México ¿sin Aerolínea Bandera?

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Un recuento de lo ocurrido con la aviación comercial –incluida líneas de carga y de renta de aviones- revela que 17 empresas cerraron sus operaciones en solamente 20 años. Los datos no son precisos porque no hay fechas de sus quiebras de cada una de ellas.

Pero el panorama es que en este sexenio una línea –Interjet- ya cerró y la otra, Aeromexico, está por hacerlo e incluso ya se inscribió en el Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos para realizar una reestructuración financiera, con la cual se verá obligada a despedir a cuando menos 2 mil de sus empleados.

¿Cuáles han desaparecido? Entre los datos encontrados están preponderadamente Mexicana de Aviación, una línea que se consideró bandera de México y que ante la desincorporación de Cintra pasó a manos privadas que terminaron por llevarla a la quiebra en 2010. Sin que el orden corresponda a los lugares en que cerraron sus actividades están Azteca, Aero California, Aviacsa, Click Mexicana, MexicanaLink, Aero Sudpacífico, Aerolíneas Internacionales, Avolar,  Nova Air, Aero Cuahonte, Aladia, Aeropostal Cargo de México,  Aeroméxico Express, Alma de México, KA’AN Air y Transportes Aéreos Ejecutivos. La mayoría operaba en rutas regionales, pero ofrecían el servicio para las conexiones con las grandes.

A la quiebra de Mexicana de Aviación, cuya larga vida que alcanzó 81 años y 2 meses, Aeromexico se convirtió en la aerolínea bandera del país. Su logotipo con el Caballero Azteca, la identificaba plenamente. Más aún después de haber transportado al Papa Juan Pablo II en al avión bautizado Ciudad de México, que lo trajo de Roma a la capital en la primera visita de un Papa a nuestro país en 1979.

La crisis aeronáutica no es de México, es global. La pandemia del coronavirus que llegó a Europa en enero de 2020 y con velocidad impresionante –diríase ultrasónica- invadió al mundo y obligó a las naciones afectadas –excluyendo a México- a cerrar sus aeropuertos a vuelos de otros países.

A diferencia de Alemania, en donde el gobierno inyectó cerca de 9 mil millones de euros –unos 200 mil millones de pesos- para que su aerolínea bandera Lufthansa se mantuviera en los cielos del mundo, en México no ha existido ningún estímulo para el sector antes y durante la crisis sanitaria que ocasionó que Aeromexico perdiera el 53 por ciento de sus pasajeros internacionales, lo que representó enormes pérdidas.

Oficialmente la empresa no ha solicitado recursos del Estado, pero bajo las actuales circunstancias provocadas por la Covid-19, Aeromexico se convirtió en la única línea que cruzaba el atlántico y llegaba a Asia. Sus aviones fueron los que trajeron a México los insumos sanitarios que vendió China. Fueron 19 vuelos ida y vuelta que sumaron 28 mil kilómetros.

Se sabe bien que al actual gobierno no le gustan los aviones y una muestra incontrovertible es la bajada de los aires de la nave presidencial José María Morelos y Pavón, por lo cual las empresas aéreas nacionales no recibirán apoyo alguno.

Por ello, si Aeromexico no logra los recursos que ha solicitado al Fondo de inversión estadounidense Apollo Global Management, su destino podría ser el de abandonar el mercado internacional y solamente dar servicio de manera nacional o bien, salir a subasta y rogando encontrar un comprador.

¿México se quedará sin una aerolínea bandera? Todo es posible en la 4t. siguiendo la línea de las naciones marginadas.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @jesusmichelMx, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 16037 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.