En la “Cuna del Rebozo”, Surge la Prenda de la Diversidad

Reportaje

Por Susana Vega López

Dicen que es primo-hermano del ayate indígena de ixtle como aquel donde quedó plasmada la imagen de la Virgen María cuando se le apareció al indio Juan Diego; que es pariente del mamatl de algodón (una pieza prehispánica); que es originario de la India; que es descendiente de la mantilla española y que llegó con el galeón de Manila: el rebozo.

Es una prenda que da identidad, que tiene historia, que habla de quien la porta, que se usa para cubrirse del sol, para protegerse del frío, para cargar a bebés y niños, o para ayudarse a transportar alguna mercancía.

Los tamaños varían de metro y medio a tres metros de largo. Los elaboran de algodón, estambre, lana, artisela y hasta de seda (los más caros) de diferentes colores, con diversos puntos o tejidos, que se hacen en telares de cintura, en urdimbres especiales para diferentes acabados.

En el Museo Casa del Rebozo en Santa María del Río, un espacio del universo artesanal potosino, se encuentra la Escuela Taller de Rebocería, a 48 kilómetros de la ciudad de San Luis Potosí.

Allí, el maestro rebocero Arturo Estrada creó su “Rebozo de la Diversidad”, el cual es el primero en su tipo en este México que con su apertura a todos y todas da cabida a nuevos productos donde la imaginación de los que elaboran estas prendas da rienda suelta para crear novedosos diseños.

El experimentado tejedor se reinventa y se muestra como un maestro que va a la vanguardia al mostrar, en días pasados, un original rebozo que presenta en un fondo blanco para resaltar, en todo su esplendor, los colores rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta, con detalles en color negro para que luzcan en una pieza artesanal de artisela; un arcoíris elaborado en un telar de cintura, con un empuntado tradicional de tiras cerradas.

Luego de 45 días de trabajo, el maestro Estrada presentó el primer rebozo en la historia de Santa María del Río, en el que plasmó estos colores que dan identidad a todos los colectivos que luchan por preferencias sexuales, por la diversidad, con aplicaciones de seis cadenas teñidas por la técnica del ikat, de jaspe. Cadenas que representan la fraternidad entre todos.

Resulta que cada color tiene su significado; el rojo representa la vida; el naranja, la salud; el amarillo simboliza la luz del sol; el verde recuerda a la naturaleza; el azul se debe a que este color da serenidad y armonía, en tanto que el violeta se refiere a la espiritualidad de las personas. Así, los colores de la bandera gay se estampan para gritar que el ser humano tiene derecho a amar sin prejuicios.

El creador de esta obra de arte menciona que busca sorprender con lo inédito, con lo que es su vida y pasión por lo que el Rebozo de la Diversidad es un tejido que muestra un oficio en empatía en donde fusiona el quehacer artesanal con una visión incluyente a través de esta primera pieza que la hace única.

Él, orgulloso, afirma que “el Rebozo de la Diversidad no pertenece a un solo género, quiere ser lucido por cualquier manifestación de humanidad y se convierte en una bandera que ondea más allá de las preferencias sexuales”.

Lo anterior, porque acaba de terminar el mes del Orgullo LGBTTTIQ+, (lesbiana, gay, bisexual, trasvesti, transexual, transgénero, intersexual, queer –personas que no se rigen por la imposición de género y parten del supuesto de que el ser humano está limitado a la identidad de hombre y mujer-) y lo ideó con el objetivo de conmemorar esta fecha en Santa María del Río, San Luis Potosí, lugar reconocido en el país y en el mundo como “La cuna del rebozo”.

Y es que la calidad y belleza de sus creaciones perdura con el paso del tiempo ya que el municipio de Santa María del Río es un lugar dedicado a rendir homenaje a la cultura y tradición de los rebozos.

Cabe recordar que en la Casa del Rebozo se encuentra la escuela donde se enseña a tejer estas piezas en sus diversas técnicas a los interesados para lo cual es necesario inscribirse para aprender este oficio.

Acerca de misionpo 9805 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.