Grupos Delincuenciales y Diversificación del Delito

Los Dados de Dios

*Sin Exclusividad, Ingresaron a la Pluralidad Delictiva

*Buscan la Comisión de Otros Ilícitos Para Lograr el Auge

*Es el Caso de “El Marro” al Abarcar la Venta de Droga

*La “Red Oscura” Cobra Auge, Sobre Todo en las Ciudades

*Mayor Éxito con Grupos Especiales de Investigadores

Por Nidia Marín

La exclusividad en la acción de una sola actividad delincuencial cada vez pierde más terreno. Hoy la diversificación es lo que rifa. Son cada vez menos los grupos que, por ejemplo, se dedican exclusivamente al narcotráfico y cada vez más también actúan en otros sectores ilícitos en México y en el mundo.

Así, por ejemplo y a propósito de su detención, aseguran que “El Marro”, en principio huachicolero, se había pluralizado hacia la venta de cocaína, al secuestro y otros delitos, lo que se tradujo en que las agencias de Estados Unidos estuvieran pendientes de sus acciones.

Tal vez por ello, el embajador del vecino país en México, Christopher Landau, celebró la captura de, “El Marro”, al señalar en Twitter: “Los delincuentes se creen tan vivos y tan listos, pero al final siempre vamos a ganar los buenos. ¡Viva el estado de derecho!”.

¡Ojalá!, pero ciertamente, como advierten los especialistas, además, “los grupos delictivos organizados adaptan rápidamente sus modus operandi y aprovechan los avances de la tecnología, desde el uso de embarcaciones semi-sumergibles, drones y equipo moderno de telecomunicaciones para el tráfico, hasta el uso de la red oscura para la compraventa de drogas”.

Doble juego, pues. Precisamente por la necesidad de dejar atrás inservibles acciones del antepasado y frases tan inútiles como “abrazos no balazos”, es que la reacción inteligente y habilidosa del cuerpo de seguridad que intervino en la captura del pillo, fue más apegada a la realidad.

Y es que está comprobado que el establecimiento de grupos especiales encargados de investigar las actividades de la red oscura (advierten los estudiosos) puede ayudar a las instituciones policiales a desarrollar aptitudes altamente especializadas, “si bien, debido a los continuos avances tecnológicos y a la pertinencia de las pruebas digitales para casi todos los delitos, existe una necesidad urgente de incorporar la capacidad de investigación en línea y de reunión de pruebas por medios electrónicos en todas esas instituciones. Este criterio garantizará que existan ciber-investigadores especializados”.

Suponemos que es lo nuevo y que en este caso de captura en México se utilizó la tecnología y lo más avanzado y se dejaron atrás los modelos que ya no estaban funcionando desde hace varios años.

No sólo por estas tierras, sino en todo el mundo, los grupos delictivos organizados han estado ampliando su variedad de actividades ilícitas. “Han surgido otros sectores delictivos, como el delito cibernético y el delito ambiental. Cada vez menos grupos se dedican exclusivamente al narcotráfico y cada vez más también actúan en otros sectores ilícitos”, dicen.

¿En cuáles? La variedad es amplia. Abarca desde el tráfico de migrantes, hasta la trata de personas y el tráfico de armas.

“El tráfico de drogas ya no es una esfera privativa de los grandes grupos delictivos Los grupos que se caracterizan por estar dotados de una fuerte estructura jerárquica, como los de México y el Japón y, en cierta medida, los de la Federación de Rusia, siguen dedicándose al comercio de sustancias ilícitas”, señala el Informe Mundial Sobre las Drogas 2017 en su resumen Conclusiones y Consecuencias en Materia de Políticas.

¿Y qué es lo que en mayor medida contribuye a los cambios que sí ocurren?

Los expertos dicen que el papel de la tecnología en la creación de mercados de drogas de relativamente menor riesgo, básicamente. Además, la revolución de las comunicaciones móviles ha ofrecido nuevas oportunidades a los traficantes.

“Estos ya no necesitan establecer un contacto personal con los clientes, sino que hay “mensajeros” de menor categoría que pueden cobrar el dinero y los vendedores pueden hacer saber al cliente dónde recoger sus drogas enviándoles mensajes por redes cifradas…

“Los compradores típicos son los consumidores de cannabis con fines recreativos, éxtasis, cocaína, alucinógenos y NSP. Menos probable es que se encargue heroína o metanfetamina.

“Si bien actualmente es muy bajo el porcentaje de ventas de drogas a través de la red oscura, ese mercado ha venido creciendo rápidamente en los últimos años”, resalta.

Uno de los graves problemas es que a la larga, el producto de los delitos de drogas afecta a la economía de los países. Aseguran que alrededor del 30% del producto de la venta de cocaína pasa a engrosar las corrientes financieras ilícitas.

“Según un modelo elaborado por la UNODC, en 2009 alrededor del 30% del producto de la venta mundial de cocaína fue objeto de blanqueo en el extranjero. En un estudio realizado en 2016 a partir de entrevistas con personas condenadas por delitos de drogas en Italia se llegó a una conclusión similar, lo que parece indicar que aproximadamente un tercio del dinero gastado por los consumidores de cocaína estaba siendo objeto de blanqueo a través de las fronteras”.

Y hay otra verdad de a kilo en esto: el dinero obtenido de las drogas puede empobrecer a los países.

“A corto plazo, la afluencia de dinero obtenido de las drogas puede impulsar la inversión y aumentar el producto interno bruto de los países. Pero sus efectos tienden a ser negativos a largo plazo, en particular cuando el producto de que se trata abarca un porcentaje considerable de la economía total de una comunidad o de un país. En ese caso, ese dinero puede inflar los precios de los bienes raíces, distorsionar las cifras relativas a la exportación, crear condiciones de competencia desleal, acentuar la distorsión de la distribución de los ingresos y la riqueza y agravar la corrupción”, exponen.

De los estudios se desprende que una inyección de dinero blanqueado, incluido el obtenido de actividades relacionadas con sustancias ilícitas, puede acarrear la reducción de las tasas anuales de crecimiento económico global, especialmente en los países más pequeños y menos desarrollados.

Una estimación basada en un estudio de 17 países realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), parece indicar que un aumento del blanqueo de capitales por valor de 1.000 millones de dólares podría mermar el crecimiento económico global entre el 0,03% y el 0,06%.

Eso era antes de la pandemia, en la actualidad ¿será peor?

Acerca de misionpo 20560 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.