“Nadie Sabe que Estoy Aquí”

Del Cine y las Leyes

Talento Robado

Por Horacio Armando Hernández Orozco

“Nadie Sabe que Estoy Aquí”, película chilena, dirigida por Gaspar Antillo; protagonizada por Jorge García (Memo Garrido), Millaray Lobos (Marta), Luis Gnecco (Braulio Garrido), Alejandro Goic (Jacinto Garrido) y Gastón Pauls (Ángelo Casas); su estreno en la plataforma de Netflix fue el 24 de junio de 2020.

Memo Garrido, un hombre introvertido, vive junto a su tío Braulio, ayudándole a curtir pieles de oveja en una granja ubicada a orillas del lago Llanquihue; los traumas de un pasado como cantante infantil lo llevaron a tener una vida alejado del resto de la sociedad, sentimientos que comenzará a examinar a raíz de su naciente amistad con una joven llamada Marta.

La cinta no tiene el propósito de revelar que a la industria de la música juvenil sólo le preocupa la estética, dejando de lado el verdadero valor de la sustancia artística, que lo plástico y artificial es lo primordial frente a la calidad vocal, eso sólo es el telón para mostrar temas como la explotación y traumas infantiles, así como la ambición parental.

QUIERO TU VOZ, QUIERO TU IMAGEN

Hace muchos años, Memo era una promesa juvenil del canto y, empujado por su padre, Jacinto, buscó fama en Miami en un programa de talentos, pero debido a sus kilos de más, un productor decidió que le prestaría su voz a otro chico con mejor “look”, Ángelo Casas.

A través de un flashback se conoce esta triste historia, que presenta una dualidad de explotación infantil, en primer lugar, la utilización de la prodigiosa voz de Memo, cuyo físico no es la estética de una estrella infantil de la farándula musical de los 90´s, por lo que su padre Jacinto, como representante del menor, firma un contrato para que sea usada su voz.

La segunda explotación se da con Ángelo Casas, que realizará sólo playback en sus presentaciones en vivo, pues realmente quien interpretará las canciones es Memo, pero la imagen del primero será utilizada por ser más acorde en la industria musical, y al ser un menor, es obvio que detrás de él hay un mayor de edad, probablemente otro padre ambicioso.

UN ERMITAÑO SOÑADOR

Ahora Memo, ya varios años más grande, huye de los recuerdos y de la compañía de otras personas, a excepción de su tío Braulio; aunque a hurtadillas se cuela en las casas de los vecinos, donde toma retazos de tela con los que confecciona un brillante atuendo, y en la soledad de su cuarto sueña con las luces de un escenario.

Los majestuosos escenarios del sur chileno, y sobre todo de los bosques y riveras, dan la magnitud a esa sensación de aislamiento del personaje, y las vistas frontales de las casas de los vecinos al otro lado de la ribera, profundizan la soledad de Memo.

El anhelo de todo artista es estar frente a su público, y en el caso de Memo, es un anhelo frustrado, porque una mala jugada del destino le negó esa ilusión; pudiera pensarse que la explotación de su voz en el anonimato es la causa de su retiro social voluntario, pero hay algo aún más grave.

UNA VISITA INESPERADA

El tío Braulio tiene un accidente arreglando el motor de una lancha, lo que obliga a Memo a trasladarlo hasta la otra orilla del lago para que unos vecinos lo lleven al hospital; uno de los proveedores de pieles enferma y las manda con Marta, una joven que de inmediato nota la presencia del silencioso Memo, a quien nunca ha visto en el pueblo.

La llegada de esta joven cambiará todo en la rutina de Memo, pues un día lo descubre con un walkman cantando en pleno bosque ante un auditorio imaginario, ella lo obligará a enfrentar su pasado dándole la oportunidad de liberar todo lo que lleva dentro.

La mayoría de los traumas psicológicos tienen una etiología en la infancia, y para su tratamiento es necesario encontrar el origen y que el paciente hable abiertamente de ello; Marta desconoce la verdadera identidad de Memo, le toma un video con su celular interpretando “Nobody knows I’m here”, un éxito de la estrella pop juvenil llamada Ángelo e inocentemente lo muestra a su amigo periodista Samuel, que lo reconoce y lo sube a una red social, haciéndose viral en cuestión de minutos.

Pero, ¿por qué se hizo viral el video de una persona obesa cantando un éxito del pasado?

UN ENCUENTRO INESPERADO

El tío Braulio regresa a casa sin saber todo lo que ha sucedido hasta que llega Jacinto, y le reclama a su hijo Memo lo del video viral, pues se está volviendo toda una tragedia, pero ya lo tiene arreglado, debe acudir a un programa televisivo en donde se encontrará con Ángelo Casas para limar asperezas del pasado.

Es claro que la intención del ambicioso padre de Memo es seguir ganando dinero a costa de su hijo, pero contrario a ello, Memo ve la oportunidad para afrontar a Ángelo para que confiese que la voz de sus éxitos era la de él.

Ángelo Casas, ahora ha escrito una autobiografía llamada “Mi Camino”, sin que se revele si hay un escrito fantasma, es motivo para que la gente se supere día a día, pero sin adelantar lo que sucede en este encuentro y la causa real del aislamiento de Memo, sólo hay que precisar que el propio Ángelo es otro ermitaño que también sufre de las decisiones tomadas por un adulto en su infancia, que también anhela estar frente a una audiencia, y que no puede desahogar sus frustraciones sin revelar la verdad de lo sucedido.

Dos infantes que perdieron su infancia, A Memo Garrido le quitaron su voz para fabricar una estrella infantil de la música latina a principios de los 90’s, mientras que Ángelo perdió una carrera musical y algo más; dos adultos que han perdido una sana madurez, uno vive alejado del mundo y el otro en el mundo, pero alejado de sí mismo; dos personas que pueden afrontar una vejez digna y feliz, sólo es cuestión de revelar la verdad.

“Nadie Sabe que Estoy Aquí”, es una cinta que se esfuerza por responder a la incógnita sobre qué se esconde detrás de los artistas; la mayoría de las veces la realidad del talento no coincide precisamente con el imaginario que tienen los fanáticos de su ídolo, por eso es preferible mantener una sana distancia de la figura de idolatría; el mundo del pop sabe la historia del dueto alemán Milli Vanilli, que hacían playback, siendo el primer grupo en la historia de los Grammy al que le han retirado el galardón.

Por cierto, la versión de la canción “Out of Sight”, tema central del largometraje, es en realidad interpretada por el actor Jorge García, lo que confirma su buena capacidad vocal, y en su letra ratifica los sentimientos de su protagonista: “nadie sabe que estoy aquí, nadie me habla y nadie me puede liberar”; pero, ¿qué pasa cuando la persona que se conoce nunca fue el verdadero artista?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Acerca de misionpo 14101 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.