Desde que se Inventaron las Disculpas se Acabaron los…

A Vola Paso

POR GERARDO LAVALLE

Los dictadores y dictadorzuelos suelen desafiar a la ONU e ignorar sus decisiones. No es una novedad. Fidel Castro tardó tres décadas desde que asumió el poder hasta su visita a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas. Fue el 12 de octubre de 1979 y vestido de comandante, el dueño de Cuba se lanzó contra el imperialismo yanqui y desquitó su aislamiento. Nikita Kruschev, en el uso pleno del poder soviético llegó al organismo el 12 de octubre de 1960 y se quitó los zapatos para golpear su lugar de delegado. Castro había asumido en primero de enero de 1959.
Idi Amin Dada despreció la intervención de la ONU y rechazó la presencia de los Cascos Azules, luego del golpe de estado que realizó y que lo llevó a la presidencia de Uganda en 1971 y mediante el terror gobernó hasta 1979.
En 1961, el avión que transportaba Dag Hammarskjöld, secretario general de la ONU, fue derribado. Hacía un viaje a la Federación de Rodesia y Nyasalandia. En el Congo había insurrección y 20 años después se ha sospechado que la aeronave fue abatida intencionalmente.
Son algunos ejemplos de lo que hacen los dictadores que llegan al poder disfrazados de revolucionarios que buscan recuperar la soberanía de sus países.
Extremadamente extraño que el presidente López asuma una postura intransigente y grosera al referirse a la ONU como “un florero que está de adorno” por no cumplirle sus deseos de que las vacunas sean distribuidas equitativamente y que 10 países ricos dejen de acapararlas.
En la conferencia de este martes, el canciller Marcelo Ebrard reclamó airadamente a la ONU por no hacer cumplir los acuerdos del mecanismo COVAX y confirmó que no ha llegado una sola vacuna.
Una conferencia a la que solamente le faltó el llanto. Quejas al por mayor porque, sin duda, el Covid-19 está desfondando a la 4t y ante la carencia de vacunas comienza la guerra contra la ONU.
Sin embargo, el presidente afirma que la estrategia que su administración ha emprendido contra la pandemia de COVID-19 ha tenido “buenos resultados“.
Incomprensible, entonces, que se queje de la escasez del inmunizante.
Pareciera que la línea de flotación del buque que capitanea ha sido tocada y de gravedad. Y entonces hay que echarle la culpa a los otros, a los de antes –en la ONU el secretario general Antonio Guterrez es de los de antes- para salvaguardar el pellejo propio. Se advierte que el representante de México en el organismo multilateral está de florero.
Como en todos los tiempos, frente a la incapacidad de reaccionar en tiempo y forma, los responsables de las tragedias buscan y encuentran disculpas atribuyendo los errores a los otros.
Vaya, desde que se inventaron las disculpas se acabaron los…

Acerca de misionpo 12568 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.