Las Estrategia del PRI son Ahora de Morena

Por Jesús Michel Narváez

Allá en el lejano, lejanísimo mes de abril 1954, el pesó sufrió el descalabro que provocó que se fugaran capitales de manera abrupta, como abrupta fue la devaluación que pasó de 8.50 por dólar a 12.50, paridad que se mantuvo hasta el 31 de agosto de 1976.

Adolfo Ruiz Cortines –Adolfo el viejo- tomó la decisión en un Sábado de Gloria. Y había razón para hacerlo en ese día: no había operaciones financieras.

En la memoria de los abuelos quedó grabado el “sabadazo” que después se utilizó para aprehender a políticos, delincuentes, banqueros y más porque los detenidos debían permanecer tras las rejas hasta el siguiente lunes.

La historia se repite pero con diferentes actores y distintos mecanismos.

El gobierno de la cuatroté decidió iniciar la vacunación exactamente en la Nochebuena. Quizá como “regalo” de Navidad. Quizá recordando que al utilizar fechas festivas  la gente porque es cuando concurren dos eventos: la fiesta y la inactividad, lo que permite que capte con atención las acciones que se llevan a cabo.

Y cómo olvidar que la vacuna contra la Covid-19 se aplicó el día de la Nochebuena del año 2020.

Difícil digerir la maniobra de no ser porque el próximo año habrá elecciones y el presidente López toma sus decisiones pensando en cómo retener el poder en el Legislativo para que su proyecto político se mantenga vivo.

Porque sabe que todo quedará trunco, incompleto y desbaratándose si las oposiciones le quitan la mayoría en la Cámara de Diputados. No importa si gana o pierde las 15 gubernaturas que estarán en juego o la renovación de los 32 congresos locales además de un millar de municipios.

Lo importante es la Cámara de Diputados.

Inicia la vacunación –por lo visto de manera experimental- con ¡3 mil dosis! Que servirán para mil 500 personas. El universo a vacunar es de 100 millones. Échele números.

Claro, la frase de la semana se la lleva Marcelo Ebrard que al recibir el primer mini cargamento de vacunas, trasladadas por DHL, exclamo: “hoy es el principio del fin de la pandemia”.

Y como en los cuentos de hadas, “a la mañana siguiente” la jefa de enfermeras del Hospital General, María Irene Ramírez  fue la primera en recibir la vacuna.

Fotos desde este ángulo y del otro; de frente y de perfil. Sentada y de pie. El aplicador y su paciente, con caretas, cubrebocas y lentes.

Y como “testigos de honor” la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y, por supuesto, Hugo López-Gatell. Y oh, sorpresa, el nihilista del cubrebocas se lo colocó.

Mucho ruido y pocas nueces, me dicen expertos epidemiólogos. Consideran que es un avance la llegada de la vacuna Pfizer, pero ponen en tela de juicio la estrategia que comprende aplicación y distribución.

Por supuesto que no es el principio del fin… por supuesto que se trató del regalo de Nochebuena, porque Santa Claus no llegó anoche del Polo Norte… por supuesto que la fecha se recordará. Imposible olvidar que la Navidad fue atípica y que la vacuna ya llegó.

Aquellos tiempos de los priístas no se han ido: están presentes y los utilizan los expriístas que hoy detentan el poder político.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @jesusmichelMx, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 22229 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.