Mala Estrategia, Malas Decisiones Y…Vidas Perdidas

Artículo Invitado

*La Táctica Diseñada al Vapor, Simplista e Irresponsable

¨*Los Besos, Abrazos y  las Giras Presidenciales Continuaron

*México Sobresaliente por las Pocas Pruebas y Alta Letalidad

*La Comunicación: Sesgada, Incorrecta y Maniquea

*Al Cuarto Para las Doce la Adquisición de Equipo

*Semaforización Política y Económico más que de Sanidad

Por Alejandro Zapata Perogordo

Comenzaron desmantelando el sistema de salud bajo el prurito de la corrupción y la ineficacia, algo de razón había, pero insuficiente para desbaratar lo que estaba funcionando, sin embargo, había que destruir las instituciones para dar paso a la cuarta transformación, con la promesa de atención médica gratuita y universal.

Cuando llegó la pandemia se quedaron pasmados, ni idea tenían de cómo enfrentarla, a lo mejor pensaron y adoptaron la idea del algo pasajero, transitorio y de pocas consecuencias, ni siquiera existía presupuesto para hacerle frente, así como tampoco estaban dispuestos a dedicar recursos.

La estrategia diseñada al vapor, simplista e irresponsable consistió en el contagio de rebaño, hicieron cálculos fríos, sin importarles la vida de las personas, dando a conocer cifras a su parecer en el escenario más pesimista, el virus ocasionaría el fallecimiento de treinta y cinco mil seres humanos en el país.

Mientras tanto, se recomendó los besos y abrazos, las giras presidenciales siguieron su curso, las reuniones tumultuarias eran alentadas desde la tribuna mañanera y los exámenes serológicos escasos y caros, de hecho, México ha sido sobresaliente por ser uno de los países con menor número de pruebas y de más alta letalidad.

En cuanto a la información y comunicación ha sido por demás sesgada, incorrecta y maniquea, cuando se descubrió lo inverosímil de los datos, sacaron a relucir el programa centinela, que arrojaba indicadores muy superiores a los proporcionados, no obstante, la situación estaba controlada.

Algunos gobernadores y presidentes municipales tomaron distancia al ver la crisis sanitaria, pese al enojo de la federación, decidieron implementar medidas de contención para evitar mayor propagación, costándoles un bloqueo del centro.

A la par, desbordado el gobierno por su falta de previsión no tuvo más remedio que comenzar a adquirir equipos y a las carreras adaptar infraestructura, por supuesto algunos aprovecharon las inclemencias para obtener beneficios, agudizándose la crisis con la inseguridad, violencia y en lo económico.

Cabe mencionar que la semaforización ha obedecido más a cuestiones de carácter político y económico que a aspectos de sanidad, imposible mantener a las personas encerradas en su casa cuando no se tienen ingresos para subsistir, la recesión también tiene efectos demoledores.

Ahora nos dicen que se debe evitar la acumulación de pacientes en los hospitales, dada la saturación para atender a los enfermos. Me pregunto, ¿Cómo le hace una persona contagiada y con síntomas graves para seguir esa recomendación?

Lamentablemente las consecuencias de malas estrategias y decisiones están a la vista, cientos de miles de vidas se han perdido, los dramas producto de la enfermedad, impotencia, frustración y desesperación se han vuelto cotidianos, la muerte ronda por todas partes.

Al parecer viene la etapa de vacunación, es una esperanza para paliar el temporal, la noticia es buena, según estimaciones se llevará un periodo de catorce meses la aplicación, eso si el gobierno se pone las pilas, algunos predicen que no existe un esquema de logística para hacerlo dada su complejidad, así que tendremos que armarnos de paciencia.

El costo por pagar, seguramente más ocurrencias y desgraciadamente más vidas.

 

Acerca de misionpo 15960 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.