La Elección más Votada Expone la Polarización

Tema Principal

*Biden Buscará la Reconciliación Nacional; Promete Gobernar Para Todos

*Trump no Acepta la Derrota e Insiste en el Mayúsculo Fraude Electoral

*La Covid-19, el Racismo y Alianza de Facto Con Populistas, una Pesada Losa

*Rusia y México no Felicitan al Ganador: lo Harán Cuando sea Oficial

Por Jesús Michel Narváez

Y el populismo de derecha sucumbió.

Joe Biden derrumbó el imperio inmobiliario-político de Donald Trump con una herramienta: el hartazgo de los estadounidenses por las acciones que dividieron al país.

Con 290 votos electorales, el candidato demócrata recuperó para su partido la presidencia de la Unión Americana y espera hacer lo propio con los que serán sus gobernados a partir del 20 de enero próximo.

Trump no acepta la derrota. Es el signo de los populistas –de izquierda o derecha- y sostiene que la elección “es un fraude” por lo que recurrirá a la Corte Suprema para tratar de revertir el resultado.

Más aún: conocido el número de votos electorales, amenazó: esto no ha terminado… está empezando.

¿Qué produjo la estrepitosa caída del republicano?

Son muchos los elementos que jugaron en su contra.

1.- Su racismo (primero los supremacistas)

2.- El egocentrismo

3.- Los 237 mil 123 fallecidos y los 9 millones 863 mil 307 contagiados por la Covid-19 y la cancelación del sistema de salud para los que no tienen seguridad social

4.- La Guerra comercial con China que, hasta ahora, pierde

5.- La violencia interior que ha sido reprimida por la Guardia Nacional y las policías estatales

6.- El elevado número de adictos a las drogas duras

7.- La persecución, encarcelamiento y deportación de migrantes principalmente latinos

8.- La política para desaparecer el DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia)

9.- La violencia por el exceso de armas en poder del 90% de los estadounidenses

10.- Una política exterior inexistente.

11.- La alianza de facto con los gobiernos populistas –de izquierda, centro y derecha)

12.- La fractura con sus principales aliados: Francia, Alemania, Canadá etcétera

13.- La ruptura con los organismos multilaterales: OCDE. OMS, OMC, el Acuerdo de París (medio ambiente) y el quiebre con la OEA

14.- El distanciamiento con América Latina en cuanto apoyos

15.- El hartazgo de los estadounidenses por el cúmulo de mentiras cotidianas a través de su canal preferido: el Twitter.

Biden, que será el presidente de mayor edad que llega a la Casa Blanca, por el contrario encontró la veta para el triunfo mediante el llamado a la unidad nacional en torno no a la persona sino a la nación para que se mantenga como la más influyente en el mundo.

Y los compromisos fundamentales: restañar las profundas heridas provocadas por el separatismo del que será su antecesor; generar empleos, contener la pandemia sanitaria, fortalecer la economía, regresar a la Organización Mundial de la Salud, condenar el racismo y combatir la violencia.

Elementos suficientes para que los votantes cambiaran de color y que los estados electores se vistieran de azul.

EL FIN ANUNCIADO

Durante los últimos cuatro años, desde que inició la campaña para lograr la candidatura del Partido Republicano, Donald Trump incendió la pradera con su postura de representar a los supremacistas y atacar abiertamente a todos aquellos cuya pigmentación fuera diferente. De México habló que le enviaba criminales, violadores y asesinos; de Centroamérica señaló sus deficiencias y del conjunto de países que conforman la Unión Europea solamente reconocía a otro populista: Boris Johnson.

Mantuvo diferendos con Emmanuel Macron y Angela Merkel y con la Federación Rusa de Vladimir Putin siguió haciendo negocios.

La edificación del “muro” en la frontera con México le ganó aplausos de una escasa parte de sus gobernados y el rechazo de los demócratas que lidera Nancy Pelosi. Insistió que la construcción la pagaría el vecino del sur y ahora con su derrota se descubre que lo han financiado los trabajadores.

Con el paso del tiempo y ya instalado en la Casa Blanca, el neoyorquino intentó imponer una política dura en tres materias fundamentales: guerra comercial con China, la Unión Europea y sus aliados Canadá y México; migración e irrespetar la conservación del medio ambiente.

Los desatinos, juntos en la maleta electoral, pesaron y preludiaron la derrota del que supuso ser el ejemplo de gobernante para el resto del mundo.

LA ELECCIÓN MÁS VOTADA

Polarizado el país –símbolo de los populistas-, sus ciudadanos salieron a votar y emitieron el número más elevado de sufragios en la historia de la Unión Americana: 146 millones.

Las cifras casi finales indican que Biden obtuvo 75 millones 198 mil 127 y Trump 70 millones 804 mil 457. Y a pesar de la diferencia el todavía presidente desconoció los resultados.

Al cierre de esta edición, con datos de Associated Press. Biden alcanzó 290 votos electorales contra 214 de Trump, cuando aún faltan por conocer los resultados en Florida y Nevada. Como sean calificados, los votos electorales no harán diferencia.

A pesar de que aún no son oficiales los datos y se conocerán hasta el 8 de diciembre cuando el Colegio Electoral determine la legalidad, en Estados Unidos y en gran parte del mundo se reconoció la victoria del que fuera vicepresidente por 8 años en el gobierno de Barack Obama.

Dos países: México y Rusia se negaron a felicitar a Biden bajo el idéntico argumento de que esperarán los resultados oficiales. («Vamos a trabajar con el jefe del Estado que elija el pueblo estadounidense», dijo Vladímir Putin). Andrés Manuel López señaló: “No quiero felicitar a un candidato, quiero esperar a que termine el proceso electoral. Nosotros padecimos de las ‘cargadas’, todavía no se terminaban de contar los votos y ya algunos gobiernos extranjeros estaban reconociendo a los que se declararon ganadores”.

Conocido el resultado, Trump confirmó que irá hasta las últimas consecuencias: Corte Suprema para tratar de revertir el triunfo de su oponente.

La decisión de la Corte, la que fuere, provocará la radicalización de las posturas de los estadounidenses y la polarización seguirá presente.

Por lo pronto, Biden tiene los votos populares y los electorales. La historia parece estar escrita… cuando menos hasta donde se coloca la palabra: FIN.

Acerca de misionpo 17805 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.