El PES Nada Solo y el Tucán Pretende Abrir la Jaula y Surcar los Aires Políticos

*El Gobierno Cuestiona la Existencia de Regímenes Autoritarios

*Íbamos a Acabar con Ellos y no se Ha hecho: Hugo Eric Flores

*Tres Elementos en Juego Para que el Verde Emprenda el Vuelo

Por Gerardo Lavalle

Sorprendió a Todos. Los dejó con el silencio absoluto.

Recibieron el descontón y ni siquiera lo sintieron. Hugo Eric Flores, dueño del Partido Encuentro Solidario (PES) clamó: el partido no es satélite de Morena.

Y vino el segundo golpe: por el contrario, reclamó que a estas alturas existan regímenes autoritarios cuando se supone que eso era lo que íbamos a cambiar.

Del otro lado del río, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) que tiene escriturado de por vida el Jorge Emilio González, hijo del fundador, y que ahora tiene a Karen Castrejón como dirigente, aunque el que dicta la línea es Carlos Madrazo Limón, deshoja la margarita para evaluar si en la LXV Legislatura que iniciar el uno de septiembre próximo, se mantiene como aliado de Morena o se suma al PES para actuar con independencia.

Para el partido oficialista sería una enorme pérdida. SI bien ahora están en la misma línea y comparten distritos electorales junto con el PT, de concretarse el distanciamiento ambos partidos, PES y PVEM a través de sus bancadas podrían no avalar todo lo que el presidente de la República envíe a la Cámara de Diputados.

Para Flores, Morena no ha cumplido el programa de gobierno y -sin decirlo por su nombre- el Presidente ha sido omiso en diversas acciones por lo cual el “viejo régimen” prevalece y resiste.

Es evidente que el dirigente del PES emerge como crítico cuando el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, mente las manos en el proceso electoral y dedica lo mejor de sus esfuerzos a buscar derribar al candidato de Flores, el controvertido Jorge Hank Rhon, quien apenas levanta el vuelo y cuenta con 14 puntos de preferencia electoral contra el 43 por ciento que registra Marina del Pilar Ávila de la alianza Morena, PT y PVEM.

Al mandatario estatal no parece importarle la ventaja que tiene “su candidata” sino escalar la persecución que inició desde hace una década en contra del rey de las apuestas.

Nadie supone que la orden de perseguir al hijo del que fuera prominente político mexicano, Carlos Hank González, haya salido de Palacio Nacional. La reyerta entre ambos personajes es personal. Y Bonilla ejerce todo lo que tiene de poder -que no es mucho pero sí suficiente-para impedir que Hank Rhon lo suceda en el Palacio de Gobierno de Mexicali.

Si la chica se hace -el propietario de Caliente es un experto apostador-, sería una que pagara los más altos rendimientos. No por el dinero, sino por el ejercicio político que tendría como meta revisar las cuentas del actual mandatario, propietario de medios de comunicación y próspero constructor.

La persecución ha irritado a Hugo Eric Flores. Y lo mismo en Zacatecas, donde pidió la emoción de los consejeros y magistrados electorales del Estado, por haber violado la Constitución al haberles negados sus derechos político-electorales a Iván de Santiago y de Ulises Mejía Haro, como candidatos a la alcaldía de Zacatecas y diputado local respectivamente. Las filtraciones indican que el candidato de Morena, David Monreal Ávila, mantuvo diálogos personales con los funcionarios electorales lo que, se presume, influyó para negar el registro de los pesistas.

EL TUCAN QUIERE SURCAR LOS AIRES

Del Verde, un partido que tiene en su contra el oportunismo, saber acomodarse con el poder superior, hay tres elementos que juegan en su posible distanciamiento.

A saber: 1.- Los diputados del Verde, coordinados por Arturo Escobar, decidieron aliarse a Morena al inicio de la Legislatura porque, dicho por Escobar, habría mayores recursos para tratar a los niños con cáncer. El tema se rompió abruptamente al no existir los medicamentos; 2.- Fueron testigos mudos de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica y aunque se opusieron y votaron en contra, Morena no los escuchó. Y la gota que derramó el vaso fue la reforma a la Ley de Hidrocarburos en donde, al igual que la eléctrica, se privilegia el uso de combustibles fósiles altamente contaminantes.

Si Morena pierde los votos del PES y del PVEM se verá en mayores aprietos, porque al ratificar el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la pospuesta del INE para acatar la Constitución em materia de reparto de plurinominales conforme a los votos obtenidos por cada partido, el oficialista no podrá estar sobrerrepresentado como en la actualidad.

Las encuestas revelan que Morena, como partido, podría obtener quizá la misma suma de distritos que en el 2018, es decir, 102 y entonces su proporcionalidad se reduciría en cuando menos 50 por ciento. La suma de legisladores de mayoría más los de representación podría ser menor a los 170. De suyo, ahí comienza el problema. Aunque se aliaran los que ahora protestan, no llegaría a los 251.

Pareciera que los tucanes quieren surcar en solitario los aires de la política, aunque el viento los haga cambiar de rumbo en el momento en que le ofrezcan la suculencia culinaria.

El PES podría tener un elevado número de legisladores y si nada solo… Morena se ahoga.

Acerca de misionpo 16037 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.