Una Iniciativa Indispensable en Salud

Por Nidia Marín

El daño está hecho y de acuerdo a como están corriendo los tiempos, la pandemia no se reducirá lo suficiente hasta mediados de 2021 cuando estén listas algunas vacunas.

Sin embargo, no deben volver a suceder tantas acciones absurdas desde la propia Secretaría de Salud y de las instituciones gubernamentales para los trabajadores (IMSS e ISSSTE), en materia de escasez de medicamentos no sólo contra el cáncer, sino para atender cientos de padecimientos. Y mucho menos la inexistencia de los insumos necesarios entre los empleados del sector para evitar que continuara la propagación del coronavirus.

Si hay algo que resulte sumamente irritante (además de la problemática de los niños con cáncer) es el asunto de los fallecimientos por Covid-19 de los Trabajadores de la Salud, médicos, enfermeras, camilleros y demás empleados que han caído en el cumplimiento de su deber por falta de los insumos requeridos para poder cuidarse y ayudar a los pacientes.

Sí, de acuerdo a la página El Hospital, “los guantes protegen las manos; las batas o delantales, la piel y los vestidos; las máscaras y respiradores, la boca y la nariz; los lentes, los ojos, y las caretas todo el rostro. Los protectores respiratorios también se han diseñado para proteger el tracto respiratorio de transmisiones aéreas de agentes infecciosos”.

Pero en México el gobierno no quiso escuchar y empezó a mentir.  No hizo caso del reclamo y, sólo por no dejar y para taparle el ojo al macho, enviaron equipo chafa…

Y por eso… y otras cosas más… México hoy tiene ya el primer lugar mundial en esa materia, de acuerdo a la advertencia lanzada por Amnistía Internacional la semana pasada al detallar que sumaban 1,320 los profesionales de la salud muertos en el cumplimiento de su deber. Ellos eran parte de la cifra dada a conocer a finales de agosto cuando la dependencia gubernamental precisó que había 97,632 ciudadanos con ese trabajo que estaban infectados.

El asunto es no solamente que México ha rebasado en ese renglón a los Estados Unidos (1,077 muertos) a Brasil (634) y a la India (573), sino que no hay nada que indique que las cifras van a cambiar.

De ahí que cobre mayor relevancia la iniciativa enviada por la legisladora priista Frinné Azuara para reformar la Ley General de Salud, con el fin de salvaguardar a médicos y enfermeras.

Tomando en cuenta que la pandemia nos tomó en la baba y nos atrapó los dedos contra la puerta, esa situación no debe volver a suceder y, efectivamente, el Estado debe garantizar las condiciones de seguridad al personal médico en epidemias o pandemias.

Y es verdad lo que ella señaló: la pandemia efectivamente dejó el descubierto la situación precaria en la cual trabajan médicos y enfermeras, además de auxiliares de enfermería, laboratoristas, camilleros, paramédicos, choferes de ambulancia, así como personal de intendencia y mantenimiento.

La masacre de hoy entre este personal no debe volver a suceder. De ahí que la diputada señale que proteger sus derechos “garantiza una respuesta más enérgica contra la pandemia que no ha terminado”. En efecto debemos prepararnos para futuras oleadas, y futuros virus, así como también reconocer en todos los profesionales de la salud su entrega y labor en circunstancias tan difíciles.

Por cierto, también dijo otra gran verdad y es que por exponer públicamente los problemas de inseguridad laboral muchos trabajadores han recibido represalias de las autoridades, lo que debiera desterrarse para siempre. Además, esos agravios deben repararse, ya que el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación entre el 19 de marzo y el 8 de mayo habría recibido 265 quejas sobre discriminación a personal sanitario.

La propuesta es establecer la obligación del Estado de poner en práctica las medidas necesarias que garanticen condiciones de seguridad a los profesionales de la salud que desarrollen actividades en tiempos de pandemias.

También de establecer sanciones por las agresiones y de indemnización cuando fallezcan o tengan accidentes de trabajo y que cuenten con servicios médicos gratuitos.

La salvaguarda del personal de salud es una iniciativa que enaltece a la legisladora Frinné Azuara Yarzábal.

Acerca de misionpo 10361 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.