Muchos Frentes y Pocas Nueces

Artículo Invitado

*Los Mexicanos, con Cargas Emocionales de Frustración Colectiva

*Y no hay Respuesta de Parte de las Instituciones Hacia los Gobernados

*Prioridad: la Lucha por el Poder, lo Demás Pasa a Segundo Término

*Clima Complejo: el Gobierno ha Perdido la Brújula Sobre lo Importante

*No Distinguimos Donde Comenzó el Sueño y Cuándo Terminará la Pesadilla

Por Alejandro Zapata Perogordo

Para agobiarnos más de lo que estamos, el conjunto de acontecimientos trágicos en medio de una vorágine de pleitos políticos, ejecuciones, falta de vacunas, simulaciones, impunidad y engaños, se acumulan en el seno social mayores cargas emocionales de frustración colectiva.

Esa sensación viene acompañada en un alto grado por la impotencia que provoca la inacción de las instituciones a quienes corresponde salvaguardar la integridad física y patrimonial de los gobernados, al existir aspectos que escapan de nuestra voluntad y nos dejan en completo estado de indefensión.

Cada día se abren más frentes por parte de la administración en turno, sin dar salida ni respuesta a los urgentes problemas por los que atravesamos, tal parece que el deporte nacional consiste en el permanente conflicto antes de buscar soluciones, que rueden las cabezas de los adversarios, de los incomodos, de los críticos y molestos opositores, mientras ello ocurre, lo demás se pospone.

La lucha por el poder es la prioridad, lo demás pasa a segundo término, sin importar que suba de tono el malestar de la gente, total se implementa el discurso de confrontación y lucha de clases para mantener entretenida a la comunidad.

En ese entorno es explicable el sostener a candidatos acusados de abuso sexual o solicitar el desafuero de gobernadores incontrolables, todo sea por la causa, lo importante es empatar marcadores cuando sea necesario e ir a la ofensiva tacleando a quien se deje.

El hecho que lastima es que la gente y los problemas continúan sin ser atendidos y, por supuesto con resultados adversos, mientras tanto, se agrandan los problemas y, además, se abren nuevos frentes según convenga a los intereses palaciegos, para su propósito.

No podemos decir que sea sorpresa, recordemos cuando se inició con el combate al huachicol, siguiendo con desabasto de hidrocarburos, en la actualidad el robo de gasolinas sigue igual o peor al extenderse ahora con el saqueo a los gasoductos; el apagón les vino como anillo al dedo para justificar la regresiva reforma energética; y la confrontación con la Auditoria Superior de la Federación le sirve para deslegitimar cualquier observación sobre manejos inadecuados. Son efectivas estrategias de simulación.

Tenemos un clima complejo, donde el gobierno ha perdido la brújula sobre lo importante:  el bien común; la seguridad, la salud y el empleo, aspectos vinculados a los más elementales derechos humanos y estrechamente con múltiples rubros adicionales, sin embargo, no se encuentran, pese a constituir puntos neurálgicos para el desarrollo nacional, como parte de la agenda prioritaria de la administración.

Se vive en total anarquía, ante la falta de seguridad, estamos a merced de los grupos delictivos; en materia de salud, con carencia de vacunas, sin medicinas ni hospitales para atender padecimientos de otra naturaleza fuera del Covid y, la pérdida de empleos, la falta de inversión y el cierre de negocios, dan al traste con la armonía social, con las oportunidades, las libertades y la confianza en las instituciones. Se atiende a las conveniencias y prioridades de un grupo, no así, las necesidades de la Nación, ya no alcanzamos a distinguir donde comenzó el sueño y cuándo terminará la pesadilla.

Acerca de misionpo 14619 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.