Acabar con la Pandemia: Sólo Cuando la Vacunación sea Global

A la Vuelta de la Esquina

Por Iván Ruiz Flores

Parece una ironía, pero en este 2021 se acerca la Semana Mundial de la Inmunización, que se celebrará la última semana de abril.

El año pasado cuando la pandemia de Covid-19 se distribuía por el orbe y causaba los peores destrozos y muertes de los que se tenga memoria, desde la ONU se precisó el objetivo de la celebración “promover la vacunación para proteger contra las enfermedades a personas de todas las edades”.

Se recordaba que cada año, la inmunización salva millones de vidas, por lo que está ampliamente reconocida como una de las intervenciones de salud más costo-eficaces y de mejores resultados. Aun así, en todo el mundo sigue habiendo cerca de 20 millones de niños que no reciben las vacunas que necesitan.

Claro, en aquel momento se desconocían las consecuencias de la pandemia y las dificultades de la mayoría de los países del mundo para obtener las vacunas necesarias para poder frenar el mutante y asesino virus.

Lo que sí llevaron a cabo fue una campaña para resaltar la enorme trascendencia de las vacunas, y de las personas que las desarrollan, administran o reciben, ya que trabajan para proteger la salud de todas las personas, en todo lugar.

Sin embargo, en el rubro de las vacunas contra el Covid-19 aun no se observa una salida, debido a las dificultades que se enfrentan con las vacunas, sobre todo en los países pobres y en América Latina.

Desde el Río Bravo hasta la Patagonia el problema es severo. Curiosamente los gobiernos populistas en la región latinoamericana son los que menos vacunación han registrado para sus habitantes, pero lo sean o no sus habitantes están sufriendo muertes y contagios.

El peor país es Venezuela, casi sin vacunación, seguido por Honduras, Paraguay, Ecuador, El Salvador, Colombia, Bolivia, Perú y México.

En cambio, los países que registran importantes avances son: Chile, República Dominicana, Costa Rica, Uruguay, Argentina y Brasil.

Mientras tanto los cambios y mutaciones producen nuevas cepas con mayor letalidad, ante lo cual los científicos y los médicos señalan que lo mejor para combatirlas es con lo que hasta ahora ha funcionado: uso de cubrebocas, distancia física, habitaciones ventiladas y lavado de manos.

Y debemos seguir esas reglas, así como quedarse lo más posible en casa, porque son 14 días los que el virus utiliza en el cuerpo de una persona sin que ésta tenga síntomas (asintomático) y si no usa lo señalado reparte el virus por todas partes.

En la próxima Semana Mundial de Vacunación, en las Américas también se llevará a cabo un gran impulso desde la Organización Panamericana de la Salud.

El lema será “Las Vacunas nos Acercan. #Vacunate”.

Señala la rtv española lo que advierten los expertos constantemente:

“Para terminar con esta pandemia es necesario que la inmunidad frente al virus se extienda ampliamente por todo el mundo. ¿Y cómo conseguirlo? La herramienta en la que la humanidad ha confiado en el pasado para enfrentarse a las enfermedades infecciosas ha sido la vacuna. El desafío ahora es que las distintas inyecciones que se han conseguido desarrollar en menos de un año se administren de manera global”.

Acerca de misionpo 14619 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.