Horacio Duarte, el Florero de Lujo en Aduanas

*Privilegia AML la Participación del Ejército y la Marina

*Realizan Presuntos Decomisos de Armas y Dinero

*No se Informa en Dónde Quedan las Confiscaciones

Por Joel Armendáriz

Mañana, Horacio Duarte cumplirá un año como director de Aduanas. Llegó para sustituir a Ricardo Ahued y la expresión presidencial para su nombramiento fue:  se comprometió a limpiar de toda corrupción los puertos de arribo de mercancías del país y confió que Duarte pueda limpiar de toda corrupción los puertos de arribo de mercancías del país.

Tres meses después, el 17 de julio, el presidente anunció una nueva decisión: que pondrá al Ejército y a la Marina al mando de los puertos y las aduanas a fin de erradicar la corrupción y frenar la entrada de drogas al país.

Duarte es el tercer “director” de Aduanas.

Y durante su gestión ha mostrado ser el “Florero de Lujo” de la administración pública federal. No se sabe qué hace y a quién le rinde cuentas. Simplemente existe en el organigrama del Sistema de Administración Tributaria como funcionario de “alto rango”.

Tan es invisible, que la semana pasada el propio presidente arrojó loas al trabajo de las fuerzas castrenses.

En poco tiempo que el Ejército y la Marina tomaron el control de las aduanas del país, se han logrado confiscaciones de dinero y armamento, expresó para señalar que “porque ahora no se permite la asociación delictuosa, en las aduanas era muy común el contrabando, el que se convirtieran las aduanas en fuentes de corrupción, los encargados eran funcionarios vinculados a políticos, los gobernadores de la frontera recomendaban a los directores de aduanas ya no aceptamos recomendaciones”.

Henchido por el elogio, el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Crescencio Sandoval “rindió un parte” en el que plasmó que en 13 aduanas de Tamaulipas y una en Nuevo León, en donde tiene presencia el Ejército “en un mes de operaciones se logró el aseguramiento de aproximadamente 50 armas, más de 3 mil cartuchos en vehículos que vienen de Estados Unidos a México, estas acciones no se habían presentado, no se aseguraba armamento ni municiones”.

Un informe de Center for American Progress -una organización estadounidense que se encarga de la investigación y defensa de políticas públicas- revela que cada año cerca de 213.000 armas de fuego son transportadas ilegalmente hacia territorio mexicano. Todas provienen de Estados Unidos.

Informar del decomiso de 50 armas y 3 mil cartuchos no deja de ser una nimiedad.

(El reporte consigna que sus investigadores citan los registros de la Agencia Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos que revelan que, entre 2011 y 2016, al menos 106.000 armas fabricadas en Estados Unidos estuvieron vinculadas con actividades delictivas en México).

DE LAS DROGAS, SABE DIOS

Durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto se decomisaron más armas y drogas en sus primeros dos años.

Un trabajo de Ignacio Alzaga, publicado en Milenio el 26 de diciembre de 2018, da cuenta de que durante el sexenio calderonista, militares aseguraron 123 mil armas, mientras que en la de Peña Nieto fueron 35 mil 948; en 2006-2012 incautaron 177 mdd en efectivo y de 2012 a 2018 solo 66.5.

Aunque…

De esa cifra, 74.200 fueron compradas legalmente en territorio estadounidense, pero el informe también señala que cada año cerca de 213.000 armas de fuego son transportadas ilegalmente hacia territorio mexicano.

Héctor Molina publicó en El Economista el primero de abril de 2019, el siguiente texto: Los aseguramientos de droga por acciones del Ejército mexicano se desplomaron en el primer trimestre del mandato de Andrés Manuel López Obrador.

“No hay guerra, oficialmente ya no hay guerra. Nosotros queremos la paz, vamos a conseguir la paz”, dijo López Obrador en una de sus ya protocolarias conferencias matutinas, ante el cuestionamiento sobre si se mantenía la guerra contra el narcotráfico, el pasado 30 de enero.

“Entre el 1 de diciembre del año pasado y el 28 de febrero de este 2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que se aseguraron 30,563 kilogramos de mariguana.

“Dicha cifra es menos de una tercera parte de lo que se aseguró en el primer trimestre del sexenio de Enrique Peña Nieto —del 1 de diciembre del 2012 a febrero del 2013— cuando el Ejército informó el aseguramiento de 102,831 kilogramos del mismo enervante”.

Hoy no se conoce cuánta droga y dinero en efectivo han sido decomisados a los criminales que importan y exportan cocaína, heroína, cristal, fentanilo y marihuana.

Hasta ahora no se ha informado de las cantidades, aunque se dieron a conocer dos aseguramientos de cocaína.

El primero en febrero con un decomiso de 730 kilos y el segundo con mil 583. Sin duda severos golpes en contra del crimen organizado. La duda que prevalece es el destino de la droga, porque no se ha informado de su incineración ni tampoco en dónde se encuentra.

Cierto: la Marina y el Ejército siguen presentes en la lucha contra el tráfico y producción de drogas, aunque las cantidades se menores en comparación a las cifras conocidas en los gobiernos anteriores.

Mientras, al director de Aduanas le sacan brillo para que el florero no se opaque.

Acerca de misionpo 14103 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.