Es Imprescindible Garantizar la Seguridad en las Obras del Tren Maya.

Itinerario Turístico

Por Arturo Lino Guzmán

Preocupa, de verdad preocupa y se hace cada vez más evidente que las condiciones en el país se agravan y lo decimos porque si quienes planificaron y construyeron la línea 12 del Metro durante la administración del PRD y que hoy muchos forman parte de Morena, tanto ingenieros, técnicos, especialistas, funcionarios y legisladores, posiblemente tuvieron intervención en mayor o menor grado en la realización de ese proyecto y ojalá no vayan a estar a cargo de las obras del Tren Maya y del Aeropuerto Santa Lucía, porque de ser así, hay motivos para estar nerviosos.

Además, si se toma en cuenta la llamada austeridad republicana en la que el ahorro de los dineros es el argumento principal y si se construyen con materiales de menor calidad a las especificadas, entonces habrá que encender los focos amarillos, pues la Línea 12 del Metro, llamada de Oro, ha sufrido percances por las múltiples fallas que ha tenido que han costado al erario miles de millones de pesos y aún no se castiga a los responsables. Esperamos que no suceda lo mismo con las obras del presente sexenio.

El Metro capitalino está muy lejos de ser un sitio atractivo para los turistas internacionales, pero sí lo es para los que llegan de otros estados a conocer la capital del país y en consecuencia viajar en el transporte subterráneo es uno de los ingredientes que son de interés.

En las ciudades europeas Dinamarca, Noruega, Alemania, Francia y España, por citar algunos, las estaciones de este medio de transporte son verdaderas joyas arquitectónicas y decoradas de tal forma que son un atractivo en sí mismas para propios y extraños.

Aquí el punto es que la planeación y ejecución de las obras públicas, realizadas por los gobiernos de diferente filiación política en décadas, dejan mucho que desear, porque el presupuesto se ejerce con discrecionalidad y de acuerdo a los intereses o favoritismos a ciertos grupos económicos, que muchas veces son de los propios funcionarios o amigos de éstos. Aquí es de resaltar que las empresas ICA y CARSO, estuvieron a cargo de las obras de la Línea 12 y actualmente son las encargadas de dos tramos del Tren Maya.

El tema parece ajeno al turismo, pero el asunto es que está en proceso de construcción el Tren Maya y por lo visto se usan los mismos criterios para la magna obra del gobierno de la 4T, por lo que habrá que estar muy atentos, porque no nos vayamos a llevar más sorpresas.

En otro orden de ideas, el tema de las playas que abordamos hace unas semanas en este espacio, ha tenido reacciones por parte de los empresarios del estado de Quintana Roo, quienes se han mostrado inconformes y con molestia con la disposición de reducir a 10 metros de ancho de tierra firme en los hoteles que tienen concesionada playa, de acuerdo a la iniciativa, la cual se encuentra en trámite, para reformar la Ley General de Bienes Nacionales y permitir el derecho constitucional de hacer uso libre de playas públicas y generar condiciones de certidumbre jurídica para inversionistas, dotando al Estado de una legislación moderna que permita generar riqueza sin perder soberanía.

El asunto “tiene mucha tela de donde cortar”, pues, entre otras cosas, son pocos los hoteles instalados al borde de las playas que tienen certificación de éstas y al parecer hay poca preocupación por parte de los empresarios de garantizar la limpieza de las playas, su cuidado y garantizar a los turistas aguas de mar menos contaminadas.

Por esta razón, proponemos que los turistas, a la hora de decidir dónde hospedarse, elijan a aquellos hoteles con certificación de playas, porque se de esa manera se podrá contribuir al cuidado del medio ambiente  y el sector hotelero se verá obligado a mejorar las condiciones de las playas y de su entorno ecológico.

Asimismo, se les podrá exigir que instalen plantas de tratamiento de aguas residuales, para evitar que las arrojadas al mar contaminen el recurso marino y contribuyan a evitar mayores daños a los océanos.

La reapertura de los museos en la CDMX, dará impulso a la reactivación del turismo en la ciudad capital y fomentará el turismo cultural que entró en un impasse, por la pandemia, sin embargo las visitas virtuales fueron las que parcialmente cumplieron la función de ofrecer al público recorridos a estos importantes lugares que atraen millones de visitantes ávidos de ampliar sus conocimientos.

La pandemia ha trastocado nuestra forma de vida y también la forma de viajar y despertado, quizás más interés por la cultura y por estar más informado.

Acerca de misionpo 15963 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.