Ir o no ir

La Tiendita de los Horrores

Por Emilio Hill

Complicado asunto este de regresar a los cines. Por un lado el asunto de la pandemia se ha alargado más de lo esperado y el público en general aun no toma la confianza suficiente para acudir a las salas exhibidoras; por el otro, urge normalizar- de algún modo- el negocio como tal.

Cabe añadir que los cines han seguido protocoles de seguridad, entre los cuales está un máximo de 30 por ciento de ocupación en sus salas.

Y es que el asunto de fondo tiene que ver con que  es una cadena de negocios  muy grande. No solo son los ingresos de las productoras o distribuidoras, sino los empleos formales de los más vulnerables e invisibles de la industria: un taquillero, un administrativo de algún rodaje, en fin. El no verlo de esta manera denota una falta de visión y desconocimiento de la industria.

Pero los datos que arroja Canacine sobre los ingresos en taquilla no son optimistas. En el mejor de los casos resultan conservadores: el fin de semana del 3 al 9 de septiembre Los nuevos mutantes ( Boone, 2020) en medio de polémicas por el traslado del universo  Marvel de estos personajes en específico de Fox a Disney  recaudó 11.9 millones de pesos. Lejano en realidad a un éxito como a principios de año se esperaba.

Scooby-Doo ( Cervone, 2020) con tres semanas de exhibición ha recaudado 21. 7 millones de pesos. El glotón y confianzudo perro ocupó el primer lugar en taquilla varias semanas, pero sigue siendo un éxito discreto.

Mal y de malas La isla de la fantasía ( Wadlow, 2020), en total lleva 6.7 millones con dos semanas en cartelera. Y gran parte de la crítica la ha hecho pedazos.

El principal problema con estos resultados, es que está próximo el estreno de Tenet ( Nolan 2020), que abrió a nivel mundial una cierta normalidad en la taquilla. Su corrida inició el 26 de agosto en varios países de Europa y logró recaudar 53 millones de dólares en los primeros días. El esperado largometraje protagonizado por David Washington y Robert Pattinson fue la    punta de lanza del regreso a las cifras serias en el negocio del cine.

Pero en México, el filme tuvo que posponer su estreno. Se esperaba su  llegada  a la salas mexicanas el 10 de septiembre y ahora será hasta el 16. Con los resultados antes expuesto, la decisión resulta lógica.

Y es que los filmes estrenados hasta el momento – en su mayoría- servían como meros entremeses. Es decir su misión era calentar las butacas para  la llegada de Tenet. Lo que demostró es que el público aún no se decide a regresar a los cines.

Un asunto que tiene varias lecturas. Una de estas es el cambio de paradigmas y esquemas en el trabajo de publicidad : por curioso que parezca las agencias de relaciones públicas continúan con su habitual arrogancia cuando tienen un blockbuster – en este caso Tenet-, lo cual afecta la difusión mediática del producto que tienen a su cargo y por el cual cobran – y bien- para promocionar en programas de tv y radio , periódicos, revistas,  páginas de internet, canales de You Tube, e influencers, la mayoría de estos últimos  iletrados pero favoritos de estas empresas de promoción, que les ven la cara a quienes los contratan.

En medio de la necesidad de reactivar la industria, las agencias de rp deberían hacer un trabajo fino de relaciones públicas, bajarle dos rayitas a su ego y no destruir en la noche lo que sus contratantes construyen de día. Presentan cantidad y no calidad. Queda de lado, pues la credibilidad ya que esta no se ve en masa.

Ojalá por el bien de la industria le vaya bien a Tenet, es previsible un aumento de la asistencia a los cines  y de no ser el caso, analizar los factores por el cual en México no sucedió esto: pandemia, crisis económica o tal vez soberbia a la hora de promocionar un producto.

Acerca de misionpo 22229 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.