Directorio en Sección 12 del SUTGCDMX, ¿Construcción de una Candidatura?

Los Privilegios del Poder

Por Verónica V. González y Arnoldo Piñón

¿Engañan a Joel Ayala?

Quizá.

Sólo así puede entenderse que en la integración de un nuevo directorio sindical en la sección 12 “Servicios médicos” del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), que hizo, incorporara a dos mujeres que fueron candidatas derrotadas y a un hombre que aspira a ser secretario general.

Más grave aún que el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCyA) que preside el ínclito chiapaneco Plácido Morales, en sólo cinco días le otorgara el reconocimiento gubernamental, sin tomar en cuenta que las tres propuestas no reúnen los requisitos previstos por los estatutos.

Vayamos por partes:

Las señoras Martha Malagón y Cecilia Cárdenas obtuvieron menos votos que Héctor Carreón, en las elecciones por la secretaría general seccional en 2015, con lo que él logró ser reelecto -en ese entonces Mayén era parte fundamental de su equipo-.

Por su parte Alejandro Mayén buscó a finales del año pasado convertirse en candidato a la secretaría general, luego de haber sido uno de los más fieles simpatizantes de Carreón, con quien incluso fue secretario de finanzas -también ellas pretendieron registrar sus candidaturas-. Es auspiciado por el defenestrado José Medel, que no hace muchos años se alió con enemigos de Ayala Almeida en un fracasado intento por retirarlo de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE).

Los tres, generaron condiciones el año pasado para evitar el registro de planillas, con lo que bombardearon el proceso electoral, con la clara intención de evitar la participación de Carreón, quien mantiene un liderazgo entre los trabajadores que todavía le garantiza el triunfo.

Tanto el directorio del SUTGCDMX, como el de la sección, fueron impugnados por la vía del amparo por Hugo Alfredo Alonso Ortiz, quien de manera contundente ganó las elecciones del 9 de enero por la dirigencia sindical y cuyo reconocimiento gubernamental fue paralizado por la jueza Séptimo de Distrito en Materia de Trabajo de la Ciudad de México dentro de los amparos 24/2020 -promovidos por cuatro secretarios seccionales contra la convocatoria expedida en diciembre del año pasado-.

Así como Medel es el impulsor de las aspiraciones de Mayén, la señora Malagón tiene, en Rogelio “El Santanero” Sanabria, exsecretario general de la sección 12, su principal promotor, mientras la señora Cárdenas -quien también en su oportunidad formó parte del grupo de Carreón- basa sus expectativas en la cercanía que presume con la subsecretaria de egresos de la Secretaría de Finanzas de la CDMX, Berta Gómez Castro.

A finales de 2003, Medel a sugerencia de Benjamín González Roaro, director del ISSSTE, se desprendió de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), para apoyar la organización de una nueva federación impulsada por la maestra Elba Esther Gordillo -a la que se refería como “la jefa”-, donde coincidió con Rafael Ochoa, Fernando Espino, Ignacio Castillo y Víctor Bernardo López Carranza.

Fue de los primeros en sumarse a la candidatura de Armando Bautista a la presidencia del SUTGCDMX, en diciembre, para agradar a la subsecretaria Gómez Castro y a Sergio Antonio López Montecino, director general de Administración de Personal -a ella le enviaba mensajes informándole detalladamente de cada movimiento que en la organización sindical se daba-, donde se encontró con César Piña, el secretario general de la sección 4 que le arrebató la poca influencia que tenía.

Las señoras Malagón y Cárdenas formaron, hasta hace meses parte del grupo de Medel, del que se separaron cuando descubrieron que las utilizaba para sus fines personales y para construir la candidatura de Mayén.

Por cierto, Mayén, en la oficina de Medel descubrió la forma en la que según él se vendían plazas: habló de porcentajes con las que se quedaban.

Ahora bien, sorprendió la celeridad del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCyA) que preside el chiapaneco Plácido Morales, que en sólo cinco días otorgó el reconocimiento gubernamental a ese directorio seccional.

El artículo 175 de esos estatutos contempla la instalación de un directorio en las secciones en caso de conflictos irresolubles, el cual se integrará, citamos de manera textual: “…por tres miembros dos del Comité Ejecutivo General y el Presidente del Comité de Vigilancia quienes asumirán la responsabilidad legal de la sección, debiéndose convocar de inmediato a elecciones en los términos del Artículo 173”.

La errónea interpretación del TFCyA -en la toma de nota señaló que incluso el directorio lo integra también el presidente de la Comisión de Honor y Justicia, lo que no es así-, se basa en el hecho que el directorio sindical a cargo del SUTGCDMX no es comité ejecutivo general y las señoras Malagón y Cárdenas y el señor Mayén no reúnen los requisitos estatutarios para formar parte del directorio seccional.

El TFCyA incurre en desacato judicial, toda vez que en la resolución de la jueza séptimo de distrito que conoce de los amparos, la paralización de la toma de nota del triunfo de Alonso Ortiz, fue mediante suspensión definitiva. Un estudiante de derecho sabe que el asunto se encuentra en la indefinición jurídica, hasta en tanto se resuelve el fondo del asunto.

Tarde o temprano se deslindarán responsabilidades, una vez que las quejas promovidas por el equipo jurídico de Alonso Ortiz fueron admitidas a trámite.

Es evidente el uso político del derecho en resoluciones del TFCyA: cuando conviene por alguna razón, aplica de manera rigurosa la ley o los estatutos, y cuando no las interpretaciones son laxas, lo que ha conducido a que en el caso del conflicto jurídico del SUTGCDMX esté convertido en un nudo gordiano.

Con el nuevo directorio en la sección 12 del SUTGCDMX, ¿engañaron a Joel Ayala?

PARA LA AGENDA

Por cierto, el registro del Partido Fuerza Social por México, organizado con impulso de Pedro Haces, dirigente de la central sindical CATEM, reposiciona a Héctor Carreón, ex secretario general de la sección 12 del SUTGCDMX, uno de sus más entusiastas promotores. Al tiempo… En anteriores ocasiones le hemos comentado la  venta de plazas en el ISSSTE llevada a cabo por la hija de Noé Hernández, dirigente de la sección sindical III “Clínicas de medicina familiar”. Ella es Silvia Patricia Hernández. Hay pruebas contundentes, incluidos recibos de depósitos bancarios y copias de credenciales de elector y amenazas. En pleno proceso electoral de renovación de la dirigencia en mayo próximo, el asunto amenaza en convertirse en bomba de tiempo… El registro de Redes Sociales Progresistas como partido político, ligado a la maestra Elba Esther Gordillo, debió encender las alarmas en el SNTE de Alfonso Cepeda -y en la FSTSE también-, por aquello que pudieran no estar lejos los tiempos de los cobros de facturas…

Acerca de misionpo 15978 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.