Y Háganle Como Quieran, la Constante Advertencia

A la Vuelta de la Esquina

Por Iván Ruiz Flores

Es el gran testarudo de Palacio, no cabe la menor duda hoy cuando realmente se confirma que como todos aquellos tozudos, obstinados y cazurros, poseen una rigidez mental que daña, en este caso, a toda una nación.

Nunca sabremos a ciencia cierta si realmente enfermó de Covid o si como se ha dicho fue una estrategia copiada del caso de Donald Trump, ex presidente de Estados Unidos que en la parte más difícil del final de su mandato, (el día 3 de octubre de 2020) cuando ya veía perdida la reelección, “sorpresivamente” resultó “levemente” infectado y en menos de tres días “sorpresivamente” fue atendido en el hospital militar Walter Reed, de donde salió “curado” (el día 5 de octubre) tres días después gracias a que le aplicaron un tratamiento experimental con anticuerpos.

¡Qué casualidad! En México, ocurrió algo muy similar con el testarudo de Palacio casi cuatro meses después, cuando el 24 de enero informó al país que estaba infectado “levemente” y estaría en aislamiento. A él también lo atendieron de inmediato y 11 días después el propio mandatario anunció que le habían hecho una prueba y había dado negativo. Curiosamente, a él también los especialistas que lo atendieron le aplicaron un tratamiento experimental e inclusive le dieron 300 pesos por haber aceptado.

Pero está en observación. Eso dijo, quien sabe si sea cierto. Aseguró el martes 19:

“Ya terminé el tratamiento, nada más es la observación con análisis. Ayer me sacaron sangre para saber cómo se comporta el virus, cómo se está comportando y efectos secundarios porque, como todos sabemos, se afectan los pulmones, es lo primero que se afecta, pero también el tratamiento tiene que cuidar que no se afecten otros órganos, riñones, el hígado; en mi caso, del corazón porque soy hipertenso. Afortunadamente bien”.

Agregó:

“Estamos de nuevo de pie y en lucha, vamos a continuar con la transformación con el proceso que se inició que es fundamental para México, que podamos acabar con la corrupción, para que de esta manera se moralice nuestro país y podamos vivir con bienestar con felicidad”.

En el caso de que haya sido verdad el “estate quieto” que le dio la pandemia, llama la atención que pueda más la vanidad y de ahí la terquedad en continuar sin el uso del cubrebocas. Cuando le preguntaron si ahora lo usaría, respondió:

“No, no, porque, además, de acuerdo a lo que plantean los médicos, ya no contagio”.

Y respecto de las vacunas, siguió justificando el hecho de que no se tuvieran las suficientes en México (aunque sí las necesarias para inocular a “Los Siervos de la Nación”, pero no a todo el personal médico) al expresar que en el mundo de las casi 200 naciones que tienen la pandemia:

“…¿Saben cuántas naciones están vacunando?, 70. 130 no tienen acceso. Y si hablamos de las 70… A ver, esto es muy importante que se sepa. Hay países de América Latina que no tienen vacunas. Guatemala no tiene vacuna, El Salvador no tiene vacuna, Belice no tiene vacuna, Honduras no tiene vacunas”.

Más adelante seguiría justificando:

“Nosotros estamos aquí, el 18, en el lugar 18. Pero bájenle. Miren, Costa Rica en el lugar 45. Bájale más de favor. Hasta aquí llegamos, 72 naciones. Miren, Ecuador, Bolivia…”

No cabe duda, como diría el psicólogo Arturo Torres, de “Psicología y Mente”:

“Tal y como nos ocurre a todos, las personas testarudas se ven obligadas a improvisar de vez en cuando. Lo que ocurre es que en su caso existe un riesgo añadido de que las cosas salgan mal, porque si la decisión inicial que toman resulta ser la incorrecta, es más difícil que se corrijan a sí mismas”.

O también:

“Para este tipo de personas, en muchas ocasiones, si la teoría no se corresponde con la realidad, es la realidad la que está mal. Esto no significa que tengan un fuerte deseo por mejorar el mundo, dado que para hacer esto último sería necesario realizar un diagnóstico fidedigno del problema sobre el que se va a intervenir. Significa que prefieren escudarse en esa rigidez mental con tal de no afrontar que sus ideas pueden estar equivocadas”.

Como diría el tozudo de palacio:

Y háganle como quieran…

Acerca de misionpo 16017 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.