Hacia Chalchihuites, una Parte de la Capital Americana de la Cultura 2021

Reportaje

*En Zacatecas, con la Riqueza de su Historia

*También con López Velarde y los Hermanos Coronel

*Y el Gran Remate Manel Felguérez y Francisco Goitia

Por Susana Vega López

Zacatecas está de plácemes porque el Bureau Internacional de Capitales Culturales lo nombró Capital Americana de la Cultura 2021 lo que le permitirá al estado proyectarse no sólo a nivel nacional sino internacional para que el mundo conozca de su historia, de su esencia minera, de sus pueblos mágicos, de su gastronomía, artesanía, museos, música y cultura en general.

La entidad presentó documentación donde explica el por qué podía ser merecedor de ese nombramiento y lo mismo hicieron destinos de Brasil y Paraguay, pero Zacatecas se llevó el reconocimiento que entrará en vigor a partir del próximo año.

El cambio de estafeta será en Punta Arenas, Chile, toda vez que este año 2020, porta el galardón de Capital Americana de Cultura esa ciudad cercana a la punta de la Patagonia chilena, donde las condiciones climáticas son extremas.

Zacatecas fue nombrada Capital Americana de la Cultura 2021 por ser un referente de la cultura en Latinoamérica y por su herencia prehispánica toda vez que su historia se remonta al 8,000 a. C. aproximadamente, cuando se registran los primeros desplazamientos humanos en la región ocupada por diversos grupos como la cultura Chalchihuites de la que se conservan tradiciones y vestigios como la zona arqueológica Altavista-Chalchihuites.

Además, Zacatecas cuenta con una esencia minera que le permitió, durante la época virreinal, ser uno de los puntos más importantes en la Nueva España, gracias a la enorme riqueza de minerales que guarda este territorio y que le valió el reconocimiento de “La Civilizadora del Norte”, un centro de desarrollo económico y cultural, cuya herencia se aprecia en las construcciones de estilo barroco que se realizaron durante la época.

En cuanto a su historia revolucionaria, justo por encontrarse en el centro del país, fue un territorio que marcaría el desarrollo de la Revolución Mexicana con el avance de las tropas revolucionarias hacia la Ciudad de México. Aquí se dio una de las batallas definitorias de este episodio de la historia con la Toma de Zacatecas.

Cabe señalar que Zacatecas fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1993, por contar con sitios de gran valor histórico y cultural donde se conjugan los estilos arquitectónicos europeos, como el barroco, con ornamentos provenientes de las culturas originarias que se establecieron en la región como la cultura wixárika o chalchihuites.

Otro punto a su favor para el nuevo nombramiento de Zacatecas es que ha sido cuna y fuente de inspiración de importantes personajes como el poeta Ramón López Velarde -autor de Suave Patria- o los hermanos Rafael y Pedro Coronel, Manuel Felguérez, o Francisco Goitia, artistas plásticos que se inspiraron en el vibrante azul del cielo zacatecano, en su corazón de plata y en sus calles de cantera rosa para crear increíbles obras.

Y qué decir de Genaro Codina, quien con su Marcha de Zacatecas –considerada el segundo himno mexicano (al igual que Huapango, de Moncayo)- hizo un clásico en las escuelas primarias públicas que la tocaban para que los alumnos marcharan a ese ritmo hacia su salón. Antonio Aguilar, el Charro de México, también es originario de Zacatecas.

En cuanto a sus museos, además de resguardar colecciones imperdibles de artistas zacatecanos, nacionales e internacionales, conservan obras de artistas de la trascendencia de Joan Miró, Vasili Kandinski, Pablo Picasso, Francisco de Goya y Salvador Dalí, por mencionar algunos.

Los más Mágicos de los Pueblos Mágicos

En territorio zacatecano se encuentran los más mágicos de los Pueblos Mágicos: Jeréz, Teúl, Sombrerete, Pinos, Guadalupe y Nochistlán, seis localidades con esencia propia.

Jerez se le considera el más alegre debido a las celebraciones que se realizan durante todo el año, a caballo y a ritmo de tambora. Teúl es el más delicioso por su enorme riqueza gastronómica (gorditas de horno y chamorros, además del mezcal que aquí se elabora). Sombrerete es el más fotogénico porque ofrece los atardeceres más bellos del país, y en conjunto con impresionantes iglesias y conventos de la época virreinal, ofrece postales imperdibles.

Pinos es el más danzante, pues en su territorio se conserva la tradicional danza de los Matlachines, una colorida muestra de las tradiciones ancestrales que viven en el estado. Guadalupe es el más virreinal gracias a su enorme herencia histórica, su museo con piezas del arte barroco, y ser parte del Camino Real de Tierra Adentro, durante la época virreinal. Nochistlán es el más musical, pues aquí tuvieron su origen importantes géneros musicales como el jarabe, tradición que aún se conserva en este lugar.

En Zacatecas los festivales y las ferias son imperdibles como: el Festival Cultural Zacatecas, Festival del Folclor Internacional, Feria Nacional de Zacatecas, Festival Internacional de Teatro de Calle y el Festival Barroco, por citar algunos.

Zacatecas, tierra de vinos y mezcal, de enorme oferta gastronómica (asado de bodas, gorditas, tacos envenenados, chamorros, entre una enorme gama de sabores) se prepara con una agenda de actividades para resaltar cada uno de estos aspectos que hacen del estado la Capital Americana de la Cultura.

Acerca de misionpo 16017 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.