración Tributaria haya recuperado cartera vencida de causantes morosos.

El reporte de la ENOE precisa dos datos devastadores: las personas ocupadas con necesidad y disponibilidad para trabajar más pasaron de 4.6 millones en el primer trimestre del año 2020 a 7.3 millones en igual periodo del año 2021. Y en cuanto a la población desocupada, es decir, sin trabajo y disponible para trabajar y en busca de empleo, representó 4.4 por ciento de la población económicamente activa, porcentaje que el año pasado fue de 3.4 por ciento.

Luego, entonces, el triunfalismo por la recuperación económica se convirtió en un espejismo… más.

Acerca de misionpo 16624 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.