“Pequeños Secretos”

Del Cine y las Leyes

Grandes Revelaciones

Por Horacio Armando Hernández Orozco

“Pequeños Secretos” (“The Little Things”), película de suspenso policial del género neo-noir, dirigida por John Lee Hancock; con la actuación de Denzel Washington (Joe “Deke” Deacon), Rami Malek (Jimmy Baxter) y Jared Leto (Albert Sparma), cuyo estreno fue el 29 de enero de 2021.

Joe “Deke” Deacon, un alguacil del condado de Kern y Jim Baxter, un detective de homicidios del Departamento de Policía de Los Ángeles, han de colaborar juntos para dar caza a un astuto asesino en serie, pero en esa búsqueda saldrán a flote los más profundos temores.

Ambientada en Los Ángeles de 1990, cuando el ‘beeper’ aún era más popular que los teléfonos celulares y las pruebas de ADN no eran de uso generalizado entre los forenses, la película resulta ser un juego del gato y el ratón, donde resolver el caso no es por el bien de las víctimas ni por cuestión de justicia, sino para salvar la salud mental de los policías.

EL POLICÍA SIEMPRE REGRESA A LA ESCENA DEL CRIMEN

Joe “Deke” Deacon, alguacil adjunto del condado de Kern, debe ir al Departamento de Policía de Los Ángeles para recopilar pruebas relativas a un asesinato reciente; ahí conoce a Jimmy Baxter, un joven detective de homicidios, quien en rueda de prensa señala que están recopilando pistas para atrapar a un asesino serial.

Los contextos son claros desde un principio, el viejo policía ya en etapa de retirarse y el joven detective que quiere comerse el mundo a puños, la experiencia y la juventud, fórmula que nunca ha fallado como binomio para resolver complicados casos; y no obstante la mala reputación de Deacon, pues era un ex detective de Los Ángeles, logra llamar la atención del novel Baxter, cuando en la escena de un nuevo homicidio, el viejo alguacil nota similitudes entre el modus operandi de un antiguo caso de asesinato en serie que no pudo resolver.

Deacon y Baxter conforman la dupla del agente experimentado y el policía novato, que pone en evidencia las diferencias de la vieja y la nueva escuela o del instinto frente a la razón.

UN BUEN POLICÍA NO SIEMPRE ES UN BUEN POLICÍA

Baxter se entera por el capitán de la comisaría, Farris, que Deacon se divorció y sufrió un ataque al corazón debido a su obsesión con el caso sin resolver, y le aconseja que no lo involucre, pero impresionado con los instintos policiales de Deke, solicita su ayuda extraoficialmente.

Puede estimarse que un buen policía siempre apoyará y ayudará a otro colega a resolver un caso, pero lo cierto es que Deacon guarda un ‘pequeño secreto’ que lo atormenta desde hace años, y que sólo resolviendo el caso podrá librarse de sus pesadillas.

Así que el buen policía no es tan buen policía, pues el olfato de Deke para las “pequeñas cosas” resulta inquietantemente preciso, pero su voluntad de eludir las reglas envuelve a Baxter en un dilema, ya que el impresionante récord para resolver casos de Deacon está sustentado en prácticas poco ortodoxas.

UN SOSPECHOSO MUY SOSPECHOSO

La policía descubre el cuerpo de otra víctima debajo de un puente, coincidiendo el modus operandi con otros asesinatos, en los cuales las víctimas eran prostitutas apuñaladas hasta la muerte; Deacon investiga a Albert Sparma, un asiduo cliente de bares de striptease, que trabaja en una tienda de reparaciones de electrodomésticos.

El viejo policía ha creado un perfil del asesino, tomando en cuenta los casos de antaño sin resolver con los nuevos, por lo cual el sospechoso ideal debe ser alguien que tenga un carro con un maletero grande, que conoce bien a sus víctimas, que acuda a lugares donde trabajan prostitutas, y que disfrute de matar a sus víctimas; todo embona en Sparma, pero nunca se pensó en la posibilidad de un copycat, o de un loco que quisiera llamar la atención de la policía sólo por diversión.

Así que el sospechoso se vuelve el menos sospechoso, más cuando Farris le informa a Baxter que ocho años antes, Sparma confesó un asesinato que no pudo haber cometido ya que estaba a diez millas del lugar en ese momento, además de que es una persona obsesionada con el crimen y, por lo tanto, es un sospechoso poco confiable.

TRAUMAS DE DELINCUENTES, TRAUMAS DE POLICÍAS

Un flashback revela que Deacon accidentalmente le disparó a una de las sobrevivientes de su último caso de asesinato, y que Farris y la forense Dunigan le ayudaron a encubrirlo.

La mayoría de las cintas sobre asesinos seriales se ocupan de indagar los traumas y conflictos psicológicos del homicida, lo cual es objeto de estudio para la criminología, pero este filme es un thriller psicológico sobre los trastornos que sufren los policías frente a este tipo de casos, una visión poco aterrizada, pero es obvio que por más profesional que sea un detective de homicidios siempre habrá cargas emocionales que estallarán en el momento menos esperado.

De entre todos los oficios que existen, los relacionados con las fuerzas de seguridad están entre los más susceptibles de generar trauma, lo cual no es un trastorno ni una enfermedad mental per sé, pero puede terminar resultando insoportable.

En el caso particular de policías muchas de las experiencias que tienen que vivir pueden causar trauma grave, y aunque el perfil psicológico del policía es más resiliente que la media, eso no les inmuniza contra el impacto de una experiencia de vida o muerte.

Habrá situaciones en las que, a pesar de sus esfuerzos, el desenlace dramático sea inevitable; o se pueden ver implicados en accidentes; o tener que lidiar con personas peligrosas, aún a su propio riesgo; o incluso presenciar la muerte de un compañero o vivir una situación en la que estén a punto de perder la vida ellos mismos.

Hay un refrán anglosajón que dice que el diablo está en los detalles, y es esta la premisa del oscuro juego psicológico que juega Deacon con Baxter, y que Sparma, como un astuto aficionado al crimen, juega con los dos policías, juego que Baxter nunca logra comprender, pues atrapar al asesino no es por el bien de las víctimas ni por cuestión de justicia, sino para salvar la salud mental de los policías.

Pero ¿qué tan malo será atribuirle a un simple sospechoso la comisión de diversos crímenes para tranquilidad de un policía?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Acerca de misionpo 13593 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.